Inteligencia Artificial

7 Consejos para no meterse en líos con la Inteligencia Artificial



Dirección copiada

Aunque la Inteligencia Artificial es la tecnología que promete revolucionar la forma en que nos comunicamos y hacemos negocios, también es cierto que tiene sus limitaciones y riesgos. Conozca algunas de las mejores prácticas para sacar lo mejor de ella.

Publicado el 7 de dic de 2023



Inteligencia artificial en la oficina

La Inteligencia Artificial no es el futuro, es el presente. Se trata de un mercado que solo en 2023 movió más de 241.000 millones de dólares, y su popularidad se ha disparado gracias a empresas como OpenAI, Google, Microsoft y Amazon, por mencionar solo algunas. Sin embargo, esta masificación corre a un ritmo diferente al de la capacitación para usarla de la mejor forma posible.

Y es en este punto que Luis Miguel Zubieta, CEO de Computec en Colombia, hace hincapié: “La Inteligencia Artificial ofrece enormes ventajas, pero su uso debe estar respaldado por la responsabilidad y la ética, y su implementación requiere una evaluación constante para mitigar riesgos, así como identificar y corregir sesgos”.

Y es que las consecuencias de estas plataformas no solo pueden afectar la productividad de las empresas, sino también tener consecuencias legales vinculadas con el manejo de la información de sus clientes y los cumplimientos normativos de diferentes nichos de mercado.

Por ello, es tan importante la creación y estandarización de mejores prácticas alrededor de la Inteligencia Artificial que han sido creadas por los fabricantes, la academia y los reguladores, siguiendo buenos hábitos como son:

  1. Transparencia en el uso de datos: Garantizar la transparencia en la recolección y manejo de datos es esencial para mantener la confianza del usuario.
  2. Ética en la toma de decisiones: Los sistemas de IA deben basarse en principios éticos claros para tomar decisiones justas y equitativas.
  3. Verificación y validación constantes: Es fundamental realizar pruebas y evaluaciones continuas para garantizar la precisión y fiabilidad de los sistemas de IA.
  4. Protección de la privacidad: Priorizar la seguridad y privacidad de los datos es crucial para evitar infracciones y proteger la información sensible de los usuarios.
  5. Entrenamiento y capacitación: Proporcionar a los profesionales la capacitación adecuada para comprender y utilizar eficazmente las herramientas de IA.
  6. Monitoreo humano: Mantener supervisión y control humano sobre las decisiones tomadas por sistemas de IA para corregir posibles errores o sesgos.
  7. Responsabilidad legal y social: Establecer regulaciones y responsabilidades claras para garantizar el uso ético y responsable de la IA en comunicaciones.

Con estas recomendaciones, Zubieta enfatizó la necesidad de más investigaciones locales sobre ética en IA y la importancia de establecer regulaciones para fomentar un desarrollo ético y responsable de estas tecnologías en Colombia. “La IA puede enriquecer la vida de los colombianos, siempre y cuando se aplique con precaución y un enfoque humanista”.

Imagen de Freepik

Artículos relacionados

Artículo 1 de 4