Realidad Aumentada, el ayudante del profesor que todos quisiéramos en las aulas

Probamos algunas aplicaciones de educación que utilizan la Realidad Aumentada, en el nuevo iPad. Les contamos nuestra experiencia.

Publicado el 12 Dic 2019

Realidad Aumentada

Aunque el hecho de que algunos padres de familia usen sus smartphones y tabletas como niñeras de sus hijos sea una actitud reprobable, eso no quiere decir que dejar una parte de la educación de los pequeños en manos de estos dispositivos sea, por completo, una mala idea. En especial, si en estos procesos educativos se usan herramientas que emplean la Realidad Aumentada.

Entre tantas realidades que existen hoy, la diferencia entre la real, la virtual y la aumentada todavía puede generar confusión en algunas personas. Para el caso particular de las aplicaciones de las que estamos hablando, vale decir que la realidad aumentada mezcla elementos virtuales con los del mundo físico. Dicha mezcla sucede habitualmente en la pantalla de un dispositivo; en otras palabras, no es que en la sala de la casa aparezca un holograma –no todavía–, sino que en la pantalla de una tableta, por ejemplo, se pueden identificar las constelaciones que se ven en el momento y lugar precisos en los que se encuentra el usuario, si apunta su cámara hacia el cielo. Allí, la imagen del firmamento real se mezcla con las de las constelaciones cargadas en la aplicación.

Por el lado de la realidad virtual, uno de los ejemplos más comunes e inmersivos son los videojuegos: las gafas de realidad virtual aislan a jugador de su entorno físico y lo ‘transportan’ a uno virtual, completamente diferente, en el que incluso se engaña a sus sentidos para lograr el efecto deseado. El jugador puede estar en el estudio de su casa, pero siente como si estuviera en un planeta lejano, enfrentando peligrosos alienígenas. La ventaja en el entorno de los juegos es que los disparos de los adversarios pueden resultar letales para el personaje que interpreta, pero no para el jugador.

De regreso a la Realidad Aumentada, su propósito es diferente. Con ella, por ejemplo, un usuario de teléfono celular puede saber dónde está la droguería más cercana al lugar en el que se encuentra, usando una aplicación que identifica los locales próximos con solo apuntar la cámara hacia la calle; o un estudiante puede saber cuál es el famoso ligamento cruzado que tanto hace sufrir a los futbolistas mirando un modelo virtual en su alcoba.

La Realidad Aumentada es una de las tecnologías en las que hace énfasis Apple cuando anuncia productos como las nuevas versiones de iPhone y de iPad. En su tienda de aplicaciones se encuentran decenas de herramientas para usuarios de todas las edades y para diferentes tipos de actividades: laborales, de entretenimiento, de aprendizaje…

“La realidad aumentada es increíblemente útil para resolver problemas del día a día. Permite medir objetos reales, ver cómo quedarían los muebles en su casa y orientarse fácilmente sin mirar un mapa. Gracias a la realidad aumentada, podrá hacer cosas que nunca había imaginado y descubrir nuevas formas de realizar las tareas cotidianas”, dice la compañía de la manzana en su presentación sobre la Realidad Aumentada.

Entre las aplicaciones que usan esta tecnología que ofrece Apple en su tienda llaman la atención especialmente aquellas que sirven como apoyo para la educación. Ya hubiéramos querido muchos saber cómo es un sapo por dentro sin necesidad de abrir uno de verdad con un bisturí –aunque la vocación sádica de algunos los haya hecho disfrutar esta experiencia al máximo– o tener la posibilidad de saber cómo se vería el fósil de un dinosaurio en el jardín de la casa (que levanten la mana aquellos que como niños no llevaban un paleontólogo adentro).

El pasado septiembre, Apple lanzó una nueva generación de iPad que llegó al mercado con el nuevo sistema operativo iPadOS y que funciona con el Apple Pencil (que se compra aparte) como dos de sus principales atractivos. Más adelante nos referiremos brevemente a ellos. Por ahora, recomendaremos algunas de las aplicaciones de Realidad Aumentada que permiten sacarle el jugo al nuevo modelo de la tableta más vendida del mercado.

