Rappi Colombia es una empresa que ha logrado traspasar las fronteras con una idea innovadora, y que durante la pandemia consiguió abrir nuevos canales de servicios y experiencias a sus usuarios. En Andicom202, Matías Laks, su gerente general, y Juan Sebastián Rozo, Cabeza de Policy para la Región Andina, hablaron con Impacto TIC sobre la tendencias en comercio electrónico y las metas para los próximos años. 

Matías Laks resalta el modelo innovador que han tenido, y el potencial de Colombia en nuevas herramientas tecnológicas que se exportan a otros países. “Rappi es una compañía colombiana, que estamos exportando tecnología colombiana al resto de países. Nosotros operamos en 9 países, pero la tecnología nace acá, siempre recibimos lo que viene del exterior con mucho orgullo, pero deberíamos sentir más orgullo de las cosas que estamos exportando”.

Rappi es una empresa y a la vez una aplicación que con el tiempo ha ido resolviendo el día a día de sus usuarios a través de la tecnología, convirtiéndose en el centro comercial virtual donde se puede encontrar todo en un solo lugar y a un solo clic. Pero más allá de eso, Juan Sebatían Rozo destaca que Rappi está cambiando la economía local de todos los países donde opera, convirtiéndose en el canal para que pequeñas y medianas empresas puedan impulsar sus productos, llegar a más clientes y competir con otras marcas.

“Rappi les permite a los grandes y pequeños comercios que venden productos locales tener una conversación de tú a tú con megacompañías que cuentan con canales digitales de comercialización muy potentes; aquí, en cuestión de minutos, una pequeña empresa puede incluirse en ese ecosistema y empezar a competir”

Juan Sebastián Rozo, Rappi Región Andina

Una empresa que está impactando no solo en la forma de hacer negocios sino en crear oportunidades de empleos y conexiones globales que se consiguen gracias a la aplicación. Vea la entrevista completa de Matías Laks y Juan Sebastián Rozo, de Rappi Colombia, con ImpactoTIC, durante la pasada edición de Andicom.

Foto principal: Norma Mortenson en Pexels