Teletrabajo en Colombia: Leyes y habilidades necesarias

Actualizado el 13 Dic 2023

Teletrabajo en Colombia

El teletrabajo en Colombia, junto a otras modalidades no presenciales, ha crecido exponencialmente en los últimos años, y la pandemia lo aceleró aún más. Conoce en este artículo qué es el teletrabajo, cómo se aplica, sus ventajas y desventajas, las leyes que lo regulan, las habilidades clave para triunfar en él y su futuro en el país.

Impulsado por la pandemia, el teletrabajo se convirtió en una de las principales herramientas de las empresas colombianas –y de todo el mundo– para mantener la productividad en la época de confinamiento. Una tendencia que, aunque con variaciones, se sostiene en Colombia y abrió la puerta para nuevos modelos de prestación de servicios.

En 2008, con la Ley del Teletrabajo, Colombia se convirtió en pionero en Latinoamérica en esta modalidad laboral, pero incluso 9 años después, en 2017, la adopción no despegaba como estaba previsto, por lo que había avances y retrocesos. Para 2020, el país contaba con más de 209.000 teletrabajadores, una cifra enorme en comparación con los apenas 31.500 empleados que trabajaban de esta forma en 2012 y los 122.000 teletrabajadores de 2018. Aún no hay datos oficiales más recientes, pero se estima que la cifra en 2023 ya ha superado los 250.000.

La llegada del Covid-19 sacudió las estructuras de todas las industrias y la propia vida de las personas, y en muchas empresas y organizaciones aceleró su Transformación Digital, estresando las cadenas globales de suministros y, por supuesto, llevando a sus hogares a millones de trabajadores (23 millones en América Latina).

El tema ha cobrado tanta importancia, que organizaciones globales como la ONU se han expresado sobre el teletrabajo, y han señalado que para que pueda beneficiar a más millones de personas debe enfrentarse la brecha digital y llevar a la conectividad universal.

Por ello, cuando el mundo ha regresado a la normalidad –¿o a una ‘nueva normalidad’?–, sigue siendo muy relevante pensar en qué consiste exactamente el teletrabajo, qué leyes lo cobijan en Colombia, las ventajas y desventajas de adoptarlo, y más. A continuación resolvemos muchas de las preguntas que genera esta modalidad laboral.

¿Qué es el teletrabajo?

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el teletrabajo es definido como “el trabajo a distancia (incluido el trabajo a domicilio) efectuado con auxilio de medios de telecomunicación y/o de una computadora”.

Para el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en su blog Factor Trabajo, se trata de la “realización de tareas desde otro lugar que no sea la oficina del empleador, utilizando las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC), y la telecomunicación”.

La legislación colombiana va más allá y estipula que es “una forma de organización laboral, que consiste en el desempeño de actividades remuneradas o prestación de servicios a terceros utilizando como soporte las tecnologías de la información y comunicación (TIC) para el contacto entre el trabajador y la empresa, sin requerirse la presencia física del trabajador en un sitio específico de trabajo”.

Aunque existen pequeñas variaciones en estas definiciones, lo más importante del teletrabajo se puede resumir en:

  • Es una actividad laboral que se lleva a cabo fuera de los muros de una organización.
  • Implica utilizar tecnología para facilitar la comunicación entre sus empleados y el control de los procesos.
  • Lleva consigo el desarrollo de nuevos modelos de seguimiento y control.

Historia y origen del teletrabajo


El teletrabajo, en su forma moderna, se originó en la década de 1970 como una respuesta a la creciente disponibilidad de tecnología de comunicación y computación. Figuras como Jack Nilles, un ingeniero de la NASA, acuñaron el término “telecommuting” y exploraron la idea de trabajar de forma remota para reducir el tráfico en las ciudades. Sin embargo, las raíces del teletrabajo se pueden rastrear incluso antes, con la llegada del telégrafo y el teléfono, que permitieron a las personas realizar ciertas tareas laborales desde lugares remotos. A lo largo de las décadas siguientes, el teletrabajo evolucionó con el avance de la tecnología de Internet y la comunicación digital, convirtiéndose en una modalidad laboral cada vez más común y aceptada.

