No puede haber ciudades o territorios inteligentes sin inclusión TIC

La firma de consultoría de negocios Frost & Sullivan define como Ciudades Inteligentes a aquellas que están construidas sobre soluciones y tecnologías que llevan inteligencia a 5 de estos 8 parámetros: gobierno y educación; energía; edficios, movilidad; infraestructura; salud y ciudadanos. Esta es una de varias aproximaciones.

La misma firma, también haba del rol del Gobierno en las ciudades inteligentes y nos dice que en el pasado el mayor reto era la eficiencia, en el futuro será la elasticidad y en el presente es la inclusividad, generar oportunidades en varios segmentos de la sociedad. ¿Y cómo hablar de Ciudades o Territorios Inteligentes si no tenemos en cuenta a todo tipo de poblaciones?

Aunque, como hemos visto a lo largo del especial Reimaginando los Territorios Inteligentes, estas construcciones y la inteligencia que se puede desarrollar son una responsabilidad colectiva. En ella, la cocreación y la corresponsabilidad son esenciales. ¿Estamos todos pensando en la inclusión a la hora de reimaginar las ciudades inteligentes?

Lea también: En Internet se necesita más contenido accesible. Aquí, unas pautas.

En Colombia, según la Encuesta Nacional de Calidad de Vida de 2019, hay 508.635 personas con discapacidad auditiva, que en su mayoría no cuentan con un goce del uso de las tecnologías de la información y comunicaciones (TIC), pues se estima que solo el 9,3 % de la población de personas con discapacidad auditiva cuenta con un computador de mesa, portátil o una tablet. En comparación, el 90,7 % de esta población específica no usa computador, frene al 76,3 % de personas con otro tipo de discapacidades –que de igual manera es un porcentaje alto– y al 62,0 % de personas sin discapacidad.

Y si al acceso a Internet se refiere, solo el 20,9 % de la población con discapacidad auditiva usa este servicio; esto quiere decir que más del 70 % no lo usa, lo que incide directamente en diferentes dimensiones del desarrollo de la persona. En el caso de personas con otras discapacidades, el porcentaje que no usa Internet es el del 56,1 %. ¿Pero por qué no lo usan? Los motivos son diferentes y los que predominan son: que no saben usarlo (32,2 %), no lo consideran necesario (20,3 %) y lo consideran muy costoso (17,7 %).

Pero, ¿a qué se refieren exactamente con las personas con discapacidad auditiva?, ¿qué rol juega la tecnología?, ¿qué retos de oferta, uso y apropiación de tecnología existen? Para hablar de Ciudades y Territorios Inteligentes, es necesario hablar de inclusión. Natalia Martínez, directora general del Instituto Nacional de Sordos de Colombia (Insor) compartió algunas reflexiones para aportar en esta construcción.

Vean a continuación la entrevista completa:

Nota de la autora: Esta entrevista nos dejó varias enseñanzas, especialmente una desde el lado periodístico. Debemos aprender a hacer entrevistas teniendo en cuenta justamente las diferentes audiencias. Me explico. Al hacer la edición del video, buscando reducir tiempos muertos e ir directamente a la información de la entrevistada, se hicieron los cortes del video basándonos en lo que escuchábamos. Solo al final del ejercicio reflexionamos en que no sabíamos en qué parte de la idea iban las intérpretes. Por lo cual de antemano ofrecemos disculpas a la población sorda que accede a este contenido. Aún tenemos mucho por aprender.