Pensar en la gente, escalar y priorizar la seguridad son las principales recomendaciones de Patricio Espinosa, gerente general de IBM Colombia, Venezuela y Región Caribe, quien lleva ya un poco más de 2 años liderando los esfuerzos de la tecnológica en la zona.

La gigante azul, reconocida no solo por su capacidad y servicios de computación o las tecnologías de nube, sino también por sus soluciones de Inteligencia Artificial (Watson), sus servicios en blockchain e incluso su división de computación cuántica, vivió momentos acelerados durante la pandemia. Pero el líder regional ve en el cambio una poderosa oportunidad para que las empresas crezcan exponencialmente. En entrevista con Impacto TIC, Espinosa compartió las razones por las que precisamente en pandemia decidió apostar por el crecimiento local y el talento made in Latam. 

Impacto TIC: ¿Cómo recibió IBM Colombia la llegada del Cóvid-19 al país?

Patricio Espinosa: Desde el comienzo, nuestro foco ha sido ayudar. La prioridad fue poner a disposición de nuestros empleados, clientes, socios y de la comunidad, como un todo, nuestras soluciones y servicios tecnológicos, como la nube, Inteligencia Artificial, entre otras, para apoyarlos en esta nueva era de Transformación Digital acelerada.

La pandemia planteó una Transformación Digital Acelerada. Escenarios que se esperaba que ocurrieran en 4 o 5 años, ahora se darán en un año o año y medio.

Lo que alguna vez fue un objetivo a largo plazo se convirtió en una clave para el futuro: estamos hablando de una verdadera Transformación Digital. Más que solo una aplicación, es un plan estratégico que incluye cultura, procesos críticos del negocio, seguridad y, por supuesto, tecnología.

En términos de respuesta ante la situación, ¿qué estrategias adoptaron interna y externamente en la compañía?

Lo más importante a la hora de implementar tecnologías son las personas. Las tecnologías emergentes tienen el propósito de mejorar la experiencia de cliente y, dentro de las empresas, conseguir mejores rendimientos, facilitando el día a día de los colaboradores.

Como lo hemos hecho desde hace 83 años en Colombia, en IBM apoyamos a nuestros clientes con las mejores soluciones, de clase mundial, para apoyarlos en sus procesos.  

Por ejemplo, este año en Colombia inauguramos el Centro Cognitivo de Transformación. Es el octavo centro de IBM y el de mayor capacidad en América Latina. En este centro se gestionan, optimizan y reinventan digitalmente los procesos y servicios corporativos para clientes. Y todo eso se hace con talento colombiano, mezclando lo mejor de las habilidades con la tecnología.

Debido a la pandemia, según cifras de IDC, un 59 % de las compañías tiene intención de aumentar la inversión en soluciones cognitivas en los próximos 12 meses. Como respuesta a la pandemia decidimos enfocarnos en los entornos de nube híbrida, que los clientes necesitan, y en desplegar tecnologías como Inteligencia Artificial, nube y blockchain, para hacer los procesos más eficientes, con mejores resultados.

A propósito del Centro Cognitivo de Transformación, ¿qué se puede hacer durante la nueva normalidad para cerrar las brechas digitales entre Colombia y otros países?

Colombia va por buen camino y muchas organizaciones están a la vanguardia de la digitalización e implementación de nuevas tecnologías. La clave es identificar cómo la tecnología puede convertirse en un factor eficiente, que apoye los procesos internos, impactando hacia afuera.

Centro Cognitivo de Transformación de IBM en Bogotá. Foto: cortesía de IBM.

De acuerdo con un reciente estudio del Institute for Business Value de IBM, un 66 % de los ejecutivos coincide en que, como consecuencia de la pandemia, ha completado iniciativas en las que anteriormente encontró resistencia. Muchos ejecutivos aplicarán cada vez más la automatización en todas las funciones comerciales. Por ejemplo, durante los próximos 2 años, la priorización de la tecnología de IA aumentará en 20 puntos porcentuales, mientras que el 60 % de los ejecutivos encuestados dijo que ha acelerado la automatización de procesos.

Las tecnológicas estamos muy abiertas a la colaboración tanto con el sector público como privado, así que en 2021 vamos a tener la implementación exponencial de tecnologías emergentes y digitalización en varias áreas.  

Por ejemplo, la Universidad Eafit se convirtió en la primera institución académica en tener el curso de Computación Cuántica de IBM Skills Academy en América Latina, ofreciendo capacitación en esta tecnología, bajo la modalidad T3: IBM capacita a los profesores, para que luego estos capaciten a los estudiantes.

¿Qué procesos destaca en Colombia? ¿Cuál ha sido la lección del año de la pandemia?

