Impuesto al gas natural: ¿freno a la transición energética?

Advierten consecuencias negativas por gravar un energético barato y amigable con el medio ambiente.

Publicado el 06 Oct 2022

Nartugas-Petro

La afirmación del presidente Gustavo Petro, en torno a que el impuesto que establece la reforma tributaria para los sectores del petróleo, gas y carbón, es necesario para financiar la transición energética ha generado polémica en los sectores productivos y políticos del país.

“Este no es un problema ideológico, ni un capricho de un presidente. De la economía fósil hay que sacar los recursos financieros para transitar a la economía descarbonizada. Suena un poco duro, pero es lo que estamos haciendo. El petróleo, el carbón y el gas son propiedad de la Nación no son propiedad privada, por Constitución”, dijo el presidente Petro en el marco del Congreso de Naturgas que se realiza en Cartagena.

Ante más de 300 empresarios del sector del gas , el presidente aseguró que la clave de la transición energética en Colombia estará en la planificación e invitó a los gremios a abrir el espacio y proyectar la transición en el marco del Plan Nacional de Desarrollo que se estará construyendo en todo el país hasta febrero de 2023.

Y es que el proyecto de ley de reforma tributaria que se tramita en el Congreso incluye una sobretasa de renta para las empresas que producen hidrocarburos y minerales en el país. Este nuevo gravamen reemplaza el impuesto del 10 % que se pretendía poner a las exportaciones de petróleo y carbón y regirá durante tres años: en 2023 será del 10 %, en el 2024 bajará a 7,5 % y en el tercer año de vigencia (2025) será del 5 %.

En el mismo foro de Cartagena la presidenta de Naturgas, Luz Stella Murgas, indicó que la sobretasa de 5 puntos al impuesto de extracción del gas natural, contemplada en la reforma tributaria terminará afectando a los usuarios que verán aumentadas las tarifas y que dificultará la producción de fertilizantes.

Señaló, además, que gravar con un impuesto adicional a un energético barato y amigable con el medio ambiente como lo es el gas natural hará que las clases menos favorecidas busquen opciones más accesibles y terminen consumiendo un material más contaminante como el carbón, lo cual es un contrasentido en materia de transición energética.

“Si usted quiere una acción contundente para reducir en el corto plazo las emisiones de gases de efecto invernadero, apostemos juntos a modernizar el 50% del transporte público y carga pesada a vehículos dedicados a gas natural, para lograr la meta de reducir 160 mil toneladas de CO2 y 40 toneladas de material particulado fino al año”, le dijo Murgas al presidente Petro en referencia a ese sector que genera el 12% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero.

“Esta solución le permitiría eliminar los subsidios a la gasolina y el diésel, con el fin de sanear las finanzas públicas, reducir la inflación y mejorar la calidad del aire”, dijo la representante gremial quien puntualizó que “no existe un energético más limpio, más económico ni estratégico para el desarrollo humano, la adaptación al cambio climático, que el gas natural”

En el mismo sentido, el Senador por el Partido de la U, José David Name, quien también participa en el congreso de Naturgas, rechazó la inclusión de una sobretasa al gas natural, en el artículo 9 de la ponencia del proyecto de ley de reforma tributaria.

“Vemos con preocupación este nuevo impuesto al gas natural que se está incluyendo en la reforma tributaria por ser una carga que se trasladará automáticamente a los usuarios. Entendemos que se hace un intercambio con el impuesto a exportaciones por una sobretasa del impuesto de renta a los hidrocarburos, pero resulta que Colombia no exporta gas, lo que se produce es para el consumo interno, entonces se estaría afectando la tarifa del gas natural de los hogares”, dijo a Impacto TIC el senador Name.

Un aumento en las tarifas del gas natural no solo significaría un gran retroceso en la diversificación de la canasta energética del país, sino que también implicaría un aumento en el costo de un producto que consumen diariamente los colombianos, en su mayoría de estratos 1 y 2”, agregó Name , autor de la Ley 2099 de 2021 de Transición Energética.

La propuesta de transición energética planteada por Gustavo Petro fue durante la campaña electoral -y aún sigue siendo- uno de los puntos más controversiales de su plan de gobierno.

Y es que más allá de los importantes cambios estructurales en materia de generación de energía, transporte e infraestructura, que convertirían a Colombia en pionera en América Latina en generación de energías limpias, el cambio en el paradigma de los combustibles fósiles también acarrea un gigantesco reto para el desarrollo económico y las finanzas públicas del país.

Aunque el programa de gobierno del Pacto Histórico (respaldado por casi 11 millones de colombianos en las elecciones del 19 de junio) plantea «dejar progresivamente la dependencia de los combustibles fósiles, el carbón y todo tipo de explotaciones mineras y economías ilegales», analistas económicos y expertos en temas energéticos aseguran que esto no es viable, al menos a corto plazo.

Foto: Naturgas

¿Qué te ha parecido este artículo?

C
Wilson Cabrera Patiño

Comunicador Social- Periodista de la Tadeo, con maestría en Relaciones Internacionales de la UNAM de México. Toda la vida trabajando en medios como Colprensa, Caracol Radio y Grupo Reforma. Amante del deporte, los viajes y los perros.

email Sígueme en

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5