Los 3 mensajes contundentes al mundo que deja el Red Hat Summit

Red Hat es la compañía líder en el mundo del software de código abierto y uno de los aliados más atractivos para los jugadores más grandes de la industria.

Publicado el 13 May 2019

Expand your possibilities

La relevancia de Red Hat en la industria tecnológica, tras su evento global celebrado en Boston, no deja lugar a dudas: la compañía líder en el mundo del software de código abierto (u Open Source) se ha consolidado como uno de los aliados más atractivos para los jugadores más grandes de la industria –desde IBM, que anunció su adquisición en 2018, pasando por aliados y patrocinadores del evento como Microsoft, Intel, Dell, Lenovo, Accenture, Amazon Web Services (AWS), Cisco, Deloitte, HPE y SAP–, y también como un proveedor clave para organizaciones de todos los tamaños y sectores económicos.

Cerca de 9.000 asistentes al Centro de Convenciones y Exhibiciones de Boston asistieron durante 3 días al encuentro anual más grande del software de código abierto, para conocer las novedades de Red Hat, que respondió, bajo el eslogan ‘Expande tus posibilidades’, con la presentación de su versión 8 de su sistema operativo Red Hat Enterprise Linux (RHEL 8), su plataforma de contenedores (Kubernetes) OpenShift 4, y la renovación de su clásico logo del sombrero rojo, que excluyó al ‘shadowman‘.

Pero más allá de estos anuncios oficiales, en el Red Hat Summit 2019 pasaron cosas. El momento más destacado fue la conferencia principal, en la que estuvieron en el escenario Jim Whitehurst (CEO de Red Hat), Ginni Rometty (CEO de IBM) y Satya Nadella (CEO de Microsoft).

Además, hubo talleres y sesiones prácticas sobre las tecnologías de la empresa y las de aliados, se entregaron los Red Hat Innovation Awards –en los que Avianca, como representante de Colombia, fue ganador en la edición 2016– y el reconocimiento a 10 mujeres destacadas en el mundo del código abierto, entre muchas otras actividades.

Además, en el evento se reunieron, como expositores o para tener reuniones de negocios o capacitación, clientes de Red Hat de todo el mundo, pequeños, medianos y algunos de la talla de Delta, ExxonMobil, Lockheed Martin, Volkswagen, DBS Bank Unlimited y Deutsche Bank.

Impacto TIC estuvo presente, por invitación de Red Hat, y estos fueron los 3 hechos más destacados, que considera como mensajes contundentes para la industria tecnológica y para los mercados:

1. Red Hat permanecerá independiente, pero ser parte de IBM le dará nuevos bríos

[embedyt] https://www.youtube.com/watch?v=Dhp9mSdK4dU[/embedyt]

Días antes del evento, el gobierno de Estados Unidos aprobó la adquisición de Red Hat por parte de IBM, anunciada en octubre de 2018, por 34.000 millones de dólares.

En su momento, el anuncio generó temores de que la cultura corporativa y los altos niveles de innovación de Red Hat se diluyeran tras la compra de un gigante como IBM. Ginni Rometty, CEO del gigante azul, estuvo presente en la conferencia principal del Red Hat Summit y fue clara con sus palabras a su homólogo de Red Hat, Jim Whitehurst: “Red Hat permanecerá independiente. Soy extremadamente respetuosa en preservar esto. No tengo un ‘deseo de muerte’ para Red Hat”.

Y le dijo a la audiencia: “No estoy comprándolos para destruirlos. Es un gana-gana para nuestros clientes. Es un camino para aumentar la innovación”.

Si bien se sabe que durante las negociaciones esta independencia de Red Hat era una condición, las palabras de Rometty dieron aún mayor tranquilidad sobre los próximos pasos de esta unión, que se deberá concretar a finales de 2019.

“Estamos de acuerdo en que estamos en la misión de hacer escalar el código abierto”, dijo Rometty refiriéndose a la visión común entre IBM y Red Hat. “(Esa misión) es un buen lugar para comenzar cuando tú hablas acerca de 2 culturas. Pero Jim y yo hemos coincidido en que Red Hat debe permanecer como una unidad independiente”.

Con respecto al impacto de la adquisición para Red Hat, Paulo Bonucci, vicepresidente de Red Hat para Latinoamérica, le dijo a Impacto TIC que “es un mensaje clarísimo de que Red Hat seguirá independiente, acelerando nuestros negocios, llevando las mejores soluciones a nuestros clientes, y con la gran fuerza y capacidad global de IBM, que nos permitirá llegar a muchos países en los que no estamos actualmente”. (Red Hat tiene presencia en cerca de 30 países, mientras que IBM lo hace en 170).

La líder de IBM continuó su intervención mostrando la otra cara de la moneda: “El otro lado de esto es que IBM cambiará. Es más fácil para mí cambiar y cambiar a IBM, pues es mucho de lo que hace Red Hat, y construiremos a partir de eso”.

2. RHEL 8 (Red Hat Enterprise Linux) sigue siendo el corazón de Red Hat, y está listo para la innovación de los próximos 10 años

Si bien Red Hat nació como una distribución del sistema operativo Linux dirigido a las empresas, y hoy es mucho más que eso, en este Red Hat Summit este volvió a tener el protagonismo, con la nueva versión, RHEL 8, que algunos ejecutivos de la compañía califican como “el primer sistema operativo inteligente”.

Con RHEL 8, Red Hat anuncia que abrirá la experiencia de Linux a todo tipo de organizaciones y toda clase de nubes –públicas, privadas e híbridas–, y que llevará a las organizaciones nuevos niveles de inteligencia, automatización y productividad para los desarrolladores y las áreas de tecnología.