El teletrabajo ha experimentado un aumento significativo en su adopción y aceptación, especialmente a raíz de la pandemia de COVID-19 en 2020, que obligó a muchas empresas y trabajadores a adoptar esta modalidad por necesidad. Lo que una vez fue considerado una opción alternativa o incluso una rareza en el mundo laboral, ahora se ha convertido en una práctica generalizada y aceptada en muchas industrias. Con la tecnología cada vez más avanzada y la aceptación generalizada de la flexibilidad laboral, el teletrabajo está destinado a seguir creciendo y evolucionando en los años venideros.

Características del teletrabajo y objetivos que persigue

El teletrabajo es una modalidad laboral que se caracteriza por permitir que los empleados realicen sus tareas y funciones desde fuera de la ubicación física tradicional de la empresa, generalmente desde sus hogares o lugares remotos. Algunas de sus características clave incluyen:

  1. Trabajo a Distancia: Los teletrabajadores no necesitan estar físicamente presentes en una oficina central o lugar de trabajo designado. Pueden realizar sus tareas desde cualquier lugar con acceso a internet y las herramientas necesarias.
  2. Flexibilidad de Horarios: El teletrabajo a menudo ofrece una mayor flexibilidad en cuanto a la gestión de horarios. Los empleados pueden adaptar su jornada laboral para acomodar sus necesidades personales y profesionales.
  3. Uso de Tecnología: Para que el teletrabajo sea efectivo, se requiere el uso de tecnologías de comunicación y colaboración en línea, como correo electrónico, videoconferencias y herramientas de gestión de proyectos.
  4. Medición de Resultados: La evaluación del desempeño en el teletrabajo se centra más en la productividad y los resultados entregados que en la presencia física en la oficina.
  5. Reducción de Desplazamientos: Los teletrabajadores evitan los desplazamientos diarios al trabajo, lo que puede resultar en un ahorro de tiempo y costos de transporte.

Los objetivos que persigue el teletrabajo varían según la organización y los empleados, pero algunos de los objetivos comunes incluyen:

  1. Mejora de la Conciliación Laboral y Personal: El teletrabajo busca permitir a los empleados equilibrar sus responsabilidades laborales y personales de manera más efectiva, lo que puede mejorar su calidad de vida.
  2. Aumento de la Productividad: Al brindar a los empleados un entorno de trabajo cómodo y flexible, el teletrabajo puede aumentar la productividad al reducir las distracciones y el estrés relacionado con el trabajo.
  3. Reducción de Costos: Tanto los empleados como las empresas pueden ahorrar dinero en transporte, comida fuera de casa y otros gastos asociados con la presencia física en la oficina.
  4. Acceso a un Talento Global: Las empresas pueden contratar a empleados talentosos de todo el mundo, sin limitarse a una ubicación geográfica específica.
  5. Mejora de la Sostenibilidad: Al reducir los desplazamientos diarios y la necesidad de grandes oficinas físicas, el teletrabajo puede contribuir a la reducción de la huella de carbono y promover prácticas empresariales más sostenibles.

Imagen de teletrabajo generada por IA con imagine.art

¿Cómo se aplica el teletrabajo?

Aunque la esencia del teletrabajo es sencilla –trabajar desde otro lugar fuera de la oficina–, su implementación dista de serlo: requiere de planeación, infraestructura tecnológica y nuevos procesos. El cambio al teletrabajo no solo es tecnológico, también es cultural.

Para facilitar esa transición múltiples entidades internacionales como la OIT han creado documentos de buenas prácticas. Igual ha pasado con el gobierno colombiano que, a través de su Ministerio del Trabajo, determinó 5 grandes pasos para implementarlo, incluyendo:

  • Compromiso institucional.
  • Planeación general del proyecto.
  • Autoevaluación de la organización.
  • Prueba piloto.
  • Apropiación y adopción del modelo.

Estos lineamientos describen la importancia de involucrar la alta gerencia, aconsejando la creación de documentos que aclaren las dudas, alcances y conceptos de la transformación en el modelo laboral. De igual forma, la necesidad de un diagnóstico que incluya los componentes jurídicos, tecnológicos y culturales en los cuales se encuentran las organizaciones. También se destaca la utilidad de la creación de pruebas piloto, de 4 a 6 meses, para determinar las posibles fallas. Y por último, una apropiación cultural que incluya un seguimiento constante de este modelo.

Organización del teletrabajo: sus modalidades

Según las leyes colombianas, desde 2008 el teletrabajo se divide en 3 grandes segmentos: teletrabajo autónomo, suplementario y móvil. Estas clasificaciones dependen del lugar de trabajo, el rol por desempeñar y el perfil del empleado.

