Los estragos del nuevo coronavirus se han sentido en todo el mundo, de diferentes maneras. Italia, España y Reino Unido han sido de los casos mas citados por lo dramático de la situación que se ha vivido en ellos, porque fueron de los primeros lugares en los que se evidenció el impacto de la enfermedad, por lo que con el paso de los meses las estrategias fueron cambiando. La cuarentena frenó en esos países uno de sus principales atractivos mundiales: los torneos de fútbol.

Aunque claramente no fueron los únicos, no se puede negar que fanáticos de todo el mundo sintieron la falta de las principales ligas profesionales de fútbol (Premier League, Calcio, LaLiga o la Bundesliga, solo por mencionar algunas de las más populares); y mayor fue la emoción cuando se anunció la reactivación de las mismas. Se esperaba con ansías volver a ver a los astros del fútbol en la cancha.

Si bien se hicieron cosas interesantes en el plano de los eSports, que permitieron mantener las dinámicas y la conexión con los fanáticos, así como temas económicos, psicológios y deportivos, lo que más se quería era volver a disfrutar del fútbol en vivo.

¿Y realmente qué tanto cambió?

Finalmente, las ligas se jugaron de nuevo, ya hay nuevos campeones y aparecieron algunos aprendizajes que podrían perdurar. Mientras se definen traspasos de jugadores, fechas y medidas para las próximas ediciones, miremos qué ha pasado.

Uno de los mayores retos –o temores, dependiendo de cómo se analice– es que realmente algunos cambios perduren luego de la pandemia. Que se aprendan lecciones y que vayan acompañadas de acciones reales. Una de las enseñanzas más importantes de esta época es: no hay una única manera de hacer las cosas.

En ese sentido, jugar a puerta cerrada trae retos de experiencia enormes, de cara a los jugadores y a la audiencia –bien dicen que, en el fútbol, el público es el jugador número 12–; esto involucra no solo a federaciones y equipos deportivos, sino también a medios y periodistas especializados.

En el caso de la Premier League, el canal Sky Sports trajo una alternativa para el sonido ambiente. Está usando sonido de los aficionados extraídos directamente del juego FIFA 20; la liga inglesa llegó a un acuerdo con EA Sports para usar sus efectos de sonido, como los cantos de las barras de cada equipo. De otro lado, los jugadores cambiaron algunas prácticas: menos abrazos en las celebraciones y más choques de guayos.

Las normas ahora son más estrictas en relación con las interacciones: menos codazos y celebraciones sin abrazos; el uso de máscaras de protección es obligatorio (exceptuando jugadores y equipo técnico, que por lo general grita sus indicaciones); los suplentes ya no están necesariamente en la banca, para respetar el distanciamiento social; no se usan todos los estadios y la frecuencia de los partidos no es tan seguida.

Lo que viene: más y más datos

Mientras terminan las temporadas de fútbol internacional, otros deportes se reactivan y algunas de las competencias más esperadas en el mundo son las de ciclismo. Previamente habíamos mencionado algunas de las tecnologías dentro del Tour de Francia, pero ahora, de cara a los fanáticos del deporte rescatamos otros puntos.

Las audiencias son cada vez más exigentes y más digitales, por lo que es necesario enriquecer la experiencia. Ahora, al igual que en el fútbol, estas competencias no congregarán público (la gestión del personas en espacios específicos a lo largo del recorrido dependerá de las  autoridades correspondientes). ¿Si ya no se puede correr junto a los ciclistas o esperarlos en la línea de meta, qué ofrecer al público?

Revisen aquí el protocolo de la UCI para competencias de ciclismo.

«Se tiene que asegurar que los ciclistas compartan información en tiempo real durante el recorrido. Para hacer esto les toca adaptar puntos de captura de datos en diferentes entornos (montañas), así como agregar dispositivos a las bicicletas. Gracias a esta información han logrado experiencias cada vez más digitales, esa es una de las apuestas. El ciclismo viene avanzando en esto para cautivar a más espectadores para que puedan interactuar en las carreras«, compartió Andrés Torres, gerente de ventas para SAS Colombia, durante el taller de analítica detrás del deporte.