“Red Hat Enterprise Linux 8 es la plataforma rediseñada para la era de las nubes híbridas, y construida para soportar las cargas de trabajo tanto de centros de datos corporativos como de nubes públicas”, señala la compañía, y agrega que, además, ayudará a las organizaciones a desplegar estrategias con tecnologías emergentes como la Inteligencia Artificial.

Paul Cormier, presidente de Productos y Tecnologías de Red Hat, resaltó que hace 20 años Linux era un sistema operativo de nicho y hoy es la plataforma predeterminada de los grandes centros de datos. “RHEL 8 continúa este trabajo, pero entrega más que Linux: es un catalizador de la innovación a la escala de la nube”.

Stefanie Chiras compartió con periodistas latinoamericanos su visión sobre RHEL 8 y el impacto que generará en la industria.

Stefanie Chiras, vicepresidente y gerente general de Red Hat Enterprise Linux, destacó que Linux y la innovación son inseparables, y que RHEL 8 adopta el rol de Linux como motor de la innovación. “No solo responde a los desafíos de hoy, sino que les da a las organizaciones las bases y las herramientas para proyectar su futuro”.

El impacto económico de RHEL 8 también se prevé inmenso. Un estudio de IDC –encargado por Red Hat– estima que el software y los servicios que se ejecuten en la plataforma generarán ingresos por más de 10 billones de dólares en 2019. Y en un sondeo global, encontró que RHEL 8 podría reducir los costos anuales de software en 52%, y el tiempo de trabajo de los equipos de TI en 25%. Jim Whitehurst no se podía quedar sin destacar esta cifra:

 

Para concluir con este punto clave del Red Hat Summit, Adrián Cambareri, gerente de la Unidad de Negocios de Red Hat Enterprise Linux para Latinoamérica, nos compartió su visión sobre la importancia estratégica que reviste seleccionar un sistema operativo, en tiempos en los que las aplicaciones y muchas otras tecnologías son lo más atractivo:

[embedyt] https://www.youtube.com/watch?v=I3muCxCRQvE[/embedyt]

3. Microsoft, un verdadero aliado

 

La presencia en el Red Hat Summit del líder de Microsoft, Satya Nadella, en el mismo escenario en el que minutos antes había estado la CEO de IBM hablando del proceso de adquisición de Red Hat, envía un mensaje poderoso a la industria y a los mercados: no quedan dudas sobre la confianza en Red Hat por parte de los grandes jugadores tecnológicos.

El anuncio formal de Nadella fue una profundización de esa alianza anunciada en 2015: el anuncio de la disponibilidad general de Azure Red Hat OpenShift. (Openshift es una plataforma de aplicaciones de contenedores –Kubernetes– que permite crear, desarrollar e implementar en infraestructuras de nubes públicas y privadas, y Azure es la nube pública de Microsoft, que compite con nubes como AWS (de Amazon) y Google Cloud).

Pero más allá del anuncio, la presencia de Nadella tiene varias lecturas y es imposible no hacer un poco de historia.

Aunque Steve Ballmer, ya como expresidente de Microsoft, en 2016 se arrepintió de sus palabras, pocos en este mundo del Open Source las olvidan: Linux es un cáncer“, y por extensión el software de código abierto, pues rompía los modelos de licenciamiento de software que habían catapultado a Microsoft como una de las empresas más valiosas y ricas del mundo.

Durante el Red Hat Summit de 2015, la compañía del sombrero rojo sorprendió a la industria con un anuncio: Microsoft y Red Hat se convertían en aliados de negocios, y pronto anunciaría que la tecnología de código abierto del primero estaría disponible en la nube Microsoft Azure. Ese año, no faltó la referencia a las palabras de Ghandi:

Por ello, que Satya Nadella estuviera en el momento principal del Red Hat Summit, y que Microsoft (Azure) fuera uno de los patrocinadores del evento, dice mucho de cuánto han cambiado las cosas.

Jim Whitehurst le dio la bienvenida a Nadella con estas palabras: “Para ser honestos, hace 5 años, para ser educado, nosotros teníamos una relación de adversarios. Es sorprendente cuánto progreso hemos logrado juntos”. El CEO de Microsoft respondió que Microsoft ha abrazado el código abierto “porque está orientado por lo que creo que es lo que esperan nuestros clientes que hagamos”. Y agregó: “En nuestro caso, no es solo la alianza con Red Hat, sino lo que estamos haciendo en cuanto a contribución a Linux, a Hadoop, a Kubernetes, cómo estamos trayendo .NET al código Open Source”.

Nadella resumió en 2 puntos lo más relevante de esta alianza: el primero, la interoperabilidad entre las tecnologías de Microsoft y las de Red Hat y en general las de código abierto; y el segundo es un mensaje sobre la democratización de la innovación: “Mucho de lo que sucede con la Inteligencia Artificial está considerado como las cosas que unas pocas empresas y unos pocos países tienen. Tenemos que superar esto. Tenemos que realmente democratizarlo”.

Tras este Red Hat Summit –el más grande en asistencia e impacto en la historia de Red Hat–, viene un año intenso para la compañía, con el proceso de adquisición y los cambios que este puede generar –dando por descontado que permanecerá independiente–, con el despliegue de RHEL 8 en todo el mundo, tanto en los usuarios de RHEL 7 como en nuevos clientes, y con los avances en la alianza con Microsoft y con otros gigantes que desde antes creyeron en el Open Source y en las propuestas de la compañía.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Mauricio Jaramillo Marín
Mauricio Jaramillo Marín

Periodista, estratega y consultor digital • Tecnología/Innovación/Ciencia/Periodismo • @ImpactoTIC, @AmigosTIC, @HangoutsPer. Vivimos el mejor momento de la historia, ¡y aún nos queda mucho por hacer!

email Sígueme en

Artículos relacionados

Artículo 1 de 4