Para comenzar, el teletrabajador autónomo es definido como el empleado independiente que se vale de las TIC para el desarrollo de sus tareas, realizándolas desde cualquier lugar elegido por él.

El teletrabajador suplementario se refiere aquel que teletrabaja al menos 2 días a la semana, es empleado con contrato laboral que alterna sus tareas entre la oficina o sede de su empleador y otro lugar (su casa o cualquier otro).

Por último, el teletrabajador móvil es aquel que no tiene definido un lugar de trabajo y usa dispositivos móviles para ejecutar sus deberes. Suele ausentarse con frecuencia de la oficina.

En estos 3 microvideos, el Ministerio TIC explica claramente estas 3 modalidades de teletrabajo.

Cabe resaltar que estos conceptos datan de hace 15 años, y que incluso sin contar la pandemia, este es un tiempo muy amplio en el que han cambiado las tecnologías, las expectativas de empleadores y empleados, las formas de practicarlo y hasta los términos.

Más actual resulta la lista de modalidades del blog del BID, que menciona las siguientes:

  1. Teletrabajo desde casa: Implica trabajar en el domicilio utilizando tecnología, con control del empleador o flexibilidad horaria según el acuerdo establecido.
  2. Teletrabajo híbrido: Realizado ocasionalmente, combina trabajo remoto y oficina, brindando flexibilidad en la ubicación y días de trabajo.
  3. Teletrabajo de elevada movilidad: Incluye empleados itinerantes que prestan servicios en distintos lugares, como representantes comerciales y de ventas.
  4. Telecentros o coworking: Son espacios y recursos compartidos donde las empresas pueden alquilar lugares para sus teletrabajadores, fomentando la colaboración.
  5. Teletrabajo nómada: Consiste en profesionales sin lugar fijo que trabajan en diferentes espacios como cafés, hoteles o en los propios coworking.
  6. Teletrabajo en hotelling: Trabajadores desempeñan sus tareas en espacios reservados dentro de otras empresas, ideal para servicios externos.
  7. Teletrabajo offshore: Surge al tercerizar tareas a fuerzas laborales en otros países, aprovechando talento y husos horarios convenientes a costos competitivos.

¿Qué ventajas y desventajas tiene el teletrabajo para el trabajador y para la empresa?

Young lady typing on keyboard of laptop in living room
Foto: Pexels.

Durante los meses de confinamiento por la cuarentena, las empresas y todo tipo de organizaciones debieron asumir en tiempo récord el desafío de implementar de emergencia una nueva modalidad laboral sin la presencia física de los empleados. Y, pese a los lógicos errores en el proceso, pudieron experimentar los beneficios que siempre se le han atribuido al teletrabajo.

Entre los empleados, según distintos estudios en varios países, la mayoría se sintió más productiva, al tiempo que aumentó su grado de satisfacción y apego con la empresa.

Entre tanto, las organizaciones experimentaron una reducción en los costos fijos de arriendo o propiedad de sus oficinas, servicios públicos, renovación de hardware y otros gastos habituales del trabajo presencial.

Para mostrarles a los empresarios y los trabajadores cómo adoptar el teletrabajo podría llevarles estos beneficios mencionados, y otros más, el Ministerio TIC creó en 2019 la aplicación web llamada Calculapp, que muestra los ahorros económicos, de tiempo y otros beneficios para los empresarios y para los trabajadores.

Otros beneficios asociados al teletrabajo se relacionan con bienestar físico y emocional, bienestar financiero e incluso social, porque las ciudades también son beneficiadas por esta tendencia al tener menos gente en las calles y de esta forma se mejora su movilidad. Además, se crea empleo en ciudades y regiones menos pobladas, pues los teletrabajadores pueden vivir fuera de la ciudad sede de su empresa.

En cuanto a las desventajas potenciales, se encuentran el posible aislamiento de los empleados entre sí y con su empresa y potenciales problemas de salud mental, la mala ergonomía de los muebles en el hogar y sus consecuentes afectaciones a la salud física, los riesgos de no separar el trabajo de la vida familiar y síndromes como el de ‘burnout’, del lado de los empleados. Y para las empresas, son desventajas o riesgos la falta de control sobre lo que están haciendo los empleados, nuevos desafíos de ciberseguridad y la falta de pertenencia y el agotamiento de sus trabajadores.

