fbpx

Las condiciones de aislamiento han hecho que las personas se vuelquen sobre lo digital. Si bien los entornos laborales y educativos son la principal evidencia de que lo virtual –bien, regular o mal ejecutado– ofrece una salida para las dificultades que se presentan durante la cuarentena decretada para mitigar los efectos del COVID-19, hay otros escenarios en los que la tecnología también ha permitido que la distancia física no sea un obstáculo para seguir adelante con nuestras vidas.

Ahora hay más gente haciendo compras y transacciones bancarias por Internet, más espacios para la teleconferencia en ámbitos sociales y familiares, más interacción con los canales digitales para informarnos de lo que sucede en el mundo; y es posible que poco a poco también se logre más educación y más criterio para separar lo bueno y lo malo que circula por ellos.

Sin embargo, el hecho de usar herramientas de tecnología no es, por sí solo, un indicador de que, como ciudadanos, nos estamos apropiando de ellas de una manera que convierta en verdaderos Ciudadanos Digitales a los que no lo eran. Y, en ocasiones, los entornos no permiten que se desarrollen o se potencien todas las habilidades digitales de quienes ya las tienen y las apropian en el ejercicio de la ciudadanía.

Ser un ciudadano digital es entender que el mundo no se divide en real y virtual, porque el mundo digital es lo más real que hay: se conocen personas, se estudia, se trabaja, genera empleos nuevos y específicos para este campo, trae entretenimiento, pero también deberes, derechos y riesgos.


¿QUÉ ES UN CIUDADANO DIGITAL?, EN IMPACTO TIC.

Para abordar el asunto consultamos a varios conocedores del tema que fueron incluso más allá del concepto de ciudadanía y nos hablaron de la importancia general de lo digital en el contexto actual. El diálogo principal lo tuvimos con Carlos Sánchez, doctor en Psicología, e Ismael Arévalo, líder de Desarrollo de Negocios de la firma Controles Empresariales. Si bien el primero tiene una visión más social y humanista de la Ciudadanía Digital y el segundo se enfoca más en sus implicaciones desde el punto de vista empresarial, los dos coinciden en puntos de vista que apoyan la visión de Impacto TIC: lo importante de la tecnología no son los bits y los bytes, sino la manera como esta transforma vidas y cambia el mundo.

Así respondieron ellos (y otros expertos consultados) a las preguntas de Impacto TIC sobre los efectos positivos y negativos que la pandemia y las medidas de aislamiento tienen sobre la Ciudadanía Digital y, como lo mencionamos antes, sobre lo digital en general

Empecemos por el principio…

Antes de entrar en materia, recordemos un poco sobre el concepto de Ciudadano Digital, que según el texto de Impacto TIC citado anteriormente también involucra acciones como:

  • Usar las tecnologías para resolver tareas cotidianas ahorrando tiempo y dinero.
  • Estar preparado para encontrar oportunidades de crecimiento personal y profesional a través de Internet.
  • Realizar cualquier tarea básica en un computador (y ahora más que antes, en un celular inteligente o una tableta), haciendo uso de Internet y herramientas en línea.
  • Usa las tecnologías para brindar soluciones a las necesidades personales y de las comunidades del país.

A las definiciones correspondientes, agreguemos la profundización que sobre el tema hace Carlos Sánchez:

Teniendo claro lo anterior, les preguntamos a Sánchez y a Arévalo si el entorno digital de Colombia (incluso desde antes de la época del nuevo coronavirus) favorece el desarrollo de la Ciudadanía Digital.

A partir de la respuesta de Arévalo, principalmente, le preguntamos si existe la posibilidad de que haya Ciudadanos Digitales con unas habilidades mayores a las que el entorno les permite explotar o desarrollar.

Tenemos que reinventarnos desde las cosas más simples

Como ya lo dijimos antes, el hecho de usar herramientas digitales por sí mismo no necesariamente implica que hay un desarrollo de concepto de ciudadanía digital. Pero en el entorno de la pandemia y las medidas de aislamiento, debe haber conductas o situaciones que se hayan favorecido o que revelen aspectos en los que se debe trabajar. ¿Cuáles son estas conductas y situaciones? Carlos Sánchez hizo una exposición del impacto de la pandemia en términos sociales que se puede ver aquí.

A esta pregunta también nos respondió Edison F. Parra, Gerente de Transformación Digital de Axity Colombia, quien considera que el concepto de Ciudadanía Digital se mantiene vigente, pero que la situación actual de aislamiento y prevención alrededor de la salud «ha generado es una reinterpretación de las estrategias y la forma en la que se tenía pensado implementar dicha ciudadanía digital«.

