Casi todas las personas han tenido que responder en algún momento de su vida la pregunta «¿cómo se ve en 5 o 10 años?«. Y cumplido el plazo, si se hace una retrospectiva, seguramente no todas están donde se lo imaginaban uno o dos lustros atrás. Menos en cuanto a entornos laborales se refiere.

Tiempo atrás habría sido lógico pensar en metas como tener determinada cantidad de oficinas, una superficie mayor para operar, llena de computadores y otros equipos para ser competitivos y ‘comerse’ a los rivales… Pero hoy, para lograr estos objetivos las personas teletrabajan, proliferan los espacios de coworking, hay nuevas metodologías de trabajo y la colaboración está moviendo al mundo.

Los retos para las organizaciones ya no son los mismos, y ahora cuando ‘productividad’ y ‘colaboración’ se repiten a diario en infinidad de discursos y de campañas publicitarias, la pregunta que surge es: ¿qué es lo que realmente necesitan las empresas?

El Programa de Transformación Productiva (PTP) reveló, según una publicación de Dinero, que no tener control de los procesos, no manejar estándares de calidad, tener desperdicios en tiempo y hacer una mala utilización de los equipos son algunos de los principales inconvenientes que afrontan las compañías de Colombia en materia de productividad. Por eso, hoy queremos compartir con nuestros lectores algunas de las cosas que son realmente necesarias para la empresas en esta época de transformación digital.

Retos en un mundo conectado

Las nuevas compañías, las que se están actualizando, las que están entendiendo los cambios que se están generando a diario necesitan una cultura renovada, agilidad, curiosidad, talento, tecnología y aliados, que bien articulados resultan en innovación continua. 

Ante este panorama, la cultura es lo más importante en todos los niveles y los entornos de las empresas; esto lo hemos repetido y lo seguiremos haciendo. Se necesitan nuevos liderazgos: de nada sirve si hay personas que entienden los cambios que se necesitan pero la cabeza, no; o viceversa –si el jefe lo tiene claro pero las personas de su organización, no–. Tampoco servirá de nada si los proveedores no están conectados con esa cultura. Todo se relaciona, todo es un mismo sistema y ningún componente puede fallar.

líderes de la cuarta revolución

Saber administrar y gestionar la información que se genera en las líneas de producción debería estar en el ADN de las empresas. Es solo ahí cuando se puede hablar de aprovechar los datos, de sacarle valor a la información, de aventurarse a aprovechar tecnologías y tendencias como el Cloud Computing, el Internet de las Cosas (IoT), Big Data y otras tan mencionadas en esta 4ª Revolución Industrial. 

Sin embargo, cada día se generan millones de datos que por sí solos no producen ninguna transformación en las empresas. Es necesario poder discriminar lo útil y trabajar con ello para sacar todo el rendimiento posible. Para lograr esto sí se necesita tecnología.

 En los próximos años seremos testigos de una explosión –metafóricamente hablando– en la generación global de datos. Fuente: Statista.

Las formas de trabajar también generan nuevos retos de productividad. Atrás debe quedar esa visión de que una persona sentada en un puesto durante 8 o más horas al día es una persona productiva. No es un secreto que eso se traduce en el popular dicho ‘le pagan por calentar puesto’.

Una persona puede ser más productiva desde su teléfono, desde la casa, a través de una videoconferencia o mientras se toma un café con su computador en acción. Pero para que estos escenarios sean positivos, los trabajadores necesitan aliados, herramientas que les permitan hacer bien eso en lo que ellos son buenos. ¡Cambiaron los paradigmas!

Y ahí viene otro reto: el personal, el talento o el capital humano, como deseen llamarlo. Las empresas de hoy son más conscientes de que necesitan diversidad en sus equipos de trabajo, lo que no se refiere únicamente a hombres y mujeres, sino a diversidad en todo sentido: religión, raza, lugar de origen, habilidades y lo que se pueda venir a la cabeza. Los equipos multidisciplinarios son más productivos.