Leyes que regulan el teletrabajo en Colombia

La Ley 1221 de 2008 y los decretos 884 del 2012 y el 1227 de 2022 son las bases normativas que reglamentan el teletrabajo en Colombia. La primera de ellas, la Ley 1221, reconoció oficialmente el Teletrabajo como una modalidad laboral en el país, al tiempo que creó la Red Nacional de Fomento al Teletrabajo.

Por otro lado, el Decreto 884 de 2012 determinó unas condiciones laborales entre empleadores y teletrabajadores que incluyen principios de voluntariedad, igualdad y reversibilidad que aplican para el modelo.

En cuanto al Decreto 1227 de 2022, se trató de una medida que buscaba facilitar y eliminar las brechas para la implementación del Teletrabajo. Dentro de estas medidas se incluyó que el empleador y la empresa puedan llegar a un acuerdo para que el teletrabajador use sus propias herramientas y reciba una compensación por ello.

Además de la conocida Ley del Teletrabajo de 2008 y los decretos mencionados, la adopción intensa y sin preparación del teletrabajo y el trabajo remoto durante la pandemia generaron malas prácticas, tales como extensas jornadas, mensajes de los jefes en horarios extralaborales y problemas de salud y desbalance entre trabajo y tiempo libre.

Por ello, los legisladores y el Ministerio de Trabajo impulsaron diversas leyes que complementan la Ley de 2008. En mayo de 2021 aprobaron la Ley 2088, de Trabajo en Casa, y meses después, en agosto, la Ley 2121, de Trabajo Remoto (que luego fue reglamentada con el Decreto 555). Adicionalmente, en enero de 2022 se aprobó la Ley 2191, conocida como la Ley de Desconexión Laboral.

¿Cuál es la diferencia entre teletrabajo, trabajo en casa y trabajo remoto?

Según las leyes mencionadas de 2008 y 2021, en Colombia estas son las características de estas 3 modalidades de trabajo:

ConceptoTeletrabajoTrabajo en casaTrabajo remoto
DefiniciónForma de organización laboral que utiliza las TIC para el contacto entre trabajador y empresa.Habilitación temporal para desempeñar funciones laborales fuera del sitio habitual.Modalidad en la que toda la relación laboral se realiza de manera remota.
CaracterísticasNo requiere presencia física en un sitio específico de trabajo.No hay interacción física entre empleador y trabajador.
Para su implementación se requiere la adaptación del reglamento interno de trabajo.No requiere un contrato especial como el teletrabajo, pues se trata de algo ocasional o por circunstancias especiales.
El trabajador tiene la facultad de decidir regresar a un espacio presencial.El trabajo en casa es obligatorio. El empleado no puede decidir volver a una oficina.Es voluntario. No tiene la opción de exigir trabajar en una oficina.
HerramientasLas debe proveer el empleador.El trabajador puede usar sus propias herramientas. (Y recibe un auxilio de conexión, si su salario es menor a 2 salarios mínimos).El empleador debe proveerlas.
DuraciónForma organizativa a largo plazo.Opción transitoria y circunstancial.Relación laboral completamente remota desde el inicio. Sin interacción física.
Implica un contrato laboral especial.No implica cambio en la relación laboral.No se rige por las normas del teletrabajo o del trabajo en casa.
RegulaciónLey 1221 de 2008Ley 2088 de 2021Ley 2121 de 2021

Software de teletrabajo (y otras herramientas tecnológicas)

El software, incluidos los servicios en línea, cumple un papel crucial en el teletrabajo y las otras modalidades virtuales, ya que permiten a las empresas y empleados aumentar su productividad, comunicarse de manera eficiente y colaborar en tiempo real, sin importar la ubicación.

Y el teletrabajo no solo depende del software: el hardware y la conectividad también juegan un papel fundamental. Un equipo de cómputo eficiente y actualizado, junto con periféricos adecuados, como teclado, cámaras web y parlantes, permite a los empleados trabajar de manera cómoda, eficiente y saludable.

Por supuesto, software y hardware deben estar acompañados de una conexión a Internet confiable y de banda ancha o alta velocidad, que hoy es imprescindible para garantizar que las herramientas en línea funcionen sin problemas y que la comunicación y colaboración se realicen sin interrupciones.

