Este año, Xiaomi ha decidido cambiar un poco las cosas comparado con series pasadas. Por primera vez desde el Mi 8, la compañía ofrece un equipo insignia, pero en un tamaño relativamente pequeño si lo comparamos con el estándar actual de los teléfonos. Para esta Serie 12, el 12 normal adopta muchas de las mejoras del 12 Pro con la excepción de la cámara y la carga ultra rápida. Así mismo, el Pro tiene un tamaño mayor que el 12 normal.

Curiosamente, parece que muchos fabricantes recientemente han empezado a optar por tener al menos una opción más compacta en sus líneas de productos insignia. En Apple, el iPhone 13 Mini se ha convertido en una opción favorita para muchas personas, mientras que Samsung también ha convertido el S22 estándar en el teléfono compacto de la línea Galaxy.

La competencia, entonces, está bastante reñida entre los 3 fabricantes más grandes del mercado de teléfono. De entrada, el Xiaomi 12 tiene algunas ventajas por encima de los otros, pero vamos a ver qué tal se desempeñó el equipo en nuestras pruebas.

Accesorios y especificaciones

Una de las primeras cosas que llaman la atención es que Xiaomi -recordando siempre sus inicios- incluye un cargador de pared, cable USC-C e incluso un forro transparente tipo TPU en la caja del Xiaomi 12. Suena extraño tener que mencionar esto como un punto positivo en una reseña, pero es un elemento que se aprecia después de ver otros equipos insignias que no entregan verdaderamente nada además del equipo.

xiaomi 12 accs
Imagen: Sebastián Romero/Impacto TIC

Hablando de especificaciones, tenemos primero que todo hablar de las dimensiones de este equipo. El Xiaomi 12 es un equipo compacto, ligero y cuyos materiales se siente muy bien en la mano. El equipo pesa apenas 179 gramos, y el tamaño de la pantalla es de 6,28 pulgadas. Su pantalla es tipo Oled, con una tasa de refresco de 120 Hz, 1.100 nits de brillo máximo y una resolución de 1.080 x 2.400 pixeles, lo que se traduce a una densidad de 419.

Equipo insignia significa tener un chip insignia, y esta vez Xiaomi ha optado por incluir el Snapdragon 8 Gen 1 de Qualcomm, que aunque tiene buenas especificaciones en la práctica parece que no ha sido una opción tan acertada. Este chip es acompañado por 128 o 256 GB de almacenamiento y 8 o 12 GB de memoria Ram.

Por el lado de la batería tenemos una de 4.500 mAh con capacidad para carga rápida de hasta 67 W, además de carga inalámbrica de 50 W. Como dijimos, el Xiaomi 12 tiene algunas de las mejores especificaciones, lo que de entrada le da una buena posición en el mercado.

Diseño y sensaciones en la mano

En términos de diseño no hay mucho que decir: el Xiaomi 12 es un equipo extremadamente bien logrado. Puede que sea su tamaño reducido, pero el teléfono genera un sentimiento muy grato de solidez y densidad en la mano que otros teléfonos difícilmente pueden replicar. La pantalla curva se encuentra con los bordes en metal y todo el diseño se siente unificado y elegante.

La pantalla está protegida por Gorilla Glass Victus, mientras que la parte trasera tiene Gorilla Glass 5. Sin embargo, la parte trasera también tiene un acabado mate que en ocasiones engaña los sentidos y lo hace parecer como plástico. Pese a esto, apreciamos muchísimo el acabado mate principalmente gracias a que tiene mejor agarre y no es un imán de huellas como con los acabados brillantes.

xiaomi 12 camara
Imagen: Sebastián Romero/Impacto TIC

En la parte trasera el módulo de las cámaras está unificado en una sola pieza que sobresale bastante y cuyos bordes son bastante agudos. El lente principal sobresale incluso por encima del módulo, lo que de entrada nos hace preocupar por rayones y marcas a largo plazo. Debido a esto, el teléfono se mueve bastante en la mesa y resulta siendo ligeramente pesado en la parte superior.

Los bordes del teléfono son redondos y acomodan los botones de volumen y el de apagado en el lado derecho del equipo. El lector de huellas está en la pantalla, esta vez en una posición un poco más debajo de lo normal que puede que le moleste a algunas personas pero que en mi caso personal no tuve problema al utilizarlo.

La pantalla del teléfono, al igual que otros equipos de Xiaomi, tiene un cristal curvo que da la sensación de extender la pantalla. De nuevo, como he mencionado en otras reseñas, no soy especialmente fanático del cristal curvo y tiendo a preferir las pantallas planas, como la del S22+ de Samsung. Sin embargo, la pantalla del Xiaomi 12 funciona bastante bien y nunca falla en verse y sentirse elegante.

Pantalla y batería

Incluso si el Xiaomi 12 técnicamente no es el teléfono insignia de la Serie 12, lo cierto es que la compañía no ha escatimado esfuerzos en la pantalla. Como ya dijimos, es un panel tipo Oled de 6,28 pulgadas, tasa de refresco de 120 Hz y densidad de pixeles de 419. Para los más geek, la pantalla del Xiaomi 12 es una de las primeras en el mercado compatible con 12 bits, y que puede presentar hasta 68.000 millones de colores.

xiaomi 12 pantalla
Imagen: Sebastián Romero/Impacto TIC

Obviamente también encontramos soporte para HDR10+ y Dolby Vision, lo que hace al Xiaomi 12 una muy fuerte proposición para disfrutar de contenidos. En el uso diario, el brillo automático de la pantalla funciona bastante bien, incluso en escenarios muy brillantes. La configuración de color de Xiaomi hace que los blancos a veces tengan un ligero tinte azul, pero la saturación de colores en general es muy buena en la gran mayoría de los casos. En el uso diario, el teléfono salta entre 120 y 60 Hz dependiendo del contenido con el que estemos interactuando.

