El 12 de abril de 1961, el soviético Yuri Gagarin se convirtió en el primer ser humano que llegó al espacio. A bordo de la nave Vostok 1, el cosmonauta completó una órbita alrededor del planeta; la misión completa tardó 108 minutos. Este fue el segundo golpe que la entonces Unión Soviética propinó a Estados Unidos en la Carrera Espacial; el primero fue el lanzamiento del primer satélite –el Sputnik– que saltó a la órbita terrestre casi 4 años antes, el 4 de octubre de 1957.

Gagarin murió en marzo de 1968, un poco más de un año antes de que Estados Unidos ‘tomara revancha’ al poner un hombre en la superficie de la Luna por primera vez en la historia; en total, 12 hombres han pisado la superficie del satélite natural de la Tierra desde entonces.

El siguiente es un listado de algunas primeras veces memorables en la historia de la Carrera Espacial, que para un futuro más o menos cercano tiene entre sus hitos anunciados el regreso del hombre a la Luna –ese ‘hombre’ como genérico, pero se espera que sea realidad la llegada a su superficie de una mujer– y el primer paso de un ser humano sobre la superficie de Marte.

Yuri Gagarin, el primer hombre en el espacio

Yuri Gagaron. Imagen: Wikimedia Commons.

A su regreso del espacio, Yuri Gagarin confirmó que la Tierra es azul. Aunque sus palabras exactas pierden precisión entre las anécdotas y las traducciones, el sitio de RTVE señala que, todavía en el espacio, afirmó: «Veo la superficie terrestre a través de la ventanilla. El cielo es negro. Y rodeando la Tierra, rodeando el horizonte hay una aureola azul muy bonita que se oscurece a medida que se aleja de la superficie. ¡Qué hermosa es!».

El mismo medio destaca otras palabras de Gagarin a su regreso a la Tierra, que –a merced del cambio climático, la deforestación, la contaminación de los mares y otros fenómenos que son consecuencia de la accion del hombre– parecen haberse diluído en estos 60 años: «Dando vueltas a la Tierra en mi nave espacial orbital me maravillé de la belleza de nuestro planeta. Pueblos del mundo, protejamos y aumentemos esa belleza, no la destruyamos».

Valentina Tereshkova, la primera mujer en el espacio

Valentina Tereshkova. Imagen: Wikimedia Commons.

Otro punto para la Unión Soviética en la carrera espacial: la primera mujer en llegar al espacio fue Valentina Tereshkova, a bordo de la nave Vostok 6, en una misión lanzada el 16 de junio de 1963. Durante 3 días, la cosmonauta de tan solo 26 años completó 48 órbitas alrededor del planeta. Su apodo durante la misión fue Chaika, que significa gaviota, en ruso.

«Nacida en el seno de una familia humilde y proletaria de la URSS de posguerra, Tereshkova no fue a la escuela hasta los 8 años y abandonó su formación académica pocos años más tarde para trabajar en una fábrica textil», dice un fragmento de su biografía publicado por National Geographic. Su empuje y perseverancia la llevaron al sitio de honor que ostenta.

Los primeros paseos espaciales

La llegada de los seres humanos al espacio fue un hito, pero en sus primeras incursiones, ninguno se bajó de la nave. No fue sino hasta el 18 de marzo de 1965 que el soviético Aleksei Leonov puso sus pies en el espacio exterior, al descender de la nava Vosjod 2. El primer paseo espacial estadounidense se realizó el 3 de junio de 1965 y su protagonista fue Ed White, que viajó a bordo de la nave Gemini 4. La primera caminata espacial realizada por una mujer se realizó el 25 de julio de 1984, y su protagonista fue –adivinen– una rusa: Svetlana Savítskaya. Un poco más de 54 años después de esa primera incursión afuera de una nave, el 18 de octubre de 2019, 2 mujeres hicieron el primer paseo espacial exclusivamente femenino de la historia: sus protagonistas fueron las estadounidenses Jessica Meir y Christina Koch.

