“Ahora más que nunca, el mundo necesita tecnología más flexible”: Red Hat

Hanen García, gerente global de Soluciones de Telecomunicaciones de Red Hat, asegura que muchos planes a mediano plazo tendrán que acelerarse.

Publicado el 15 Abr 2020

edge computing 01

Por estos días y en plena cuarentena, Red Hat –reconocida como una de las principales empresas proveedoras de soluciones open source en el mundo– ha sido noticia por su cambio de liderazgo y el afianzamiento de su misión en la industria tecnológica.

Según un anuncio oficial emitido por la compañía, a partir del 6 de abril asumiría como nuevo presidente Paul Cormier, quien hasta ese momento se desempeñaba como presidente de productos y tecnologías en la empresa; reemplaza en el cargo a Jim Whitehurst, quien pasa a ocupar la posición de presidente de IBM (una clara muestra de hacia dónde se dirige esta que es sin duda una de las más emblemáticas compañías de tecnología en toda la historia y que como se recordará adquirió Red Hat el año pasado).

“Durante más de una década, Cormier ha defendido el enfoque de la nube híbrida abierta, otorgando a los clientes la flexibilidad de poder entregar cualquier aplicación, en cualquier lugar, desde el edge y el bare metal, hasta múltiples nubes públicas de una manera consistente…”, recuerda el comunicado.

edge computing
Hanen García, gerente global de Soluciones de Telecomunicaciones de Red Hat.

Para hablar precisamente de edge, de cómo hacer la tecnología más flexible para responder a situaciones extremas como la que pasa el mundo en la actualidad, de qué hay que hacer para mejorar la gestión de los recursos tecnológicos y de cómo sectores como el de telecomunicaciones enfrentan los retos actuales y se preparan para los que se avecinan entrevistamos a Hanen García, gerente global de Soluciones de Telecomunicaciones de Red Hat.

La tecnología ha sido puesta a prueba de manera exigente en los últimos días, ¿cómo analiza Red Hat lo que ha venido pasando y los retos que se vienen para las empresas después de que pase lo más crítico del COVID-19?

Esto ha sido inesperado para todos. Una de las conversaciones más frecuentes que he tenido en los últimos días con operadores a raíz de temas como el de la incorporación masiva de las personas al teletrabajo o de la mayor exigencia a las redes es cómo hacer para que la tecnología sea más flexible y nos permita sacar el máximo provecho en un lugar u otro.

En realidad eso es adelantar una conversación que estaba planeada para dentro de 2 o 3 años y que va a acelerar muchos temas tecnológicos, de innovación y de gestión de recursos. Uno de los ejemplos es el del despliegue de las redes 5G, que estimábamos estar hablando de ello en la región en 2 o 3 años y que de un momento a otro se acelera porque todos nos hemos dado cuenta de que se requiere ya.

Ahora más que nunca el mundo necesita una tecnología más flexible y allí es donde toma relevancia hablar mucho más de temas como nubes híbridas, de edge computing, de sistema abiertos y de virtualización.

Uno de los temas que se espera sea protagonista importante en el futuro de la tecnología es precisamente edge computing, ¿cómo está considerando Red Hat el impacto que esta tecnología tendrá?

El edge computing es una parte importante de la visión que tiene Red Hat de nube híbrida, es una nube más que se agrega a esta estrategia. Es muy importante porque es la que le permite a las empresas lograr una experiencia uniforme entre sus operaciones y las aplicaciones.

Sabemos que hoy en día las empresas tienen cargas de trabajo diferentes, con distintas clases de entornos (virtualizados, sin sistema operativo, de nube pública o privada). Nuestro objetivo con el edge computing es ayudar a llevar ese trabajo a distintos lugares o zonas geográficas (ya sea su centro de datos principal, docenas de sitios pequeños de edge computing, a los dispositivos o a todos los anteriores), para que pueda aprovechar al máximo la potencia informática y se mejore la gestión en forma significativa.

Tecnología flexible
Imagen: Geralt (Pixabay).

