fbpx

¿Cómo disfrutar y aprovechar las redes sociales sin perder productividad?

En muchas ocasiones recurrimos a nuestro teléfono móvil para revisar el tema o los temas del día en Twitter o para distraernos un poco del trabajo mirando memes. Sin embargo, no solemos darnos cuenta de cuánto tiempo invertimos en esas actividades de distracción y cómo esto afecta nuestra productividad.

Según Statista, los usuarios de internet de todo el mundo pasan un promedio de 2 horas y 25 minutos al día conectados a plataformas sociales. Lo interesante es que los usuarios de muchas economías en desarrollo son los que registran el mayor tiempo invertido en Facebook, Twitter, Instagram y similares. Países como Colombia tienen un promedio de conexión a estas plataformas de 3 horas y 45 minutos al día.

Existen estudios que indican que revisar redes sociales puede contribuir a mejorar comportamientos productivos, así como propiciar comportamientos improductivos en el trabajo. Lo cierto es que esta actividad tiene sus ventajas y desventajas, pero en temas de productividad casi siempre es lo último. Entonces, ¿cuáles podrían llegar a ser esas desventajas? y ¿cómo controlar el tiempo que invertimos en redes sociales?

Antes que nada, hay saber que hoy en día los dispositivos más usados para conectarse a redes sociales, excepto LinkedIn, son los smartphones. Ahora encontramos en ellos la posibilidad de revisar nuestras redes sociales cuando queramos y cuanto queramos. La importancia de estos aparatos en nuestras vidas es tan grande que un estudio realizado por WhistleOut aseguró que las personas pasamos en promedio casi 9 años de nuestra vida mirando la pantalla de un celular. Seguramente gran parte de esos 9 años los pasamos en redes sociales, tal y como lo muestra Statista.

Imagen: Global Web Index vía Data Reportal

Revisar el celular y las redes sociales puede darse como parte de ese merecido descanso que debemos tomar cada cierto tiempo a lo largo del día. Sin embargo, dedicar nuestros breaks a dicha actividad no siempre es lo más recomendado, pues la idea es tener un tiempo de calidad que permita descansar realmente del trabajo. Recordemos que Amikam Yalovetzky, experto en productividad y fundador de Tiger Academy, sugiere hacer pausas o breaks verdaderos que permitan desconectar, y en estos tiempos de teletrabajo se hace muy necesario dejar las pantallas a un lado por un momento.

Imagen: Pixabay

Otra forma en que este hábito puede resultar contraproducente es si lo convertimos en una adicción. Un estudio de la firma analítica Sinnetic revela que cada hora invertida en redes sociales por una persona dependiente equivale a una pérdida de productividad del 13 % diario. Vale la pena mencionar que ser productivo, según el concepto de Amikam, es cumplir con las tareas prioritarias y hacer algo que este relacionado con algo más grande. Entonces, si invertimos demasiado tiempo en plataformas sociales, es posible que no logremos realizar esas tareas prioritarias a tiempo e incluso que no logremos realizar muchas de nuestras tareas básicas y seamos no solo improductivos, sino ineficientes. Además, recuerde que la adicción a redes sociales retarda el cumplimiento de metas y genera gastos.

Consejos para controlarse con las redes sociales

Muchos expertos afirman que con 2 horas de uso diario de estas plataformas ya hay posibilidades de tener un trastorno psicológico. Otros dicen que se necesita más que eso para decir que hay un problema, de 5 a 7 horas al día. La idea no es asustarse, pues el uso de las redes sociales depende de cada persona y es difícil definir cuánto tiempo es dañino y cómo eso le va a afectar en su trabajo o relaciones personales. Aun así, tenga en cuenta que los social media son potencialmente adictivos y el exceso de uso puede perjudicar la productividad. 

Imagen por camilo jimenez en Unsplash

Algunos consejos para controlar el tiempo que invertimos en estas plataformas van desde desintoxicarse de ellas hasta limitar su uso durante el día. Lo primero que debería considerar es establecer un horario específico para revisar sus cuentas y no pasar más de cierta cantidad de horas en eso; lo recomendado por expertos es máximo 2 horas al día. Al establecer este horario piense en dejar suficiente tiempo para las tareas que lo hacen productivo y que son del trabajo, para la familia y el buen descanso.

También intente limitar las notificaciones de su teléfono y eliminar apps por completo o apagarlas por unos días. Según Mario Carvajal, psicólogo del Instituto Tecnológico de Monterrey, la manera en que las aplicaciones llaman la atención de los usuarios es mediante notificaciones, por eso limitarlas puede ser una buena opción para no distraerse.

Si le resulta muy difícil despegarse de Twitter o cualquier otra red social, considere eliminar las apps o restringir su uso mediante las opciones que iOS y Android brindan para eso.

Imagen principal: Pixabay