sostenibilidad

¿Cómo los criterios ESG están transformando las empresas?



Dirección copiada

Los criterios ESG se refieren a un conjunto de estándares que se utilizan para evaluar el desempeño de una empresa en términos ambientales, sociales y de gobernanza. 

Publicado el 11 de ene de 2024



Criterios ESG

Los criterios ESG se centran en aspectos que van más allá de los puramente financieros y buscan medir el impacto de una empresa en el medio ambiente, su compromiso con la responsabilidad social, la ética empresarial, la transparencia en la gestión y la estructura de gobierno corporativo.

Dada su importancia para las empresas, en 2005 la ONU diseñó los criterios únicos de inversión ‘Environmental, social and Governance’- ESG con el objetivo de que las empresas incorporen compromisos que impacten positivamente al medio ambiente, la sociedad y la gobernanza.

En Colombia, en el año 2002, Asobanacaria y el gobierno crearon un ‘Protocolo Verde’ que busca alianzas entre sectores para cumplir las metas nacionales e internacionales en temas como cambio climático, transparencia y desarrollo sostenible.

Definición de criterios ESG

La consideración de los criterios ESG se ha vuelto cada vez más importante para los inversionistas, quienes buscan no solo un rendimiento financiero, sino también impactos positivos en el mundo y una gestión sostenible a largo plazo.

  • Ambiental (E): Está relacionado con las prácticas y políticas de una empresa que tienen impacto en el medio ambiente, como la gestión de residuos, el uso de recursos naturales, las emisiones de carbono, la conservación de la biodiversidad, entre otros.
  • Social (S): Se refiere a cómo una empresa maneja las relaciones con sus empleados, clientes, proveedores, comunidades locales y la sociedad en general. Incluye aspectos como la equidad laboral, los derechos humanos, la diversidad e inclusión, la seguridad laboral, la contribución a la comunidad, entre otros.
  • Gobernanza (G): Se relaciona con la estructura de dirección y control de una empresa, incluyendo la transparencia en la toma de decisiones, la integridad de los líderes, la composición y eficacia de la junta directiva, los sistemas de remuneración y la rendición de cuentas.

Inversión socialmente responsable (ISR)

Según un estudio hecho por Bloomberg Intelligence, los activos globales ESG están en camino de superar los 53 billones de dólares para 2025.

La Inversión Socialmente Responsable (ISR), también es conocida como inversiones éticas o sostenibles, con un enfoque de inversión que busca no solo obtener rendimientos financieros, sino también tener en cuenta los impactos sociales y ambientales de las empresas en las que se invierte.

La ISR se basa en la integración de criterios ambientales, sociales y de gobernanza (ESG) en el proceso de toma de decisiones de inversión. Algunas empresas al hacer inversiones ISR pueden optar por excluir ciertos sectores que consideran éticamente problemáticos, como armamentísticas, tabacaleras o empresas vinculadas a prácticas laborales o ambientales cuestionables.

El objetivo de la ISR es que las empresas socialmente responsables sean más propensas a tener un rendimiento financiero sostenible a largo plazo, ya que gestionan de manera efectiva los riesgos asociados con los aspectos ambientales y sociales.

Por lo tanto, algunos fondos ISR se centran en temáticas específicas, como energías renovables, eficiencia energética, salud o educación, con el objetivo de respaldar empresas que contribuyan positivamente a estas áreas.

Interés creciente de inversores institucionales

En los últimos años, ha habido un creciente interés por parte de las empresas en realizar inversiones institucionales en diversos aspectos relacionados con la sostenibilidad, la responsabilidad social y la gobernanza (ESG).

El informe ‘Panorama de las empresas latinoamericanas sobre ESG’ realizado por EY Latin América, consultó a directores de más de 400 empresas nacionales y multinacionales de 19 industrias en 12 países como México, Colombia, Costa Rica, Panamá, El Salvador, Guatemala, República Dominicana, Nicaragua, Perú, Venezuela, Bolivia y Ecuador.