El objetivo de nuestras soluciones de edge computing es simplificar las operaciones con la implementación, la gestión y la coordinación automatizadas. Queremos ayudar a las organizaciones a establecer una infraestructura común que abarque todas sus necesidades informáticas, de almacenamiento y de red.

Ahí es donde entran temas como Red Hat Enterprise Linux, que es nuestra base y que ofrece un gran ecosistema de herramientas, aplicaciones, marcos y bibliotecas para diseñar y ejecutar aplicaciones y contenedores; Red Hat OpenStack Platform con los nodos informáticos distribuidos que admite las cargas de trabajo informáticas de alto rendimiento y las de máquinas virtuales más exigentes, como la virtualización de las funciones de red; o Red Hat OpenShift Container Platform para diseñar, implementar y gestionar las aplicaciones basadas en contenedores en cualquier sitio compatible con Red Hat Enterprise Linux, incluso en los centros de datos públicos y privados o las ubicaciones del borde de la red. Es un entorno de Kubernetes [una plataforma para administrar cargas de trabajo y servicios] de nivel empresarial, de alto rendimiento y basado en contenedores.

Nuestra visión es la de un edge innovador, flexible, híbrido y abierto. Innovador por todas las características que reúne, flexible porque permite desplegar y aprovechar los recursos de manera distrubuida, híbrido porque para nosotros edge funciona como una red suplementaria, y abierta porque es el código abierto lo que permite crear esas diferentes aplicaciones y desplegarlas en diferentes sitios.

Su experiencia e interacción están focalizadas esencialmente en el sector de telecomunicaciones. ¿Cómo impacta edge a un tema tan crítico como ese en la actualidad?

Red Hat, a través de sus diferentes soluciones –entre las que se incluye todo lo corcerniente a edge– tiene un destacado background en el sector de telecomunicaciones ayudando a los clientes en sus procesos de transformación digital, la gestión de sus operaciones y en sus diferentes integraciones.

La mayoría de las operadoras móviles ya venían pensando en la evolución de su red, en la expansión de su infraestructura 4G y en la llegada de 5G que trae nueva características que no solo abarcan la operación propiamente de la red, sino que también incluyen la parte de radio. Este último componente es cada vez más importante para los operadores y unicamente puede ser mejorado si se tiene una estrategia de edge computing, que es la tecnología que permite traer todo el procesamiento cerca al cliente y así utilizar la baja latencia para poder dar mejores servicios a los clientes en diferentes regiones geográficas.

Esto es lo que permitirá a los operadores hacer una entrega de servicios especializados; que si se tiene por ejemplo un servicio de video se pueda utilizar toda la banda disponible y cuando se mejore ese servicio se puedan también incorporar de manera virtual servicios de realidad aumentada. En la búsqueda de diferenciales en la que están las compañías hoy en día, el despliegue de una tecnología como la de 5G tendrá que estar acompañada sí o sí de edge computing.

Pero no solamente para las redes 5G…

El edge computing está teniendo un rápido impacto en el mundo en general. La implementación de soluciones edge permite que los equipos de TI identifiquen los cambios que hay que hacer en el diseño de la arquitectura según el uso de las aplicaciones. Al desglosar el centro de datos de esta manera, se obtienen experiencias de usuario mucho más rápidas y uniformes, además de aplicaciones con baja latencia y altamente disponibles.

Claro, esto aplica para las empresas de diferentes sectores y no solamente el de telecomunicaciones, pero hablamos en especial de telcos porque ya viene siendo enormemente aprovechado por los operadores.

Tecnología flexible
Imagen: Adi Goldstein (Unplash).

Ahora bien, hablamos de 5G porque es una realidad que se ha vuelto mucho más necesaria para los operadores en las condiciones actuales, pero la posibilidad de llevar el poder de cómputo directamente hasta donde está el usuario es algo que la tecnología ya habilita y que hace posible que se tengan cada vez más canales de fibra óptica con baja latencia.