«Creo que la afectación ha sido muy positiva, acelerando que las organizaciones implementen estrategias digitales para sus usuarios que antes no habían hecho, por una especie de ‘pereza organizacional’, como mencionó Juan Pablo Ramirez (CEO de Empréndete), al final, la transformación digital no necesariamente son grandes implementaciones y cambios en las cosas, las pequeñas cosas pueden generar grandes impactos. En Colombia, por ejemplo, hace unos días, MasterCard daba a conocer que el uso de pago sin contacto aumentó un 19%, y ni hablar de la habilitación de servicios digitales que han hecho las entidades financieras o de salud«, señaló Parra.

Sobre lo tecnológico, esto fue lo que nos dijeron Arévalo y Sánchez:

«La idea de la ciudadanía digital no solo se ve impulsada por la situación del Covid-19, sino que se convertirá en uno de los conceptos fundamentales para comprender el mundo de ahora en adelante. Gracias a las soluciones tecnológicas que en este contexto extraordinario permiten que parte de la ciudadanía mantenga sus actividades básicas –como trabajar, realizar movimientos financieros o estudiar–, los gobiernos, las empresas y las personas son mucho más conscientes de la necesidad de las habilidades y herramientas tecnológicas. De este modo, con ayuda de alianzas público privadas, así como con el fortalecimiento del sector tecnológico y científico en Colombia, se podrá reforzar el concepto de ciudadanía digital y llevar los proyectos relacionados del gobierno al siguiente nivel».


JOSÉ FERNANDO QUINTERO, DIRECTOR DE AAPP DE INDRA EN COLOMBIA

«Si bien la situación de salud durará algunos meses y la economía se verá muy afectada por toda esta coyuntura, sabemos que muchas cosas deben reactivarse y que la ‘nueva normalidad’ será orientada principalmente por el ‘no contacto físico’, pero es una oportunidad de oro para que los entes gubernamentales, capitalicen lo bueno y lo malo de esta experiencia, mantengan el moméntum en sus iniciativas digitales y aceleren la implementación de nuevas tecnologías que simplifiquen la vida de las personas no solo habilitando el medio digital sino disminuyendo los pasos de los procesos. Recordemos que no por eliminar el papel estamos haciendo un proceso digital».

EDISON F. PARRA, GERENTE DE TRANSFORMACIÓN DIGITAL DE AXITY COLOMBIA

Entonces, ¿qué hay que hacer para sacar más provecho de lo digital en nuestra vida diaria, en especial cuando las condiciones en los escenarios presenciales se hacen complejas y se habla de una ‘nueva normalidad’ en la que las relaciones cara a cara se ven afectadas ante el riesgo de convertirnos en víctimas o en transmisores de la enfermedad? A Ismael Arévalo le preguntamos específicamente si hay que ser optimistas con respecto a los cambios que vienen en cuanto al aprovechamiento de los entornos digitales.

Tenemos que elevar los índices de alfabetización digital

¿Podemos ser optimistas frente al futuro?

Edison F. Parra, de Axity, también hizo su aporte a las conclusiones sobre este tema: «Dentro de los conceptos smart se encuentra el de Smart City, que incluye un conjunto de componentes adicionales al del ciudadano digital, entre los que se encuentra por ejemplo el de entidad digital para complementar todas las implicaciones de lograr que los ciudadanos sean parte activa de una nueva sociedad digital«.

Al ejecutivo no le quedan dudas de que los ciudadanos han tomado una nueva conciencia, han descubierto sus capacidades con la tecnología y han puesto a prueba su intelecto para hacer su vida más digital en estos tiempos. «Estoy seguro que seguirán en gran medida participando e involucrándose en la transformación digital con su papel en la sociedad«.

La ñapa: ¿Por qué la gente le tiene miedo a 5G?

Carlos Sánchez estudió 5 semestres de Ingeniería de sistemas antes de optar por el estudio de la conducta humana y hacerse doctor en el campo de la psicología. A él le preguntamos por el temor que se presenta en algunos sectores de la población frente a la llegada de 5G, por considerar esta tecnología la puerta que va a abrir el camino hacia el control total de las personas por parte de los gobiernos y de las entidades e instituciones públicas y privadas. Esto fue lo que nos comentó:


Imagen principal: Jack Moreh (Stockvault).

Jaime E. Dueñas M.
Periodista con énfasis en temas de tecnología, y con más de 25 años de experiencia en medios como El Tiempo, Pulzo y Enter.co. Colaborador en publicaciones de ciencia y tecnología.

De otros Especiales 2020