La neurotecnología y su carrera por la salud mental | Impacto TIC

La neurotecnología y su carrera por la salud mental

Publicado el 23 Feb 2023

Cerebro, Digital, Píldora Digital, depresión

Actualmente la depresión es la enfermedad crónica más común en el mundo. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), esta enfermedad afecta a un 3.8 % de la población, incluidos un 5% de los adultos y un 5.7 % de los adultos de más de 60 años. En el mundo, aproximadamente 280 millones de personas tienen depresión.

Diversas circunstancias como traumas de infancia, perdida de empleo o problemas personales contribuyen al desarrollo de la depresión. Se estima que un 75 % de las personas no reciben un tratamiento adecuado.

Ante este panorama, y para hacer frente a este grave problema de salud y a otros trastornos cerebrales, la neurotecnología ha iniciado una carrera para ofrecer nuevas alternativas para los afectados.

Aunque todavía es aventurado afirmar que la neurociencia curará la depresión u otros daños cerebrales, si existe un panorama alentador con avances significativos en pruebas con animales. Pruebas que, en muchos casos, son polémicas ya que perjudican la vida animal.

A continuación algunas de las alternativas y empresas de tecnología que buscan entrar al mercado de la lucha contra enfermedades crónicas como la depresión:

Inner Cosmos: Creó la llamada ‘píldora digital’ que es un implante neurotecnológico que combate el agotamiento mental de las personas. Incrustado en el cuero cabelludo, envía sutiles choques eléctricos al cerebro estimulándolo y relajando su corteza prefrontal que es la principal área afectada por la depresión.

Del tamaño de una moneda, la píldora digital se coloca en la cabeza sin afectar de manera invasiva el cráneo. Según Meron Gribetz, CEO de Inner Cosmos, su implante cerebral combate la depresión, el déficit de atención y la ansiedad.

“Lamentablemente las tecnologías que existen todavía no pueden combatir estas enfermedades porque bombardean todo el cerebro con neurotransmisores afectando muchas áreas no deseadas, lo que significa que producen efectos secundarios graves, como tendencias suicidas, combinaciones de alcohol, niebla mental, fatiga y por supuesto que la eficacia es ligeramente superior al placebo”,

Meron Gribetz

Inner Cosmos fue fundada por el emprendedor Meron Gribetz, quien también padece de trastorno de déficit de atención. “Si podemos estimular con precisión esta red debilitada reequilibra de nuevo el cerebro en salud, lo que genera una enorme oportunidad de mercado”, afirma Gribetz.

Neuralink: Una de las empresas del magnate Elon Musk está dedicada al desarrollo de investigaciones relacionadas con el cerebro. Ya ha avanzado en ayudas como implantes y actualmente está enfocada en pacientes con discapacidades generadas por desórdenes neurológicos.

Sin embargo, el camino de Neuralink ha estado lleno de polémicas. Mala reputación por experimentos con animales y la falta de aprobación por parte de las autoridades sanitarias de EE.UU. impiden que, por ahora, esta compañía pueda presentar un avance notable en materia de neurotecnología.

A pesar de la expectativa en Neuralink, el CEO indicó en una presentación que empezarán a hacer pruebas en humanos es en un plazo de 6 meses para comunicar el cerebro con un computador. El dueño de Tesla y SpaceX explicó en su lanzamiento de Neuralink que las personas serian capaces de controlar un computador con su mente.

“Tenemos confianza en que vamos a tener éxito resolviendo muchas lesiones cerebrales”

Elon Musk

Synchron: El año pasado esta compañía estadounidense fue la primera en implantar un chip cerebral a un paciente, cuyo nombre fue reservado, y que padecía parálisis severa.

La aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los Estados Unidos fue un factor de suma importancia, ya que permitió al paciente de Synchron tener dominio sobre dispositivos digitales sin usar un solo dedo de sus manos. Además, permite hacer ensayos en seres humanos enfocados en la parálisis motora severa.

El paciente implantado con el chip padece esclerosis lateral amiotrófica una enfermedad degenerativa muscular y lo que se busca es permitir a este paciente comunicarse con sus pensamientos y, en un futuro, ser capaz de redactar correos electrónicos o textos en redes sociales completando así procesos comunicativos.

Con esta tecnología emergente, personas con dificultades cerebrales podrían tener una segunda oportunidad de vivir en comunicación con sus seres queridos. Un futuro prometedor para la tecnología cerebral.

“Esta tecnología promete el retorno de la autonomía y la independencia, pero lo que realmente significa es dignidad”

Thomas Oxley, CEO de Synchron

En resumen, la batalla entre grandes compañías tecnológicas, que desarrollan el campo de la neurotecnología, apenas empieza. Sin embargo, los avances probados permiten avizorar un futuro esperanzador en el que millones de personas afectadas por enfermedades mentales o problemas cerebrales podrían tener una mejor calidad de vida.

Imagen principal: Usuario geralt vía Pixabay

¿Qué te ha parecido este artículo?

D
Erick Sebastián Díaz Gómez

Periodista y Comunicador social, amante del mundo geek, el universo y los videojuegos. Redactor, diseñador y editor, todas las grandes ideas comienzan con una hoja en blanco.

email Sígueme en

Artículos relacionados

Artículo 1 de 4