¿Por qué la tecnología realmente necesita las humanidades?

¿Por qué la tecnología realmente necesita las humanidades?

La idea de que lo que el mundo necesita para progresar son más personas con conocimientos específicos en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (CTIM o STEM, por su sigla en inglés) se está imponiendo, y con ella, las humanidades han sido relegadas o subestimadas en muchos espacios.

Los gobiernos, y no solo el de Colombia, ven con preocupación la falta de ingenieros e intensifican sus acciones para fortalecer la formación de talento TI, lo cual no solo es algo positivo, sino que es un imperativo. Pero ¿qué pasa con las demás áreas de conocimiento?

El empresario Eric Berridge —cofundador de Bluewolf, una compañía de IBM—, dedicó una charla TED para explicarles a empresarios y emprendedores que si realmente quieren construir un equipo de innovadores, capaces de resolver problemas, deben valorar las humanidades tanto como las ciencias.

“Si hay algo que nuestra futura fuerza laboral necesita es la diversidad. Pero esa diversidad no debe terminar solo en el género o la raza. Necesitamos diferencias en educación y habilidades, introvertidos y extrovertidos, líderes y seguidores. Esta es nuestra futura fuerza laboral”.

Si bien Berridge no le quita importancia al estudio de carreras TI, insiste en que multiplicar los esfuerzos para reducir esa brecha de talento TI es algo exagerado. Solo en Estados Unidos, “la presión por la educación en ciencia, tecnología, ingeniería y matemática (CTIM o STEM) es intensa. Está en todas las esferas. Y este es un error colosal. Desde 2009, los especialistas en CTIM en Estados Unidos han aumentado en un 43 %, mientras que las humanidades han permanecido sin cambios”.

A grandes rasgos esto parece un éxito y es el rumbo que la educación debería tomar, pero como bien lo indica Berridge. puede ser un error. No todo el mundo puede pasarse hacia el mismo lado de la balanza, y expertos en diferentes áreas enfatizan que hay que darle más importancia al ser humano sobre la tecnología.

No hay que valorar las ciencias más de lo que valoramos las humanidades

Según Berridge, hay 2 razones fundamentales para eso:

1. Las tecnologías actuales son muy intuitivas. “La razón por la que pudimos contratar gente de todas las disciplinas y dar un giro hacia las habilidades especializadas es porque los sistemas modernos pueden ser manipulados sin escribir código.

Son como el Lego: fáciles de unir, de aprender e, incluso, de programar, dada la gran cantidad de información que está disponible para aprender. Sí nuestra fuerza laboral necesita habilidades especiales, pero estas requieren una educación mucho menos rigurosa y formalizada que en el pasado”.

2. “Las habilidades que son imperativas y diferenciadas en un mundo con tecnología intuitiva son las destrezas que nos ayudan a trabajar juntos como humanos, donde el trabajo duro visualiza el producto final y su utilidad, lo que requiere experiencia del mundo real, juicio y contexto histórico. A veces el cliente está concentrada en algo equivocado.

Es la historia clásica: el técnico que lucha por comunicarse con la compañía y el usuario final, y la compañía que no logra expresar sus necesidades. Lo veo todos los días. Estamos arañando la superficie de nuestra capacidad como humanos de comunicarnos e inventar juntos, y mientras que las ciencias nos enseñan cómo construir cosas, son las humanidades las que nos enseñan qué construir y por qué construirlo. Y ellas son igual de importantes, e igual de difíciles”.

“Me irrita… cuando la gente trata las humanidades como una carrera inferior, como más fáciles”.

Las humanidades son las que dan el contexto del mundo, y si lo que se quiere es desarrollar soluciones y servicios que tengan un impacto positivo en la humanidad, no se pueden descuidar. Las humanidades “deben estar en igualdad de condiciones con las ciencias. Y sí, uno puede contratar un grupo de artistas y construir una compañía tecnológica y tener un resultado increíble”.

Hablar del trabajo del futuro no solo implica carreras TI. Según datos de Berridge, 65% de las oportunidades laborales no es técnico. Se necesitan publicistas, diseñadores, administradores de proyectos, directores de programas, jefes de producto, abogados, especialistas en recursos humanos, entrenadores, tutores, vendedores, compradores, etc. Por eso, si hay  algo que nuestra futura fuerza laboral necesita es la diversidad.

Vean la charla completa:

Periodista y capoeirista. Curiosa de los temas emprendimiento, música, deportes, el estudio sobre el periodismo, la comunicación digital y de cómo la tecnología es una facilitadora y una herramienta de transformación social.

Last modified: 15 Septiembre, 2018

Contenido anterior

#Andicom2018, Slider, XML

Las 5 frases más impactantes de Sophia, la robot con IA que polariza al mundo [#Andicom2018]

Alimentada por la ciencia ficción –con personajes claramente amenazantes para la humanidad como el robot Skynet (Saga ‘Terminator’), Ultrón (‘Los Vengadores’, de Marvel) o el Ns5 de ‘Yo,...

Contenido siguiente

Nativos digitales: ¿La gran decepción del siglo XXI?

Los nativos digitales no han trascendido más allá de su facilidad para aprender a consumir tecnología. Opinión de Jorge Restrepo....