En este informe no es el propósito presentar un mapa completo de las soluciones tecnológicas útiles para el teletrabajo, pero esta sencilla tabla puede orientar a un empresario o a un trabajador independiente sobre qué elementos tecnológicos podrían sumarse a un proyecto de teletrabajo –o trabajo remoto o virtual, desde el punto de vista de las empresas y de los trabajadores:

Tabla elaborada por Impacto TIC con ayuda de ChatGPT.

Habilidades clave para triunfar en el teletrabajo

Para un trabajador, ser exitoso en la modalidad de teletrabajo o en alguna otra modalidad no presencial exige no solo las habilidades de su labor y del trabajo tradicional, sino otras que compensan las limitaciones emocionales y de comunicación que brinda la presencialidad.

No todo trabajador, por bueno que sea, garantiza ser exitoso con su trabajo desde la virtualidad. Por eso, la decisión de una empresa de ‘enviarlo a casa’ debe iniciar con un diagnóstico de sus habilidades y con una presparación de su espacio de trabajo, entre otros aspectos.

Requisitos para el trabajador a distancia

Estas son algunas de esas habilidades:

  • Autodisciplina: Mantenerse enfocado y evitar distracciones en el entorno doméstico.
  • Gestión del tiempo: Establecer y cumplir horarios y priorizar tareas de manera eficiente.
  • Comunicación efectiva: Ser claro y conciso en la comunicación escrita y verbal.
  • Habilidades digitales y tecnológicas: Comprender el entorno digital, las redes sociales y las plataformas y herramientas de hardware, software y especialmente las de colaboración en línea.
  • Adaptabilidad: Ajustarse a diferentes entornos y situaciones con rapidez.
  • Solución de problemas: Resolver problemas de forma independiente y creativa.
  • Autonomía: Trabajar sin supervisión constante y tomar la iniciativa.
  • Trabajo en equipo virtual: Colaborar y construir relaciones con colegas a distancia.
  • Toma de decisiones: Tomar decisiones informadas y oportunistas.
  • Organización: Mantener un espacio de trabajo ordenado y gestionar recursos.
  • Aprendizaje continuo: Estar abierto a adquirir nuevos conocimientos y habilidades.
  • Gestión del estrés: Manejar la presión y el estrés en situaciones laborales desafiantes.
  • Resiliencia: Recuperarse rápidamente de contratiempos y mantener la motivación.
  • Inteligencia emocional: Reconocer y gestionar las emociones propias y de los demás.
  • Habilidades de presentación: Presentar información de forma efectiva en reuniones virtuales.

Requisitos para las empresas

Al igual que los trabajadores, las empresas deben crear estrategias para adoptar adecuadamente el teletrabajo y otras modalidades no presenciales, y también necesitan tener capacidades para ser exitosas en la adopción del teletrabajo o trabajo remoto. Algunas de estas incluyen:

  • Comunicación efectiva: Las empresas deben poder comunicarse de manera efectiva y clara con los empleados que trabajan de forma remota. Esto incluye el uso de herramientas de comunicación en línea y el establecimiento de expectativas claras para la comunicación.
  • Flexibilidad: Las empresas deben ser capaces de adaptarse a diferentes situaciones y necesidades de los empleados que trabajan de forma remota. Esto puede incluir horarios de trabajo flexibles y la posibilidad de trabajar desde diferentes ubicaciones.
  • Confianza y autonomía: Las empresas deben confiar en sus empleados para trabajar de manera independiente y tomar decisiones informadas sin la necesidad de supervisión constante.
  • Gestión remota: Las empresas deben ser capaces de gestionar a sus empleados de forma remota y mantener la motivación y el compromiso de los trabajadores.
  • Tecnología y herramientas adecuadas: Las empresas deben proporcionar a sus empleados las herramientas y tecnología necesarias para realizar su trabajo de forma remota, incluyendo acceso a plataformas de colaboración y herramientas de gestión de proyectos.
  • Cultura y valores: Las empresas deben mantener una cultura corporativa positiva y fomentar los valores y la colaboración, incluso en un entorno de trabajo remoto.
  • Planificación y organización: Las empresas deben ser capaces de planificar y organizar el trabajo de forma efectiva para garantizar que los objetivos y proyectos se completen a tiempo y de manera eficiente.