¿En qué parte se sentirá más el impacto positivo de edge: en procesamiento, en analítica o en el desarrollo de nuevos aplicativos propiamente dicho?

Yo creo que principalmente en 2 facetas. Lo primero es en la gestión de la red. En poder procesar en tiempo real, poder tomar decisiones y poder hacer cambios rápidos en una operación local, regional o nacional gracias a la distribución de las cargas. Una red distribuida permite hacer cambios localizados sin tener que afectar toda una operación regional o nacional, lo cual es altamente beneficioso para las empresas.

Y un segundo gran impacto está en la entrega de servicios a los usuarios. Con edge se puede dar una mayor y más rápida respuesta de los servicios que se prestan a los usuarios porque el procesamiento no tiene que ir hasta un servidor alejado o a un centro de datos localizado, sino que se hace en el sitio.

¿Hay casos que ya se puedan considerar como exitosos o de referencia?

No, es muy temprano todavía para poder nombrar ejemplos puntuales. Apenas estamos viendo casos de uso en operadores, en sectores como el financiero y el de gobierno, pero aún estamos en fases iniciales en cuanto a implementaciones. Es cierto que la tecnología ya está aquí, pero hay que esperar el tiempo que se demoran las organizaciones para poder desplegarla.

Yo creo que un tema como el COVID-19 va a ser uno de los factores que aceleren este y mucho otros tipos de implementaciones tecnológicas. Lo que pasó en China, cómo el virus se fue desplegando por todo el mundo y cómo temas como edge computing podrían ayudar masivamente permitiendo por ejemplo conectar a los médicos a miles de kilómetros para hacer consultas a distancia van a hacer que se aceleren. Hablamos de poder habilitar masivamente avances como el de la telemedicina propiamente dicha y que sea más que la simple videoconferencia que hoy se hace.

Lea aquí: “Código abierto es fundamental en los emprendimientos modernos”, Red Hat

Ahora que nombra el tema del COVID-19, ¿hacia dónde están yendo las tecnologías empresariales? ¿Cómo cambiaron las necesidades y hacia dónde se reorientarán?

Todo esto es un llamado de atención muy serio que se está haciendo al uso de la tecnología. Yo entiendo que haya diversos requerimientos, pero no entiendo que teniendo la tecnología lista haya empresas que no estén preparadas por ejemplo para trabajar remotamente.

La tecnología ya esta aquí, el tema es ¿porqué no se ha desplegado? Esto es algo de lo que se hablará de más en más. Y entonces se hablará más de nubes híbridas, de edge computing, de transformación digital, de SD-WAN y de la necesidad primordial de tener conectividad en diferentes sitios.

¿Qué cambiará? Yo creo que se va a acelerar el despliegue de 5G que todos calculábamos para el 2021 y que ahora es urgente para poder mejorar todos los servicios que se requieren. Se va a entender aún más lo importante que es tener todo el cómputo distribuido y que ya no es suficiente con tener un data center centralizado cuando todos los usuarios están distribuidos.

Así, de repente, tenemos personas que están mucho más conectadas viendo Netflix o consumiendo recursos de red de manera exigente. ¿De verdad creemos que es sostenible que todo ese tráfico tenga que ir hasta un data center principal y que sobrecargue toda una red, utilice toda la banda y ocupe todas las capacidades de procesamiento o de almacenamiento? Yo creo que por fin nos convenceremos que la eficiencia en la operación y en la gestión está en tener todo distribuido. Ese va a ser un cambio definitivo en cómo se ha concebido la tecnología empresarial hasta el momento.

[su_divider top=”yes” text=”” style=”default” divider_color=”#999999″ link_color=”#999999″ size=”3″ margin=”15″ class=””]

¿Qué te ha parecido este artículo?

I
Redacción Impacto TIC

Una de las disrupciones digitales en el periodismo es la visión colaborativa. Muchos de nuestros contenidos y procesos periodísticos y editoriales, como este, se cocinan y se desarrollan en equipo.

email Sígueme en

Artículos relacionados

Artículo 1 de 4