Realidad Aumentada en el mundo de la anatomía

Hace un par de años, mi mamá se fracturó la cadera y, al explicarnos la situación, el médico que la operó mencionó algunas partes del fémur, incluido el trocánter menor. De inmediato mi mente regresó a las clases de biología de cuarto de bachillerato, con Gustavo Rodríguez, que para asuntos de anatomía siempre nos llevaba al laboratorio del colegio para poder ver las partes del cuerpo en un modelo ‘real’ (había muchas leyendas en torno al origen de los huesos que reposaban en el laboratorio de biología del colegio).

Hoy todavía me causa pesadillas pensar cómo están empacados todos los órganos dentro del cuerpo humano, pero recuerdo claramente la explicación, fémur en mano, de la ubicación del trocánter mayor y el trocánter menor. Seguramente, por lo que los vi ‘en persona’. Así que para aprender más sobre el cuerpo humano (o para resolver las dudas que nos quedaron de la época del colegio), la zona de Realidad Aumentada de la tienda de aplicaciones de Apple tiene disponibles varios títulos, entre ellos:

Atlas de anatomía humana 2020 (24,99 dólares): tiene más de 100 modelos anatómicos con descripciones en varios idiomas (incluido el español). Ha recibido galardones de la Asociación de Ilustradores Médicos, de los Digital Health Awards para aplicaciones móviles y de los W3 Awards para la educación móvil. O sea, bastante recomendada si viene la herramienta.

Insight Heart (1,99 dólares): Como el mismo desarrollador lo dice, es una expedición al corazón humano, de la mano de una asistente virtual llamada Ani. La aplicación se controla mediante gestos y con la voz. Ha sido galardonada en Estados Unidos y Alemania; incluso, fue seleccionada como lo mejor de la App Store en 2017.

Para los amantes de las… ¿ranas?

Froggiepedia (3,99 dólares): ¿Recuerdan lo que dijimos antes acerca de las ranas? Bueno, en esta app se puede hacer el proceso de disección virtual, pero en lugar de utilizar el bisturí, se aprovecha el Apple Pencil como ‘herramienta cortopunzante’. También tiene explicaciones sobre el proceso de metamorfosis y otros datos interesantes de estos anfibios. El desarrollador de la aplicación, Designmate, tiene diferentes títulos académicos para distintas plataformas. Por ejemplo:

Por la salud del planeta

Realidad aumentada
Imagen: WWF.org

WWF Free Rivers (gratis): Todos sabemos que los ríos son importantes, pero seguro nos dolería más cada vez que alguno se seca, los peces se mueren y las comunidades sufren, si tuviéramos más claro el ciclo de vida y el aporte al ecosistema de estas venas del planeta. Ese es el objetivo de esta aplicación, desarrollada por la WWF (la Fundación de la Vida Salvaje, por su sigla en inglés). Hay que decir que algunas opiniones sobre la herramienta critican el uso no tan intensivo de la Realidad Aumentada que se hace en ella, aunque muchas también valoran la experiencia pedagógica.

¡Hay un dinosaurio en mi jardín!

ARcheology – Dig Up History (4,99 dólares): El título de esta app despista, porque la arqueología es el estudio de las civilizaciones antiguas a través de monumentos, obras de arte y otro tipo de vestigios. Esta aplicación realmente es de paleontología (la ciencia que estudia los organismos que existieron en la Tierra en el pasado a partir de sus restos fósiles).

Aunque muchas obras civiles se han detenido porque durante le excavación del terreno se encuentran fósiles, Dig Up History lleva esta realidad al jardín de la casa del usuario o al parque más cercano sin riesgo. La aplicación está bien calificada (4,8 en promedio, a pesar de alguna reseña que le da solo una estrella), pero algunos usuario se quejan por la demora para excavar (¿tal vez demasiado cercana a la realidad?) y por la poca variedad de especímenes disponible. El desarrollador, sin embargo, afirma que ha agregado más y seguirá enriqueciendo la experiencia con información.

