Rappi se prepara para ser un neobanco: se pone más interesante el sector fintech en Colombia

Publicado el 28 Mar 2022

RappiPay-RappiCuenta-RappiCard

El famoso marketplace, plataforma de domicilios y unicornio colombiano está próximo a cumplir 7 años de fundación y también a establecerse oficialmente como una compañía de financiamiento; al menos así lo aseguran desde la empresa. La startup colombiana es muy conocida por sus verticales de restaurantes, supermercados y pequeñas tiendas, farmacias, licores, mascotas, entre otros servicios, pero también por su plataforma de servicios financieros: RappiPay.

RappiPay es una billetera electrónica o depósito de dinero electrónico que opera Rappi en alianza con el banco Davivienda. Según las cuentas de la compañía, más de 800.000 personas al cierre del 2021 contaban con una cuenta en RappiPay, lo que le permitió a la empresa consolidarse como el mayor emisor de tarjetas débito Visa en Colombia durante el segundo trimestre del año pasado.

RappiTurbo
Charla sobre Rappi Turbo con ‘Personal Shoppers’. Imagen: Daniel Ayazo (Impacto TIC)

Los números parecen indicar que la incursión de Rappi en la movida financiera va bastante bien y, de hecho, todavía hay que sumarle las cerca de 160.000 personas que han adquirido su tarjeta de crédito RappiCard. Gabriel Migowski, CEO de RappiPay, dijo el pasado 3 de febrero en una entrevista con La República que tenían 2 objetivos para este año: mantener por encima del 80 % el Net Promoter Score, una herramienta para medir la lealtad de los clientes, y conseguir la licencia para convertirse en una compañía de financiamiento.

La idea de convertirse en una compañía de financiamiento (básicamente en un banco) se viene trabajando desde año pasado y parece que le falta muy poco para que sea una realidad. Durante un evento de Rappi, Magda Galindo, directora de mercadeo de RappiPay, confirmó que la empresa está trabajando con la Superintendencia Financiera para obtener la licencia de compañía de financiamiento comercial. Así las cosas, en la segunda mitad del año podríamos ver el nacimiento de un nuevo neobanco colombiano que, además de la RappiCard, ofrecerá una cuenta de ahorros para sus clientes.

Magda-Galindo-RappiPay-RappiCard
Magda Galindo durante un anuncio sobre el futuro de RappiPay. Imagen: Daniel Ayazo (Impacto TIC)

Aunque en algunos casos se diga que en Colombia no existen los neobancos, lo cierto que es que hace pocos meses Lulo Bank, el primer banco 100 % digital del país, inició sus operaciones y se sumó a las ofertas de productos financieros que otras entidades digitales como Nequi, Nu Colombia, Ualá y Daviplata tienen en el país.

Un factor diferencial que no es nuevo, pero que parece estar funcionando

Una de las cosas que más llaman la atención de la RappiCard, además del hecho de no tener cuota de manejo, es el cashback que ofrece. Según Magda Galindo, con esta tarjeta de crédito la empresa le ha venido apostando a la inclusión financiera de sus clientes y en especial de los más jóvenes.

La ejecutiva aseguró que hay muchas personas que no existen para el sector financiero y es por ello que desde su compañía pretenden que los jóvenes puedan no solo tener acceso a productos financieros, sino a educación financiera: “Un joven tiene que nacer con una vida financiera regulada”.

Las ideas del cashback y de la inclusión financiera no son nuevas, pues muchas entidades financieras como Nu, Nequi y hasta el propio Banco de la República han hablado de ello, sin embargo, es un factor diferencial que hace atractivo a RappiPay y sus productos.

RappiTravel-Guido-Becker
Guido Becker, jefe gobal de viajes, en la presentación de Rappi Travel. Imagen: Daniel Ayazo (Impacto TIC)

Con la famosa RappiCard, las personas pueden obtener un cashback del 1 % por cada compra que hagan y del 5 % por cada compra en Rappi Travel, el nuevo servicio de Rappi para encontrar vuelos y hoteles. El cashback no es un beneficio exclusivo de la RappiCard, ya que muchas tarjetas tienen incluso un porcentaje mayor, pero hay 3 aspectos que hacen atractivo a este producto financiero: no hay ningún costo de uso, es relativamente fácil de adquirir y los usuarios tienen acceso a un asesor personal.

RappiPay y su RappiCard no son productos exclusivos del mercado colombiano, pues también están presentes en México y Perú, por lo que su relativo éxito también se debe a las operaciones fuera del país. Aun así, no deja de llamar la atención el número de usuarios que tiene este servicio, sobre todo si se tiene en cuenta que Nu y Lulo Bank tienen productos parecidos.

En el caso de Nu nos encontramos con una tarjeta de crédito sin costos de manejo, relativamente accesible y de mejor categoría que la Rappi Card (una MasterCard Gold). Asimismo, las intenciones del neobanco colombo-brasileño de crear una cuenta de ahorros en Colombia son cada vez mayores, así como su número de clientes en el país. Por el lado de Lulo Bank, el banco digital de los Gilinski, nos encontramos con servicios financieros de débito y crédito que tampoco tienen cuota de manejo y que cuentan con una gran red de cajeros y una operación 100 % digital.

Este panorama muestra que el sector financiero en Colombia le apostando a un nuevo de tipo de productos y que, a su vez, los usuarios se están interesando cada vez más por los servicios que ofrecen los llamados neobancos. Con esto en mente, se viene una interesante competencia entre entidades financieras con una mentalidad digital para ganarse el corazón de los usuarios.


Imagen principal: Facebook de Rappi

¿Qué te ha parecido este artículo?

A
Juan Daniel Ayazo
email Sígueme en

Artículos relacionados

Artículo 1 de 4