Los equipos actualizados también lo son. Y con «actualizados» nos referimos a equipos con miembros que tengan nuevas habilidades, que sepan de gestión de información (científicos de datos), que lleven cualquier área tradicional a otro nivel, que no sean ‘solamente’ profesionales de alguna carrera genérica, sino que se enfoquen en algo específico, conociendo y entendiendo los cambios del mundo. La tecnología avanza rápido, los humanos no se pueden quedar atrás; las empresas, menos. La agilidad para transformarse es innegociable. 

Por otro lado, no podemos dejar de mencionar la automatización, que más que un motivo para temer es una oportunidad. Automatizar procesos se traduce en agilidad (lo que una persona hacía en horas ahora se puede hacer en minutos) y en aprovechamiento de los recursos (que las personas que trabajen lo hagan en eso en lo que se destacan). Y para responder al reto de la automatización la tecnología es necesaria.

Entonces, la cadena de retos sigue. ¿Cómo lograr que todos sean productivos? Ofreciéndoles herramientas (lo necesario para que cada uno saque lo mejor de sí mismo), permitiéndoles trabajar de acuerdo con sus habilidades y experiencia, no castigando su curiosidad, fortaleciendo la comunicación e interacción con cada miembro y dando espacio a nuevas metodologías de trabajo (Scrum, Ágile, Design Thinking o cualquier otra). Que cada miembro de la organización pueda administrar sus procesos es vital.

Conectar y colaborar

Hoy, un teléfono conectado es fácilmente la oficina de cualquier persona. La conectividad también permite ahorrar tiempo y hacerlo productivo, pues en vez de gastar 1 hora de ida y otra de regreso para asistir a una reunión de media hora, se pueden hacer videoconferencias, compartiendo todo lo necesario.

Y aquí la colaboración es esencial, tanto dentro de las organizaciones como hacia afuera. De las alianzas están naciendo productos y servicios increíbles que están transformando sectores. ¿Por qué el emprendimiento sigue pisando fuerte? Porque se alimenta de comunidades colaborativas, que se apoyan para crecer juntas (algo similar a la cultura en los youtubers, por ejemplo: entre todos fortalecen su sector, no andan cada uno por su lado).

Poder compartir información, proyectos y actividades en un mundo conectado es una necesidad para cualquier empresa y persona. Pero tener acompañamiento también lo es, porque son muchas cosas las que entran a jugar y sin la asesoría adecuada lo que parecía algo muy bueno puede no resultar tan bien como se esperaba. Cada reto por asumir debe venir acompañado de guía y soporte, porque a final de cuentas se está aprendiendo y experimentando. Las empresas necesitan aliados que entiendan los cambios del mundo y que los ayuden a transitar en esta Industria 4.0.

Programas y aplicaciones

Varias veces en este texto hemos dicho que la tecnología es necesaria para poner en marcha las estrategias mencionadas. Pero la tecnología como un medio, no como un fin. En ese orden de ideas, las empresas deben contar con herramientas como un CRM (customer relationship management) para administrar la relación con los clientes, un gestor de proyectos para agilizar procesos; una aplicación de mensajería con las características y seguridad necesarias para una empresas; plataformas de analítica; soluciones de marketing, diseño y gestión de archivos son solo algunas de las necesidades de una empresa hoy en día.

 En ocasiones anteriores les hemos contado a nuestras audiencias que Impacto TIC está trabajando con aplicaciones de Zoho, un desarrollador de herramientas de productividad y colaboración de cuyos productos hemos hablado en otros artículos, y que son una de las opciones que ofrece el mercado para empresas de todo tipo y tamaño. Aquí puede encontrar más información sobre la empresa y sus productos.  

Las herramientas que se utilizan deben estar alineadas con sus procesos y estrategias y deben ser un apoyo para el cambio cultural que implican los procesos de transformación actuales ¿Tiene su empresa lo necesario para responder a estos retos?

Foto: creado por rawpixel (freepik).es