El informe encontró que, aunque las empresas en Latinoamérica tienen avances en sus estrategias ESG, aún queda un gran camino por recorrer. Los resultados varían según el país, pero, en general las organizaciones están en un primer nivel de madurez.

El 58 % de los encuestados respondieron que su organización cuenta con una estrategia ESG.

Criterios ESG LATAM
Gráfico tomado del informe ‘Panorama de las empresas latinoamericanas sobre ESG’ realizado por EY Latin América.

El informe muestra que los temas de alta prioridad están relacionados con: Liderazgo y estrategia, relacionamiento con grupos de interés, materialidad y riesgo, cultura y capacidades.

Percepción de relevancia de criterios ESG
Gráfico tomado del informe ‘Panorama de las empresas latinoamericanas sobre ESG’ realizado por EY Latin América.

Además, el informe señala que en Latinoamérica se reconoce la importancia de abordar los asuntos ESG de manera integral y transversal en el negocio. Tanto así que el 77 % de los líderes consideran importante que la estrategia ESG esté alineada con la visión y el propósito de la organización, y el 70 % afirma que la estrategia debe incorporar e identificar riesgos y oportunidades ESG a largo plazo.

Importancia de los criterios ESG en las empresas
Gráfico tomado del informe ‘Panorama de las empresas latinoamericanas sobre ESG’ realizado por EY Latin América.

Enfoque de gestoras de activos en criterios ESG

El enfoque de las gestoras de activos en criterios ESG refleja una creciente conciencia de la importancia de la sostenibilidad y la responsabilidad corporativa en la toma de decisiones de inversión.

Las gestoras de activos están participando activamente en el diálogo con las empresas en las que invierten. Esto implica buscar cambios positivos en las prácticas y políticas de las empresas para mejorar su desempeño ESG y generar un impacto más positivo.

  • Desarrollo de fondos específicos ESG: Muchas gestoras han lanzado fondos específicos centrados en inversiones socialmente responsables o sostenibles. Esos fondos buscan seleccionar empresas que cumplan con ciertos estándares ESG y, al mismo tiempo, proporcionar rendimientos financieros competitivos.
  • Compromiso activo con empresas: Las gestoras de activos están participando activamente en el diálogo con las empresas en las que invierten. Esto implica buscar cambios positivos en las prácticas y políticas de las empresas para mejorar su desempeño ESG y generar un impacto más positivo.
  • Exclusión de inversiones: Algunas optan por excluir ciertos sectores o empresas que no cumplen con ciertos estándares éticos o sostenibles. Esto puede incluir la exclusión de empresas involucradas en la producción de armas, tabaco, combustibles fósiles u otras actividades consideradas controvertidas.
  • Votación en Juntas Generales de Accionistas: Las gestoras de activos a menudo utilizan sus derechos de voto en las juntas generales de accionistas para expresar su apoyo o desacuerdo con las políticas y prácticas de las empresas en relación con los aspectos ESG.
  • Mediciones y reporte de impacto: Hay un énfasis creciente en la medición y reporte del impacto ESG. Las gestoras buscan evaluar y comunicar de manera transparente cómo las inversiones están contribuyendo a objetivos sostenibles y responsables.
  • Cumplimiento de normativas: También es clave prestar atención a las normativas y estándares en evolución en torno a la divulgación de información ESG.

Impacto de la pandemia en la conciencia ESG

En el informe ‘ESG in the time of COVID-19 and beyond’ realizado por Alliance Bernstein, publicado en 2021, evidenció un aumento en la dinámica de inversión a largo de 2020 tanto en los mercados desarrollados como emergentes, especialmente en los indicadores sociales.

Durante la pandemia de COVID-19 hubo un impacto significativo en la conciencia y la aplicación de los criterios ambientales, sociales y de gobernanza (ESG) en el mundo empresarial y financiero.

De acuerdo con cifras de la OCDE en su ‘Informe de “Perspectivas Empresariales y Financieras de 2020’, en el primer trimestre de ese año las empresas encontraron mejores resultados en la inversión en los fondos ESG comparado con las inversiones tradicionales.

