Aunque la Ciudadanía Digital no es algo nuevo, el programa del Ministerio TIC de Colombia continúa siendo una de las estrategias más destacadas y estructuradas de la región, desde que comenzó a  ejecutarse en 2017. Justamente, por la continuidad y el alcance que ha logrado. El solo hecho de que exista una cartera administrativa enfocada en aumentar el impacto de las tecnologías de la información y las comunicaciones, que propende por la formación de Ciudadanos Digitales y que tiene planes para que se desarrolle una economía digital en el país es de por sí un punto diferencial que no se encuentran en los otros países.

Por el lado privado también existen iniciativas en formación de Ciudadanía Digital, como es el caso del programa Soy Digital de Facebook, que al cierre de 2020 tenía presencia en 4 países de Latinoamérica (Argentina, Costa Rica, Colombia y México), dirigido a todas las personas, mayores de edad, interesadas en aprender y certificarse en este tema.

Así avanza la Ciudadanía Digital en Latinoamérica:

Chile

En 2017 no existía en este país un Ministerio especializado en el fomento de las nuevas tecnologías, por lo que los programas de educación en Ciudadanía Digital se habían desarrollado especialmente desde instituciones universitarias, empresas privadas y en algunos casos desde el Ministerio de Educación, como es el caso del programa Internet SeguraSin embargo, para 2021 el panorama ha evolucionado. Ya existe el Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, pero el tema de Ciudadanía Digital se promueve desde el Ministerio de Educación.

El caso chileno es uno de los más destacados, no solo por la anticipación en la creación de los programas de formación para sus ciudadanos, sino también por la generación de información de valor. Continúan sumándose diferentes iniciativas que trabajan en temas relacionados, como No lo Permitas, Internet segura y Derechos Digitales, entre otras.

Por ejemplo, durante el primer año de trabajo de la red chilena de Ciudadanía Digital se realizó una revisión de los recursos educativos disponibles a nivel internacional en esta temática, que se compartió en este completo visor. El estudio destaca la particularidad de que las iniciativas Latinoamericanas están usualmente vinculadas a cada gobierno.

Argentina

Caso contrario al chileno es del de su vecino Argentina. Los cursos de Ciudadanía Digital tienen en este país una buena trayectoria, tanto desde el Estado como desde iniciativas particulares o de organizaciones. Un ejemplo es Chicos.net, que en asocio con la organización Save the Children tiene un frente de trabajo enfocado en Ciudadanía Digital con el fin de proteger a los niños, no para certificarse pero sí para educar a padres y docentes sobre ella.

Por otro lado, a través del Ministerio de Educación de la Nación y Google Argentina se realizan diferentes procesos de formación en Ciudadanía Digital en 4 módulos, de manera gratuita.

Hay se destacan otras iniciativas como Nuestro Lugar, que desarrolla contenidos educativos, para reflexionar sobre los usos de las tecnologías; y Faro Digital, que desde 2018 ha sido el aliado de Facebook para continuar apoyando la educación digital en Argentina, a través de Soy Digital. Justamente, en 2018 esta ONG, que promueve la ciudadanía digital, buscando un uso consciente y reflexivo de Internet y las redes sociales, logró alfabetizar digitalmente a 1.500 personas en comunidades vulnerables de la Provincia de Buenos Aires.

Brasil

Es el país de América del Sur con más usuarios activos en Internet. Para 2020 ya sumaba más de 150 millones, según el informe digital de We Are Social y Hootsuite. Allí, las iniciativas digitales están más enfocadas en la oferta de servicios que en la formación misma, aunque esto no significa que no existan cursos. De hecho la iniciativa del Ciudadano Digital se viene trabajando desde 2002.

A diferencia de otros países, en Brasil ya existe una identificación digital y se han expedido más de 10 millones de certificados digitales.

Desde el Ministerio de Planeación, Desarrollo y Gestión cuenta con una plataforma exclusiva de Ciudadanía Digital, por medio de la cual se puede acceder a las informaciones y a la prestación de servicios públicos digitales. Las formaciones de ciudadanos digitales se realizan de manera diferente según cada estado, ya que se trata de un gobierno federal. Sin embargo, existe un lineamiento general para ofrecer cursos virtuales y gratuitos.

Por parte del sector privado también existen varias opciones, algunas más especializadas que otras aunque no todas son gratuitas.

México

Cuenta con una Estrategia Digital Nacional lanzada en 2013, que busca una comunicación abierta, transparente y útil entre Gobierno y ciudadanos a través de medios digitales.

También existe el Laboratorio de Ciudadanía Digital, un proyecto implementado por el Centro Cultural España, Fundación Telefónica México y el Ateneo Español de México para dar voz y dotar de herramientas informáticas a la ciudadanía con el finde acortar la brecha digital.

Para 2017, al igual que en Brasil, la estrategia de México estuvo enfocada en digitalizar los servicios públicos, más que en ofrecer formación y certificación en temas de ciudadanía digital, lo cual ha ido cambiando. Justamente, en marzo de 2020 se lanzó el programa de formación Soy Digital en este país, cuyo aliado es el Instituo Nacional Electoral (INE), en el marco de la Estrategia Nacional de Cultura Cívica.

Uruguay

Este es de los pocos países que cuentan con una estrategia de Ciudadanía Digital. El documento final fue presentado en 2020 y su realización estuvo a cargo 14 organizaciones, desde la Presidencia, pasando por ministerios y la academia, hasta la Unicef. El documento final enfatiza en las habilidades digitales necesarias para hacer un ejercicio pleno de la ciudadanía en el entorno digital; y además presenta 5 perspectivas transversales para abordar la temática en Latinoamérica:

  • Inclusión digital.
  • Capital cultural.
  • Cultura democrática.
  • Participación.
  • Derechos humanos.

La versión final integró reflexiones de referentes de niñez, adolescencias, personas mayores, género y medios de comunicación, así como también comentarios de la ciudadanía.

Otro factor relevante en el contexto uruguayo es la presencia de actores como la Agencia de Gobierno Electrónico y Sociedad de la Información y del Conocimiento (Agesic), que en alianza con Unesco adelantan actividades en el Grupo de Trabajo de Ciudadanía Digital (GTCD), para –entre otras cosas– fortalecer las competencias digitales de las personas en Uruguay.

Dejando de lado la esfera gubernamental, aparecen otros actores que también están trabajando en la formación y certificación en ciudadanía digital, como es el caso de Google.

Con toda la experiencia en la creación de cursos digitales, Google abrió su espacio de ciudadanía digital para educadores, el cual es gratuito y, al igual que el de Colombia, también ofrece la opción de certificarse.

También existen iniciativas como el Programa de Educación en Ciudadanía Digital, que nació de la alianza entre la Unesco y Microsoft. Sin embargo, este programa no está abierto a todas las personas, dado que se enfoca en fortalecer el conocimiento y las competencias digitales en las escuelas y en la formación de todos los docentes.