World of Dinosaurs (2,99 dólares). Una experiencia similar a la de la app anterior, pero en esta ocasión los usuarios no tienen que lidiar solamente con huesos, sino con especímenes completos y en movimiento (solamente 5, por ahora). La descripción de la aplicación habla de animales ‘vivos’, pero bueno… se trata de una exageración para destacar el grado de realismo que se logra. Por supuesto, la experiencia no se reduce a ver los ejemplares, sino que se cuenta con información detallada sobre su anatomía, qué los llevó a la extinción, cómo se forman lo fósiles, acompañada con ilustraciones en alta definición y audio con los que, se supone, eran los sonidos que emitían estas criaturas. También incluye stickers para iMessage,  datos curiosos y un glosario, entre otras herramientas.

Todo comenzó con un Big Bang

Big Bang AR (gratis): la Organización Europea para la Investigación Nuclear (su nombre oficial en español, pero reconocida en el mundo simplemente como CERN) creó esta herramienta en colaboración con Google Arts & Culture. Con ella se puede saber lo que sucedió hace 13.800 millones de años, cuando ocurrió la explosión que dio origen al universo (¿recuerdan la canción de la serie de televisión? “Our whole universe was in a hot dense state / Then nearly fourteen billion years ago expansion started / Wait […] And all that started with a big bang”).

Comentarios sobre la experiencia con la Realidad Aumentada

Cabe anotar que las aplicaciones de realidad virtual no son exclusivas del mundo Apple, pero Impacto TIC tuvo la oportunidad de manejar algunas de ellas con un iPad 2019. Aunque se han logrado muchos avances en esta materia, cabe anotar que el espacio en el que se van a utilizar las herramientas debe ser, en general, lo más libre de obstáculos posible, pues el motor de Realidad Aumentada a veces suele tardar un poco en arrancar si encuentra un ambiente que no sea fácil de interpretar (muchos muebles, excesiva decoración, por ejemplo).

Una vez se pone en marcha, la experiencia es muy entretenida, pero hay que saber manejarla. Trabajar con Complete Anatomy (un título gratuito, similar al Atlas de Anatomía) fue muy divertido, aunque al principio no fue fácil manipular el modelo de Realidad Aumentada del esqueleto parado junto a la mesa de centro en la sala de mi casa. ¿Lo movía o aumentaba su tamaño muy rápido? ¿En qué momento fue a parar al techo de la sala? Realmente hay que desarrollar un pulso casi quirúrgico, pero la experiencia vale el esfuerzo.

La aplicación de WWF sobre los ríos falló un par de veces antes de comenzar a funcionar sin problemas. Las ayudas son permanentes para que el usuario aprenda a sacarle el mayor provecho posible, aunque debo decir que estoy esperando una segunda parte, porque el entusiasmo me llevó a agotar de manera relativamente rápida el contenido que usa la Realidad Aumentada.

Algunos comentarios de los usuarios en las diferentes aplicaciones contenían puntos de vista encontrados sobre el desarrollo de la Realidad Aumentada. Para algunos, la experiencia era extraordinaria; otros se mostraban pacientes frente al hecho de que es una tecnología a la que le falta desarrollo y los más exigentes no toleraban que las apps todavía tuvieran errores técnicos. Cabe preguntarse hasta qué punto algunos desarrollos en esta área –Realidad Aumentada en general, no solamente en las aplicaciones– todavía están en el campo de lo experimental y por eso aún no es posible encontrar apps perfectas.

De cualquier manera, aunque en este texto recomendamos algunas aplicaciones dirigidas especialmente al público infantil y juvenil, no sobra recordar que las dos primeras (Atlas de Anatomía y el Corazón por Dentro) han sido reconocidas en el mundo de la medicina profesional. En otras palabras, el espectro en el que se puede trabajar con la realidad aumentada es muy amplio. En la App Store de Apple (y en la tienda de aplicaciones para Android de Google) también se encuentran títulos relacionados con diseño, música, aprendizaje de idiomas, salud, deportes y compras, entre otras áreas.

Ya casi para terminar…

Un par de comentarios sobre el nuevo iPad: primero, aunque el nuevo sistema iPadOS ya estaba disponible para descargar en dispositivos anteriores, antes del lanzamiento de la nueva versión de la tableta, hay que destacar que sus novedades hacen que se puedan aprovechar mejor las características del dispositivo, en especial su tamaño. Por ejemplo, se facilita el despliegue de diferentes aplicaciones en pantalla para transportar información de una a otra… Por otra parte, algunos usuarios que prefieren la experiencia original agradecen que el navegador Safari se pueda ver ahora tal como se ve en el computador de escritorio.