Teletrabajo e inclusión

El “teletrabajo incluyente” en Colombia se refiere a la implementación de la modalidad de trabajo remoto de manera equitativa y accesible para todas las personas, sin importar su género, capacidad, orientación sexual o cualquier otra característica personal. Esto implica la promoción de la diversidad y la equidad en el lugar de trabajo, el fomento de políticas de no discriminación, y la adaptación de tecnologías y horarios para garantizar la igualdad de oportunidades. La iniciativa busca crear un entorno laboral que valore y respete la diversidad, promoviendo un teletrabajo que sea inclusivo y beneficioso para todos los empleados en Colombia.

El enfoque del teletrabajo incluyente es esencial para avanzar hacia una sociedad y un entorno laboral más justos y equitativos, donde todas las personas tengan la oportunidad de participar plenamente en el mercado laboral, independientemente de sus características personales, y donde se promueva la igualdad de oportunidades y el respeto a la diversidad.

Modalidades de teletrabajo en Colombia

En Colombia, el teletrabajo se regula principalmente a través de la Ley 1221 de 2008 y el Decreto 884 de 2012. Estas normativas establecen las modalidades de teletrabajo que son reconocidas en el país. Algunas de las modalidades de teletrabajo en Colombia incluyen:

  • Teletrabajo Ocasional: En esta modalidad, el empleado realiza sus labores desde su hogar o desde un lugar remoto de manera esporádica, sin un horario fijo. El teletrabajo ocasional puede ser acordado entre el empleado y el empleador para situaciones específicas, como emergencias o necesidades puntuales.
  • Teletrabajo Regular: En este caso, el empleado trabaja de forma remota de manera recurrente, generalmente parte de su jornada laboral se lleva a cabo desde un lugar diferente a la oficina central de la empresa. El teletrabajo regular suele requerir un acuerdo formal entre el empleado y el empleador.
  • Teletrabajo Móvil: Esta modalidad permite al empleado trabajar desde diversos lugares, incluyendo su hogar, diferentes oficinas de la empresa o incluso mientras se encuentra en viajes de negocios. El teletrabajo móvil se caracteriza por la flexibilidad en cuanto a la ubicación del trabajo.
  • Teletrabajo por Objetivos: En esta modalidad, el empleado establece metas y objetivos específicos con su empleador y tiene la libertad de cumplirlos desde cualquier lugar y en cualquier momento. El énfasis se pone en los resultados y la productividad, en lugar de las horas de trabajo.

Como implementar el teletrabajo en una empresa

La implementación exitosa del teletrabajo en una empresa de Colombia implica varios pasos importantes para garantizar su efectividad y cumplimiento normativo. Aquí hay una guía paso a paso:

  1. Evaluar la Viabilidad del Teletrabajo:
    • Identificar roles y funciones adecuadas para el teletrabajo.
    • Evaluar la infraestructura tecnológica y de comunicación de la empresa.
  2. Definir una Política de Teletrabajo:
    • Desarrollar una política que establezca las condiciones, derechos y deberes de los empleados y empleadores en el teletrabajo.
    • Incluir cláusulas sobre la seguridad de datos, horarios, entrega de resultados y la posibilidad de revertir el acuerdo si es necesario.
  3. Identificar Roles y Empleados Aptos:
    • Seleccionar empleados que tengan la capacidad de trabajar de manera autónoma y responsable.
    • Establecer criterios claros para determinar qué roles son elegibles para el teletrabajo.
  4. Establecer un Acuerdo de Teletrabajo:
    • Formalizar el acuerdo mediante un documento escrito que incluya los términos y condiciones del teletrabajo.
    • Asegurarse de que ambos empleados y empleadores comprendan y acepten los términos.
  5. Proporcionar Recursos y Capacitación:
    • Suministrar a los empleados el equipo y las herramientas necesarios, como computadoras portátiles seguras y acceso a redes seguras.
    • Ofrecer capacitación en seguridad cibernética y mejores prácticas de teletrabajo.
  6. Implementar Medidas de Seguridad:
    • Establecer medidas de seguridad para proteger la confidencialidad de la información de la empresa y de los clientes.
    • Implementar VPN, cifrado de datos y autenticación de dos factores para garantizar la seguridad de las comunicaciones.
  7. Establecer Métricas y KPIs:
    • Definir indicadores clave de rendimiento (KPIs) para medir la productividad y el desempeño de los empleados en el teletrabajo.
    • Establecer metas claras para los resultados esperados.
  8. Fomentar la Comunicación:
    • Establecer canales de comunicación regulares para mantener una conexión efectiva entre empleados y empleadores.
    • Utilizar herramientas de colaboración en línea para reuniones virtuales y seguimiento de proyectos.
  9. Evaluar y Ajustar:
    • Realizar evaluaciones periódicas para medir el éxito del teletrabajo y realizar ajustes según sea necesario.
    • Escuchar el feedback de los empleados y hacer mejoras en función de sus necesidades.
  10. Cumplir con las Normativas Legales:
    • Asegurarse de que el teletrabajo cumple con todas las regulaciones laborales y de seguridad de datos en Colombia.
    • Cumplir con los acuerdos y requerimientos de contratación y seguridad social aplicables.