Si bien estas innovaciones sucederían eventualmente, lo que pasa en 2020 –al igual que otros sectores– es que hubo una aceleración. En la temporada profesional de ciclismo se espera un salto, tanto en la generación de información, como en la forma en cómo se ofrecerá a las audiencias. Torres resaltó el uso de aplicaciones externas, como las de simulación, para ofrecerle otro tipo de información (y visualización de la misma) a los espectadores.

Poder monitorear la velocidad, los signos vitales del deportista o tener la información necesaria para tomar decisiones como atacar, cambiar de líder y demás, solo se logra a través de la captura de esos datos y especialmente del análisis (solo hay que darles una mirada a los desarrollos de analítica profunda en deportes, Deep Sports Analytics).

Generar toda esa información necesita asegurar la captura de la misma, por lo que se debe garantizar que los deportistas la estén transmitiendo. En el Tour de Francia de 2017 se usaron más de 3 millones de puntos de contacto; para 2020 se espera un incremento destacado. De igual manera, la información en tiempo real, a través de diferentes plataformas y formatos.

Así se correrán las tres más grandes este año
  • Tour de Francia, del 29 de agosto al 20 de septiembre.
  • Giro de Italia, del 3 al 25 de octubre.
  • Vuelta a España, del 20 de octubre al 8 de noviembre.

Otras latitudes y competencias

En Estados Unidos algunos de los deportes más taquilleros son el béisbol y el baloncesto. En cuanto al primero, la MLB (Grandes Ligas de Béisbol) retomó las competencias; y en cuanto al segundo, la NBA (National Basketball Association) reanuda su temporada el 30 de julio; mientras que en fútbol americano la NFL (National Football League) reinicia en septiembre.

Cuando la consultora Morning preguntó a los fanáticos sobre un posible regreso sin multitudes de los deportes profesionales a principios de abril, el 70% dijo que preferirían esperar hasta que sea seguro volver a asistir a los juegos. En mayo, el porcentaje había caído al 38 %, mientras que aquellos que decían que las ligas deberían regresar lo antes posible en lugares vacíos aumentaron del 16 % al 41 %. Y 4 meses después del inicio de la pandemia, la propuesta de realizar encuentros deportivos sin público parece cada vez más atractiva.

Infographic: Fans Have Warmed to a Crowdless Return of Sports | Statista You will find more infographics at Statista

De otro lado, no tener público en el escenario obligó a llevar la transmisión a otros niveles, implementando experimentos con cámaras en realidad virtual, drones que sobrevuelan más bajo de lo normal (al no haber personas alrededor de las canchas); de igual manera se instalaron más micrófonos, según compartió Gabriel Gabor, director de comunicación del torneo MLS is Back (Major League Soccer, la liga de fútbol soccer –no el americano– estadounidense).

El deporte es necesario y para cada práctica hay un público esperando un gran encuentro, que no solo depende de los deportistas, sus equipos, sus ligas y agremiaciones. Incluye una cantidad de variables, trabajo e innovación de otras partes, que como hemos visto, sí es posible lograr.

Ya viene la reactivación del fútbol profesional colombiano, aunque aún no se conocen fechas (tentativa, el 30 de agosto), lo cual aumenta más la expectativa. No solo para fanáticos, sino para todas las personas que dependen de este tipo de actividades en su día a día.

Las fechas de reinicio de las competencias del fútbol profesional colombiano, organizadas por la Dimayor, serán anunciadas en el momento que el Gobierno Nacional autorice las Fase 4 y 5 del Protocolo de Bioseguridad, en las que permite el entrenamiento específico y la puesta en marcha de los torneos.