La pandemia destacó la importancia de abordar las cuestiones sociales, especialmente en términos de la salud y seguridad de los empleados. Las empresas tuvieron que adaptar sus prácticas y políticas para proteger a su personal durante la crisis.

perspectivas Empresariales ESG, La República
Imágen: Diario La República

Además, resaltó la importancia de la gestión de riesgos y la resiliencia empresarial. En su momento, las empresas tuvieron que crear protocolos para lograr una gestión efectiva de la crisis. El abordar proactivamente los riesgos les permitió ser percibidas de manera más positiva por los inversores ESG.

Con la interrupción en las cadenas de suministro a nivel mundial que afectó a todos los sectores económicos, las empresas prestaron mayor atención en la gestión de proveedores y a la búsqueda de cadenas de suministro más sostenibles y éticas.

Después de la pandemia ha llevado a un aumento en la demanda de inversiones que no solo ofrezcan rendimientos financieros, sino que también estén alineadas con objetivos sostenibles y puedan resistir mejor en tiempos de crisis.

Foro de Davos y compromisos en sostenibilidad

El Foro Económico Mundial (FEM), conocido por su reunión anual en Davos, Suiza, es una plataforma internacional para el diálogo entre líderes empresariales, políticos, académicos y de la sociedad civil.

Dentro de su agenda, el Foro de Davos ha albergado sesiones y paneles dedicados a temas clave como cambio climático, desarrollo sostenible, equidad de género, entre otros. Promoviendo siempre la idea de que el éxito empresarial a largo plazo está vinculado a la sostenibilidad y la responsabilidad social.

En los últimos años, el Foro de Davos ha fomentado la colaboración entre el sector público y privado para abordar desafíos globales. Con la idea de que la cooperación entre gobiernos, empresas y organizaciones de la sociedad civil es esencial para lograr avances significativos en sostenibilidad.

Entre los compromisos que se han firmado están la cooperación global en un nuevo entorno geopolítico tras la pandemia y los conflictos entre Ucrania y Rusia; asegurar la recuperación económica a través de modelos más sostenibles; impulsar políticas que promueva sociedades más equitativas; proteger al planeta, entre otros.

El Foro Económico Mundial publica anualmente el Informe de Riesgos Globales, que evalúa los desafíos más apremiantes para el mundo. Los resultados del informe 2023-2024 ponen de relieve una perspectiva predominantemente negativa para el mundo en los próximos dos años.

Los riesgos ambientales siguen dominando el panorama de riesgos en los marcos temporales. Sin embargo, aspectos como la aceleración tecnológica, la desinformación, desplazamientos geoestratégicos y el cambio climático se ubican entre los temas de mayor preocupación o riesgo.

Avances legislativos y regulación en los criterios ESG

La adopción de normativas y leyes relacionadas con ESG ha ido en aumento, ya que los gobiernos a nivel mundial buscan fomentar prácticas empresariales sostenibles y la divulgación de información transparente en estas áreas.

En América Latina, se han observado avances en términos de legislación y regulación relacionada con criterios ambientales, sociales y de gobernanza (ESG), en países como Brasil, Chile, México y Argentina.

Colombia es el país de la región en el que se ha visto un aumento en el interés de las empresas y los inversores en cuestiones de sostenibilidad.Según la SBFN, el país se destaca por su avance en el marco normativo para el mercado financiero.

En un informe de realizado por Asobancaria sobre los ‘Avances asociados al proceso de implementación de estándares de sostenibilidad: un marco de referencia’ destaca el protocolo verde que se adoptó para el sector financiero en cooperación con el Gobierno Nacional.

En 2022, la Superintendencia Financiera expidió la Circular 005 de 2022 que adopta la Taxonomía Verde de Colombia con el propósito de proporcionar la información necesaria para determinar los beneficios ambientales de un activo o actividad económica, aumentar la transparencia del mercado, y movilizar recursos hacia sectores sostenibles.

Artículos relacionados

Artículo 1 de 2