Ayudas para la implemetación del teletrabajo

En Colombia, existen algunas ayudas y programas que pueden apoyar a las empresas en la implementación del teletrabajo y fomentar su adopción. A continuación, se mencionan algunas de las fuentes de ayuda disponibles:

  1. Programas de Entidades Gubernamentales: Algunas entidades gubernamentales en Colombia ofrecen programas y recursos para promover el teletrabajo. Por ejemplo, el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTIC) puede proporcionar orientación y recursos relacionados con la tecnología y la seguridad cibernética para el teletrabajo.
  2. Cámaras de Comercio y Gremios Empresariales: Las cámaras de comercio y organizaciones empresariales en Colombia pueden brindar asesoramiento y recursos sobre el teletrabajo, así como facilitar conexiones con otras empresas que ya han implementado esta modalidad laboral.
  3. Consultoras Especializadas: Hay consultoras y empresas de consultoría especializadas en teletrabajo y gestión del cambio que pueden ayudar en la implementación de políticas y prácticas de teletrabajo, desde la evaluación de la viabilidad hasta la capacitación de empleados y supervisores.
  4. Capacitación y Formación: Varias instituciones y organizaciones ofrecen programas de capacitación y formación en teletrabajo, tanto para empleadores como para empleados. Estos programas pueden ayudar a las empresas a prepararse para esta modalidad laboral.
  5. Apoyo en Tecnología y Software: Algunas empresas de tecnología ofrecen soluciones y software específicos para el teletrabajo. Pueden proporcionar recursos y orientación sobre cómo implementar estas herramientas de manera efectiva.
  6. Programas de Financiamiento y Subsidios: En ciertos casos, las empresas pueden acceder a programas de financiamiento o subsidios que apoyan la inversión en tecnología y equipos necesarios para el teletrabajo. Estos programas pueden variar según la región y la industria.
  7. Recursos de Organizaciones Internacionales: Organizaciones como la Organización Internacional del Trabajo (OIT) ofrecen recursos y directrices para la implementación del teletrabajo de manera efectiva y segura.

Plataformas para encontrar empleo y talentos en remoto

Para encontrar empleo y talento en trabajos remotos en Colombia, puedes explorar las siguientes páginas web y plataformas:

Para Empleadores:

  1. CompuTrabajo Colombia (www.computrabajo.com.co): Ofrece una sección dedicada a empleos en remoto y teletrabajo.
  2. LinkedIn (www.linkedin.com): Utiliza su función de búsqueda avanzada para encontrar candidatos que estén interesados en el trabajo remoto y se ajusten a tus necesidades.
  3. Remote.co (www.remote.co): Aunque no es específicamente colombiana, es una plataforma que se enfoca en trabajos remotos en todo el mundo.
  4. Indeed Colombia (www.indeed.com.co): Puedes utilizar filtros de búsqueda para encontrar trabajos remotos en Colombia.
  5. Universidades y Escuelas Técnicas: Algunas instituciones educativas tienen bolsas de trabajo en línea donde puedes publicar ofertas de empleo para trabajos remotos.
  6. Plataformas de Freelancers: Plataformas como Upwork (www.upwork.com) y Freelancer (www.freelancer.com) te permiten encontrar talento independiente en Colombia para proyectos remotos.

