fbpx

KPMG analizó el “descongelamiento económico” post COVID-19 y deja conclusiones importantes para considerar

El impacto de la aplicación de las vacunas contra el COVID-19 finalmente se está haciendo sentir. Hay una atmósfera de cierto optimismo que impacta positivamente en la recuperación del mercado minorista. Para identificar tendencias de consumo y prácticas, los especialistas de KPMG encuestaron en el último mes de marzo a 1.000 consumidores de los Estados Unidos. El reporte “COVID-19 Consumer Pulse Survey Report”, consolida datos clave acerca del sentimiento del consumidor, las implicaciones del home office (teletrabajo) y el impacto de las vacunas en los viajes.

La investigación de KPMG muestra que el virus sigue dictando los resultados económicos y que los cambios en el comportamiento de los consumidores son más lentos de lo esperado. Si bien el estudio sostiene que la aprehensión de salir a la calle y retomar las viejas costumbres sigue muy presente, a medida que crece la confianza en la eficacia de la vacunación y el impacto de las medidas de estímulo se propaga en los hogares, los consumidores evidencian un aumento del gasto en casi todas las categorías minoristas.

Vale destacar que el estudio del comportamiento del consumidor se ha vuelto más complejo debido a las drásticas rupturas en los ingresos, en la movilidad y en las opciones de compra. Ampliado por la opinión de los líderes del sector, el documento trae resultados fundamentales para que las empresas minoristas y de bienes de consumo avancen en el diseño de estrategias que aceleren el proceso de recuperación.

Al presentar el nuevo informe, Fernando Gamboa, socio líder de Consumo y Retail
de KPMG en América del Sur, comentó que la tendencia positiva observada en los Estados Unidos no es la misma que en otras regiones del planeta. “Optimismo y cautela. Es en este tenue equilibrio que se está produciendo el recalentamiento de la actividad comercial en los Estados Unidos, el país que ha realizado hasta ahora la más amplia y rápida campaña de vacunación contra el COVID-19. Es por ello que, a pesar de las diferencias y especificidades entre países y regiones, esta encuesta regional nos brinda valiosas pistas sobre el sentimiento y las tendencias de los consumidores en este período de recuperación”.

Algunos puntos de interés del estudio:

  • Disonancia cognitiva: Los gastos han aumentado, junto con la incertidumbre a largo plazo. Por primera vez en un año, los consumidores informan aumentos en los gastos tanto en el comercio minorista discrecional como en el esencial. Pero todavía los sentimientos sobre el retorno hacia los niveles de gasto anteriores al COVID-19 son mixtos.
  • Teletrabajo/ Home office y sus implicaciones: Los entrevistados señalaron ciertas ventajas de trabajar en casa. Mientras un 28% citó “ahorrar tiempo de viaje”, otro 24% habló de “condiciones de trabajo más cómodas en el hogar» y un «mejor equilibrio entre el trabajo y la vida personal» como principales motivadores. Pero, al mismo tiempo, señalan la tendencia de los empresarios a retomar la antigua dinámica de actividad en la oficina.
  • Las reubicaciones parecen ser más temporales: Casi una quinta parte (18%) de los encuestados dice que se mudaron durante el año pasado, y el 84% de los que se mudaron mencionaron al COVID-19, como una razón parcial. Entre los consumidores que se han mudado, más de la mitad (53%) indicó que su mudanza fue temporal y que regresarán cuando el virus esté bajo control.
  • La inmunización y los planes de viaje: Finalmente, las vacunas influyen en la intención de viajar y en la actividad social. Los consumidores que se han vacunado al menos una vez planean viajar y participar en reuniones sociales mucho más que los no vacunados. Sin embargo, el impacto de la inmunización en los planes de viaje varía mucho según el cohorte de edad.

El informe completo se encuentra en el siguiente enlace: COVID-19 Consumer pulse survey report. Spring 2021

Este comunicado, al igual que todos los que están publicados en esta sección, es un servicio de Impacto TIC inicialmente para sus agencias de comunicación aliadas, y no influye en la independencia editorial del medio. En esta etapa de experimentación, su publicación no tiene ningún costo.