Cuando en 2017 hablábamos de la etiqueta digital (netiqueta) no imaginábamos cuán importante llegaría a ser en tan poco tiempo. En conversaciones es común que alguien mencione que las normas de convivencia cambiaron totalmente en 2020. En 2018 compartíamos algunos consejos para tener reuniones virtuales, que hoy siguen más vigentes que nunca y a los que se les pueden agregar muchos más.

Sin embargo, estos consejos no son suficientes, menos en un año en el que millones de personas en el mundo tuvieron que entrar al mundo virtual a la fuerza. En cuestión de semanas les tocó adaptarse a las nuevas reglas de juego, con entornos digitales y recomendaciones como «por favor enciendan sus cámaras», «apaguen los micrófonos», «quién desee intervenir pida la palabra en el chat», que son algunos de los casos más habituales que ejemplifican cómo las dinámicas han cambiado, y que con seguridad seguirán cambiando.

De otro lado, si las convivencias en red y la comunicación digital ya eran un reto enorme, con más personas en los entornos digitales, los desafíos se multiplican. La agresividad, los mensajes de odio, las campañas de desprestigio, los insultos, las informaciones falsas (mal llamadas noticias falsas) y la manipulación están a la orden del día. Las redes sociales, empresas de tecnología o Internet misma no pueden contener solas estos problemas, porque se trata de temas que involucran a diversos actores.

Cada parte tiene su rol

De un lado, estas empresas directamente relacionadas trabajan de diferentes maneras para hacerles frente a estos retos; de otro lado, los marcos normativos –aunque no avancen tan rápido como la tecnología lo hace– comienzan a a moverse; y finalmente, de parte de los usuarios, la formación es el principal antídoto. Para evitar problemas como el bullying o matoneo, la inseguridad (las amenazas digitales se dispararon durante 2020) o las adicciones o las noticias falsas hay responsabilidad de las empresas de Internet; pero también de cada usuario puede cambiar su comportamiento en las redes, mejorar su vida y la de los demás, y desde allí impulsar la anhelada Transformación Digital de nuestra sociedad.

En Impacto TIC estamos convencidos de que la construcción de una Ciudadanía Digital es el camino para generar ambientes sociales más sanos, en los que se aproveche la tecnología para generar oportunidades, especialmente desde los valores de respeto, de tolerancia y de tratar con pensamiento crítico el contenido que generamos y compartimos, y que esto nos lleve a aprovechar aún más todos los beneficios que tiene el mundo digital. 

Pero con una base de usuarios creciente, las alternativas de formación se quedan cortas, por lo que es necesario aunar esfuerzos para llegar cada vez más a más personas.

Estadística: Número de usuarios de internet por país en América Latina en 2020 | Statista
Encuentre más estadísticas en Statista

En este boom de migración de no nativos digitales a este entorno, la corresponsabilidad como sociedad es enorme. La población sigue creciendo, pasamos de 2.600 millones de personas (1950) a 7.900 millones (2020) y se espera que en los próximos 50 años el número aumente en 2.000 millones más. Hablar de ‘digital’ no será un tema de generaciones, será parte del día a día de cada persona. Niños, niñas, adolescentes, adultos, adultos mayores, personas con diferentes condiciones de discapacidad, de diferentes ubicaciones y contextos sociales están llegando a Internet a enfrentarse a un tsunami de información, de dinámicas, de muchas oportunidades y de riesgos que es necesario conocer. Y en Impacto TIC hemos venido impulsando a la sociedad colombiana a que dé el salto digital, con bases, con conocimiento, con acompañamiento y con contenido de calidad.

Hablamos de una sociedad digital y, como en toda sociedad, debemos ser conscientes de que tenemos derechos y deberes que son los que nos permiten funcionar. Por eso, es necesario dejar atrás esas frases erradas del mundo digital, mundo virtual y mundo real, como si fueran opuestos. El mundo es uno solo y tiene diferentes entornos; al ser un solo mundo, y muy real, cada acción trae consecuencias (positivas y negativas).

Más allá de saber prender un teléfono, del uso instrumental de cada aparato, el reto principal está en el uso y apropiación, así como en el relacionamiento social a través de entornos digitales. Es por eso que entender el rol de cada persona, su papel como ciudadano digital, es un factor clave para el desarrollo de la persona misma, de su entorno y, así mismo, de la sociedad. Para esto, es necesario fortalecer las habilidades de comunicación (respetuosa y efectiva), de pensamiento crítico y de generación de oportunidades y de contenidos.

Los problemas que se deben solucionar los conocemos, les hemos hecho seguimiento por varios años. Ahora, tomamos una parte más activa. Como medio de comunicación y empresa periodística independiente, decidimos ser impulsores de un verdadero cambio en Colombia a través de Soy Digital, el programa de Ciudadanía Digital de Facebook. Con esta red social compartimos ese objetivo de impulsar la Transformación Digital de la sociedad; pero no cualquier Transformación Digital, sino una en la que los escenarios digitales sean espacios en los que todos nos sintamos seguros, respetados e inspirados, y en los que de manera solidaria seamos capaces de generar nuevas oportunidades para todos. 

La Ciudadanía Digital se construye entre todos los actores digitales: las empresas de Internet, el Ministerio TIC y todas las entidades de Gobierno comprometidas con estos temas, los educadores, los medios de comunicación, los padres, las madres, docentes y en general todos los usuarios. Como uno de estos actores, en Impacto TIC sabemos que Soy Digital no es la primera ni la única alternativa para volvernos ciudadanos digitales. Soy Digital suma, como todas las iniciativas que se han desarrollado de este tema en el país, y aporta elementos adicionales que lo hacen muy especial y atractivo para los usuarios.  

Con Soy Digital los usuarios podrán acceder a contenidos originados por Facebook, intervenidos y aterrizados a la realidad que vivimos en Colombia por el equipo periodístico y asesores académicos de Impacto TIC ,y para el que hemos conformado un verdadero dream team de expertos en temas digitales que nos estarán acompañando como invitados especiales en varios de los talleres que se estarán impartiendo.

Buscaremos impactar a la mayor cantidad posible de colombianos, en las diferentes regiones del país, con distintos niveles de conocimiento, experiencias y usos de Internet y las herramientas digitales. Más allá de una meta numérica, que los colombianos empiecen a desarrollar un pensamiento crítico como ciudadanos digitales será lo que marque el éxito del programa en Colombia. El registro es gratuito y ya está abierto.