En el apartado de batería, lo primero a mencionar es la hazaña que ha logrado Xiaomi para hacer caber 4.500 mAh en un teléfono de 6,28 pulgadas. Sin embargo, el consumo de batería ha sido bastante alto en la práctica, un resultado que asumimos tiene que ver con el Snapdragon 8 Gen 1 del equipo. Sin embargo, comparado con equipos como el S22+ de Samsung con un chip similar, el Xiaomi 12 se queda un poco atrás en batería.

Será difícil poder sacar dos días enteros del Xiaomi 12, y de hecho puede un usuario pesado necesite una carga rápida para prevenir apuros. Y justamente es en la carga rápida que el Xiaomi 12 vuelve a la carga. En apenas 30 minutos el teléfono carga por encima del 80 %, mientras que una carga hasta 100 % toma por debajo de los 50 minutos. Es de notar, además, que el teléfono tampoco se torna muy caliente con esta carga rápida.

Cámara

Hablando de la cámara, la omisión más grande de Xiaomi está en el lente telefoto que el Xiaomi 12 normal carece. Sin embargo, el paquete en general es bastante bueno, con un lente principal de Sony que llega hasta a los 50 MP. La cámara es un apartado que Xiaomi siempre anuncia con bombos y platillos, y la verdad en esta ocasión cumple y supera las expectativas.

prueba camara xiaomi 12
Imagen: Sebastián Romero/Impacto TIC

Sea en ambientes con nubes –como es muy común en Bogotá– o con el raro sol de la tarde, los colores son muy buenos y todos los elementos se ven nítidos y claros. Incluso en ambientes dentro de la casa no notamos ruido en las imágenes y todo se mantuvo de muy buena calidad. Los colores, en ocasiones, puede estar algo sobre saturados, pero esto es en realidad un asunto minúsculo que en realidad es más un beneficio para muchos usuarios.

El modo nocturno, de la misma forma, tampoco decepciona y prueba ser muy bueno en la mayoría de los casos. Esto es cierto tanto para la cámara trasera como la cámara delantera, ya que los selfies de día y de noche son nítidos, brillantes y coloridos. En total, el Xiaomi 12 tiene un conjunto de cámara y software extremadamente robusto que sin dudo es uno o el mayor punto de ventaja frente a rivales.

Software

En términos de software y rendimiento encontramos tal vez el punto más débil del equipo. Es difícil saber si la inestabilidad en el rendimiento viene por parte de Qualcomm, Xiaomi o ambos. En el uso diario, el 8 Gen 1 se desempeña muy bien y es muy similar a lo que vemos en otros equipos de Samsung con el mismo chip, incluso en pruebas sintéticas como GeekBench 5.

Sin embargo, el teléfono sufre cuando hablamos de rendimiento sostenido. Utilizando 3DMark en un ensayo de 20 minutos, el equipo perdió rendimiento considerable y se tornó bastante caliente. Evidentemente este tipo de ensayos están diseñados para exprimir todo el rendimiento, y pocas aplicaciones hacen esto en la práctica.

xiaomi-12-performance
Imagen: Sebastián Romero/Impacto TIC

Esto es especialmente importante para gamers o usuarios que utilicen aplicaciones demandantes y que pueden encontrar que el teléfono pierde rendimiento considerablemente a medida que pasan los minutos. Curiosamente, hemos encontrado comportamientos similares en teléfonos Samsung con el mismo chip, por lo que es una posibilidad que el problema esté en el Snapdragon y no en la implementación de Xiaomi.

Pese a todo esto, el Xiaomi 12 cuenta con MIUI 13, la última versión del sistema de Xiaomi basado en Android 12. Como ya hemos visto, MIUI es una interfaz familiar para muchas personas, bien organizada y en la que no luchamos por encontrar opciones básicas escondidas detrás de varios menús. Recordemos que Xiaomi ha prometido entregar 3 años de actualizaciones Android y 4 de seguridad, por lo que este teléfono va a permanecer relevante por varios años más.

Conclusiones y veredicto

El precio del Xiaomi 12 en Colombia es de 3.999.900 (o 749 dólares), lo que lo pone justo en el rango de equipos similares. El iPhone 13 Mini es ligeramente más caro que el Xiaomi 12, mientras que el S22 de Samsung se puede encontrar por un precio similar. Pese a ser un teléfono insignia y compacto, la competencia no es tan clara como pudiéramos pensar.

El S22 de Samsung tiene ventajas como la certificación IP68 y un lente telefoto integrado, pero con una batería un poco pequeña. El iPhone 12 Mini, en cambio, carece de la carga rápida de Xiaomi y pantalla de 120 Hz.

En esta gama, entonces, es difícil tener un ganador claro y la decisión recae casi exclusivamente en las prioridades de cada consumidor. Pese a esto, para quienes busquen un teléfono elegante y compacto, con un diseño muy bien logrado, una pantalla excelente, la carga rápida de 67 W y una cámara con muy buen rendimiento, es difícil no recomendar al Xiaomi 12.


    Imagen principal: Sebastián Romero/Impacto TIC