La principal lección es: nunca es tarde para empezar con un plan de Transformación Digital, lo importante es empezar. Colombia tiene un potencial muy alto cuando se trata de adopción de nuevas tecnologías. Durante 2020, en IBM tuvimos el gusto de trabajar con organizaciones que marcaron la diferencia y fueron referentes en América Latina, apostando de ceros para ser pioneros.

En cuanto a procesos, por ejemplo, junto con la Clínica Las Américas, Boston Scientific y las empresas de tecnología Cornerstone y RoadLaunch, anunciamos el primer caso de la región relacionado con blockchain, usado para seguimiento de dispositivos médicos. En este caso logramos el seguimiento, control y abastecimiento –en tiempo real– de dispositivos como catéteres, marcapasos, entre otros. Gracias a la tecnología se disminuyó el tiempo de facturación en un 90 % y ahora la entrega de insumos se realiza en menos de 24 horas.

¿Qué cambios notó en materia de digitalización tras la pandemia? ¿Hubo cambios en el consumidor?, ¿en procesos de clientes?

Creo que la gente querrá cada vez más opciones digitales, buscando una Inteligencia Artificial más eficaz y libre de sesgos, y contando con los más altos estándares en ciberseguridad.

Las empresas en Colombia están migrando hacia el mundo digital, moviéndose a la nube para ofrecer más valor agregado a sus clientes. Hoy, más que nunca, este proceso se ha acelerado: es vital ser digital, es vital tener la agilidad necesaria para responder a las necesidades del cliente.

En el estudio del Institute for Business Value, encontramos que 6 de cada 10 organizaciones han acelerado sus transformaciones digitales debido a la pandemia, y estamos hablando de todas las industrias. Esto es una respuesta a las nuevas demandas y experiencias que los consumidores están exigiendo en esta nueva era. Los consumidores tienen la intención de seguir adquiriendo comestibles, kits de comida, herramientas virtuales, equipos para el hogar y ropa después de la pandemia.

Creo que en 2021, las empresas que comenzaron o continuaron con la implementación de tecnologías durante estos 12 meses pasados obtendrán cada vez más resultados que las llevarán a tomar decisiones en tiempo real, basadas en datos.

Uno de los principales retos para el 2021 será el desempleo. ¿Qué se necesita para redirigir a esa fuerza disponible a los segmentos de alta demanda como la tecnología?

En los próximos 3 años, más de 120 millones de trabajadores en las 12 principales economías tendrán que volver a entrenarse o recalificarse, como resultado de la Inteligencia Artificial y la automatización inteligente. Otro dato clave es que una habilidad aprendida hoy será aproximadamente la mitad de valiosa en tan solo 5 años o menos.

El talento es primordial, y por eso la importancia de apostar por el aprendizaje constante, que permita estar a la vanguardia de las herramientas que facilitan el trabajo diario, haciendo el trabajo humano mucho más estratégico.

A nivel de nuevas generaciones, teniendo en cuenta la brecha de profesionales en tecnología en Colombia, es fundamental incentivar las carreras Stem (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas). El sector educativo, el Gobierno y las empresas privadas debemos trabajar en iniciativas en conjunto, para generar oportunidades. Desde IBM Colombia, por ejemplo, tenemos una gran meta y es seguir expandiendo nuestro modelo educativo P-Tech, que busca formar a los estudiantes de últimos grados de colegio en habilidades requeridas en la Cuarta Revolución Industrial.

¿Cuáles serían sus consejos para este 2021?

Arranco con pensar primero en la gente. La implementación de tecnologías tiene éxito cuando hay un plan estratégico detrás, que incluya la cultura. Y en ese sentido, el reentrenamiento de habilidades o aprendizaje de nuevas es fundamental, eso ayudará a las empresas a transformarse y reinventarse de forma más rápida para poder adecuarse al cambio.

Segundo, la escalabilidad es clave. Planificar en grande, comenzar en pequeño y siempre volver a planificar. Muchas empresas se ven tentadas a incluir todas las tecnologías para ofrecer «la mejor y más completa experiencia posible», pero resultan abarcando demasiado. La clave está en ir paso por paso, escalar hacia una reinvención total integral. En 2021, las tecnologías de nube híbrida seguirán siendo una ruptura de barreras para la empresa y una estrategia con visión de futuro.

Y en tercer lugar, la seguridad debe ser la máxima prioridad para las organizaciones. Los ciberdelincuentes están calculando sus ataques y continúan cambiando sus tácticas para atraer a las víctimas, capitalizando los temores y la confusión de las personas durante este tiempo. Tener una estrategia clara de seguridad blindará a las organizaciones de incidentes como fugas de datos o phishing.

Encuentre aquí la entrevista de Patricio Espinosa con Impacto TIC sobre la Cuarta Revolución Industrial.

Imagen principal: The Digital Artist (Pixabay).