Si quiere conocer más a fondo las características del nuevo iPadOS, le recomendamos el video de La Manzana Mordida que encontrará en este enlace.

En segundo lugar, los amantes del Apple Pencil agradecemos que este accesorio esté disponible en la mayor cantidad de dispositivos posible, en especial por el grado de precisión que ofrece para labores como dibujo y diseño. Es una gran ventaja que se pueda usar en el más reciente iPad.

Sin embargo, a quienes hemos tenido la oportunidad de usar la segunda versión del lápiz de Apple nos sale una mueca cuando sabemos que el nuevo iPad utiliza la primera versión; y no por la funcionalidad, en la que prácticamente no se nota diferencia, sino porque la manera como fue diseñado resulta incómoda para la sincronización y la carga del accesorio.

Aunque existe un adaptador para cargarlo mediante el cable con conexión Lightning, el mecanismo estándar para cargar la primera versión del Apple Pencil es conectarlo al puerto Lightning del iPad. La sensación es que, en cualquier momento, un tropezón va a hacer que el lápiz se parta; también es poco práctico trabajar en el iPad con el lápiz conectado allí, ¡más si se hace en una app que funciona en formato vertical! Escoger un otro momento para cargar el lápiz no es una posibilidad, ¡es un imperativo!

Realidad Aumentada
La manera de conectar el Apple Pencil al iPad para sincronizarlo o para cargarlo era excusable (más que entendible) en una primera generación. Pero la manera de hacerlo en el Apple Pencil 2 (pegándolo al lomo del iPad Pro mediante una superficie magnética) nos acostumbró mal a los usuarios.

Lo recomendable es conseguir el adaptador para cargarlo mediante el cable, aunque el lápiz no funciona mientras se está cargando con este accesorio. La primera versión del Apple Pencil fue un motivo de celebración en términos de funcionalidad, pero no fue el mejor esfuerzo de Apple en diseño para los procesos de sincronización y carga.

Cifras del mercado de tabletas en el mundo

Cabe anotar que durante el tercer trimestre de 2019, el mercado mundial de tabletas volvió a registrar un aumento –del 1,9%–, luego de varios periodos consecutivos a la baja. Apple sigue cómodo en el primer lugar de la tabla con 31,4% de participación de mercado y un nada despreciable crecimiento de 21,8% frente al mismo periodo del año anterior, según cifras de IDC. El mayor crecimiento lo logró Amazon, con 25,6, basada en su estrategia de venta de tabletas muy económicas. Teniendo el cuenta el costo de los iPad, Apple debe darse por muy bien servida al tener un crecimiento tan amplio como el que muestran las cifras.

Mercado de Tabletas

En conclusión…

Los fanáticos de Apple (entre los que me incluyo, aunque no soy recalcitrante), en especial aquellos que hemos tenido que movernos a alternativas más económicas en el mercado, a pesar de la admiración que sentimos por la marca, podemos soportar que el iPhone haya cedido los dos primeros puestos del mercado de smartphones frente a Samsung y Huawei, y que Xiaomi ya no esté tan lejos. Pero esbozamos una sonrisa cuando vemos las cifras del mercado de tabletas y nos damos cuenta de que en él, el iPad ha sabido mantener el predominio, basado en una oferta de productos confiables y de buena calidad… lástima lo costosos, pero… literalmente, parece que es el precio que hay que pagar.

[su_divider top=”yes” text=”” style=”default” divider_color=”#999999″ link_color=”#999999″ size=”1″ margin=”15″ class=””]

Imagen principal: Patrick Schneider (Unplash).

¿Qué te ha parecido este artículo?

D
Jaime Ernesto Dueñas Montaño

Periodista con énfasis en temas de tecnología, y con más de 25 años de experiencia en medios como El Tiempo, Pulzo y Enter.co. Colaborador en publicaciones de ciencia y tecnología.

email Sígueme en

Artículos relacionados

Artículo 1 de 3