Laika, el primer ser vivo en el espacio

El primer ser vivo en el espacio fue una perra que pasó a la historia con el nombre de Laika, aunque originalmente se llamaba Kudryavka. La misión se concretó el 3 de noviembre de 1957, pero lo cierto es que el animalito murió tan solo 5 horas después del lanzamiento. Laika iba a bordo de la nave Sputnik 2.

Misiones anteriores, que no llegaron al espacio exterior, fueron ‘tripuladas’ por moscas de fruta (febrero de 1947), pero en general la carrera espacial ha contado con el aporte de monos –muchos monos–, totugas, ratones, gatos, ranas, gusanos, abejorros y arañas, entre otros… y seguramente, alguna pulga colada entre el pelaje de algunos de los ejemplares mencionados.

Sputnik, el primer satélite en el espacio

Réplica del Sputnik, el primer satélite en la Carrera Espacial. Imagen: Nasa, a través de Wikimedia Commons.

El primer satélite que llegó al espacio, puesto en órbita el 4 de octubre de 1957, tiene el mismo nombre de la vacuna rusa contra el Cóvid-19: Sputnik (aunque la vacuna se llama Sputnik V). Era, según lo describe BBC Mundo, «una esfera de aluminio del tamaño de una pelota de laya –apenas 58 centímetros de diámetro– de poco más de 80 kilos, con cuatro largas y finas antenas». National Geographic compara su tamaño –con más claridad– con el de una pelota de baloncesto. El Sputnik tardó 98 minutos en orbitar la Tierra.

Dennis Tito, el primer turista espacial

Imagen: Nasa a través de Wikipedia Commons.

Aunque el viaje de turistas espaciales a cargo de empresas privadas está contemplado para iniciarse en el corto plazo, todavía no ‘despega’ oficialmente. Pero la Nasa ya llevó al espacio a un particular, que pagó unos 20 millones de dólares por el entrenamiento, el viaje y su estancia de 8 días en la Estación Espacial Internacional. Se trata del magnate estadounidense Deniss Tito, que si bien había sido ingeniero de la Agencia Espacial de Estados Unidos, realizó su viaje solo por placer, no como una misión de la Nasa. La travesía se concretó el 28 de abril de 2001; aunque el turista nació en Estados Unidos, su ‘paquete turístico’ se gestionó a través de la Agencia Federal Rusa, que al final convenció a la Nasa de darle gusto a Tito. El viaje se realizó en la nave rusa la nave rusa Soyuz TM-32.

Sin embargo, compañías como Virgin Galactic y Blue Origin tienen planeado llevar turistas especiales a la órbita baja terrestre, aunque todavía no son públicas las fechas específicas. Lea acá otros avances de la carrera espacial esperados para 2021.   

El primer viaje espacial privado

El primer viaje al espacio realizado por una empresa privada se inscribió en la historia el 30 de mayo de 2020. La cápsula espacial Crew Dragon de SpaceX –que viajó en un cohete Falcon 9– se acopó con éxito a la Estación Espacial Internacional. A bordo viajaban los astronautas de la Nasa Robert Behnken y Douglas Hurley. No sobra recordar que SpaceX fue fundada por Elon Musk, también cofundador de empresas como Tesla, Neuralink, Hyperloop y The Boring Company, entre otras.

El primer hombre en la Luna

Y aunque la llegada del hombre a la Luna se celebró más recientemente, en este listado no podía faltar uno de los sucesos histróricos más importantes de la humanidad. El 16 de julio de 1969 el Apolo 11 partió hacia el satélite natural de la Tierra con una tripulación conformada por Neil Armstrong, Edwin Aldrin y Michael Collins. La misión alunizó en el Mar de la Tranquilidad el 20 de julio siguiente y Armstrong dio ese pequeño paso para el hombre, pero grande para la humanidad del que se celebraron 50 años en 2019. Como ya se mencionó antes, 12 hombres, a bordo de 6 misiones, lograron repetir los pasos de Armstrong. Y se espera que en un un futuro no muy lejano sea una mujer, a bordo de una de las naves del proyecto Artemisa, de la Nasa, quien amplíe este listado de primeras veces en la historia de la carrera espacial.

Imagen principal: Arek Socha (Pixabay).