Para Buscadores de Empleo:

  1. Trabajos.com Colombia (www.trabajos.com.co): Ofrece oportunidades de empleo en diversas áreas, incluyendo trabajos remotos.
  2. Remote OK (www.remoteok.io): Es una plataforma global que publica empleos remotos en todo el mundo, incluyendo algunas oportunidades en Colombia.
  3. Jooble (www.jooble.org.co): Agrega empleos de diversas fuentes, incluyendo trabajos remotos en Colombia.
  4. Glassdoor (www.glassdoor.com): Puedes buscar empleos remotos en Colombia utilizando filtros de búsqueda avanzada.
  5. Redes Sociales y Grupos Especializados: Explora grupos y comunidades en redes sociales como LinkedIn y Facebook que estén enfocados en trabajos remotos o en la industria específica en la que estás interesado.

Futuro del teletrabajo en Colombia

A pesar de las ventajas, el teletrabajo –así como las otras modalidades mencionadas, el trabajo en casa y el trabajo remoto– no es para todo el mundo. Según un estudio de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi), 39,8 % de las empresas encuestadas no estaba seguro de mantener la modalidad remota tras la pandemia. Una opinión que contrastaba con el 87,6 % de los empleados, que querían seguir trabajando remotamente, según una encuesta del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) realizada en 2022.

Entre estas opiniones diversas ha ganado mucha fuerza una tercera alternativa, y es la semipresencialidad o trabajo híbrido. Una medida bien vista por el 64 % de los empleados del país, porque permite mezclar los beneficios de bienestar mental de los empleados con la reducción de costos para las empresas.

Además, la presencialidad sigue siendo la mejor alternativa en muchas labores, y el trabajo presencial sigue brindando ventajas como el relacionamiento con los pares, generar una mayor visibilidad hacia diferentes niveles dentro de la organización y una mayor probabilidad de elevar el sentido de pertenencia.

El teletrabajo en Colombia tiene un gran futuro, para bien de empresas y trabajadores. Pero para que esto se concrete es fundamental que los empresarios sean abiertos y adaptables a los cambios –si a pesar de las lecciones de la pandemia aún no han dado este paso–, que comprendan que cada situación laboral es única y requiere un enfoque específico.

La presencialidad sigue siendo la mejor opción para ciertas labores, pues ofrece ventajas como el relacionamiento entre colegas, mayor visibilidad de los trabajadores en la organización y un sentido de pertenencia más fuerte. Al evaluar las necesidades de sus empleados y la dinámica de su negocio, los líderes pueden encontrar el anhelado equilibrio para lograr el máximo rendimiento y satisfacción laboral.

Ejemplos y casos de implementación éxitosa en el trabajo

  1. Automattic (WordPress): Automattic es la empresa matriz de WordPress.com y es conocida por su enfoque en el trabajo remoto. Con más de 1,600 empleados distribuidos en todo el mundo, la compañía ha demostrado que el teletrabajo puede ser altamente efectivo para el desarrollo de software, la colaboración en proyectos y la atención al cliente.
  2. Buffer: Buffer es una empresa de software de gestión de redes sociales que ha adoptado el teletrabajo como parte integral de su cultura desde su fundación en 2010. Con un equipo completamente distribuido, Buffer ha logrado un alto nivel de productividad y satisfacción del empleado mientras mantiene una fuerte conexión entre sus miembros a través de herramientas de comunicación en línea.
  3. GitLab: GitLab es una plataforma de desarrollo de software colaborativo que opera completamente de forma remota. Con más de 1,300 empleados en más de 65 países, GitLab ha demostrado que el trabajo remoto puede ser escalable y exitoso incluso en empresas con un alto nivel de colaboración y desarrollo de productos.
  4. FlexJobs: FlexJobs es una plataforma de búsqueda de empleo que se especializa en oportunidades de trabajo flexibles, incluyendo el teletrabajo. La empresa misma opera con un equipo remoto y ha sido reconocida por su compromiso con la flexibilidad laboral y la calidad de vida de sus empleados.
  5. Zapier: Zapier es una herramienta de automatización que conecta diferentes aplicaciones y servicios en línea. La compañía opera con un equipo completamente remoto y ha logrado un rápido crecimiento y éxito gracias a su enfoque en la eficiencia y la colaboración a distancia.

Foto principal: FreePik.

¿Qué te ha parecido este artículo?

H
Jorge Hernández

Periodista, escritor y libretista, ha trabajado en el diseño narrativo de videojuegos y con medios de tecnología como El Tiempo, El Espectador y la revista Esquire, entre otros. Amante del cine, el manga, los comics, las tardes grises de Bogotá, el café y los libros de Neil Gaiman.

email Sígueme en

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5