Así son los asistentes personales del futuro, con la inteligencia de MediaTek

Publicado el 19 Oct 2020

asistentes personales del futuro

Para los fanáticos de Marvel, será fácil recordar el papel de Jarvis, el asistente personal de Tony Stark –Iron Man–. De hecho, en Avengers: Age of Ultron el mismo Tony Stark aceptó que Jarvis es la entidad que maneja más negocios en su compañía además de Pepper, su asistente humana. Adicional a ayudar a mantener la compañía, esta inteligencia artificial también es capaz de manejar los sistemas del traje de Iron Man e incluso luchar contra el mal.

Y aunque todavía estamos lejos de tener un traje como el que usa Tony Stark, lo cierto es que su asistente Jarvis está hoy más cerca que nunca de existir. Compañías como Amazon y Google están invirtiendo recursos muy importantes en Inteligencia Artificial y Machine Learning para hacer realidad los asistentes personales del futuro.

De hecho, hoy por hoy, los asistentes han avanzado bastante, y son capaces de realizar tareas que hace algunos años podrían parecer impensables.

Mucho más que una interfaz

Pese a que en un principio pudo haber parecido que los asistentes de Amazon y Google eran simplemente una nueva manera para utilizar los servicios de siempre, la evolución de estos han mostrado todo lo contrario.

Para empezar, la búsqueda por voz se refiere a usar un servicio (que puede ser compras por Amazon o búsqueda de Google) para realizar una acción común. Es decir que es simplemente utilizar un servicio de siempre, pero usando nuestra voz como medio. Al contrario, un asistente se refiere a la interacción que tenemos con una tecnología inteligente y que se hace por medio de la voz. Aunque puede parecer confuso, la diferencia fundamental es que un asistente es una tecnología inteligente. Esto ocurre gracias a implementaciones de Inteligencia Artificial.

Sin embargo, vale la pena mencionar que estos avances no serían posibles sin el hardware que tienen. Toda la línea de asistentes Echo de Amazon cuentan con tecnología de MediaTek. Estos chips –creados a la medida– implementan soluciones de reconocimiento vocal con tecnología MediaTek para hacer el procesamiento de los comandos de voz mucho más rápido y ágil.

Estos sistemas inteligentes son los que hacen de los asistentes mucho más que una sola interfaz. Su meta, en últimas, es poder aprender sobre los hábitos de los usuarios, qué cosas buscan, qué cosas necesitan, y así poder adaptarse o incluso anticiparse a las necesidades de cada persona.

El futuro es anticiparse al usuario

La meta de compañías como Amazon y Google es la de poder ofrecer un asistente personal del futuro capaz de entender todo lo que le diga el usuario y realizar sus tareas sin muchos problemas. Esto requiere no solo de hardware apropiado que integre soluciones de Inteligencia Artificial, sino también de una red que procese los datos en tiempo real.

Pongamos un ejemplo común: una reserva en un restaurante. La meta es que el usuario hable con el asistente como si estuviera hablando con otra persona, que el asistente busque en Internet por sí solo, que proponga soluciones en caso de que el restaurante esté lleno y que inclusa sugiera nuevos restaurantes basados en el historial del usuario.

Alexa, por ejemplo, puede basarse en el historial de compras para sugerir nuevos productos o para automatizar tareas en la casa. La prevalencia del mercado de los asistentes –que según Google llega a los 500 millones de usuarios por mes– también tiene como consecuencia una casa mucho más conectada.

Bombillas inteligentes, relojes inteligentes, enrutadores inteligentes –o incluso hornos inteligentes–; todo estará conectado para que la vida en casa sea mucho más fluida y automatizada que antes. Con todos estos patrones, los asistentes serán capaces de adelantarse a los usuarios, sugiriendo rutinas basadas en el historial de cada persona.

Imagen: MediaTek

Los asistentes personales del futuro están más cerca que nunca

Y aunque todo esto pareciera de ciencia ficción, lo cierto es que estas tecnologías ya existen o están siendo desarrolladas en este mismo instante. De hecho, llevamos estos asistentes en nuestros bolsillos, ya que también habitan en nuestros teléfonos inteligentes.

De hecho, los fabricantes de chips como MediaTek tienen sistemas integrados en sus teléfonos –como NeuroPilot–, que dedica puntos específicos del SoC para que el procesamiento se haga en el teléfono o dispositivo y que no necesitemos conexión a Internet.

Y aunque es cierto que el lenguaje natural o lenguaje de humanos sigue siendo un obstáculo mayor, iniciativas como Google Duplex muestran que cada vez más la Inteligencia Artificial se acerca a ese punto en el que podremos comunicarnos con nuestro asistente como si fuera otra persona. Justamente como Tony Stark se comunica con Jarvis.

Todavía estamos un poco lejos de hacer realidad el traje de Iron Man, pero seguramente en un futuro muy cercano todos podremos tener un Jarvis en nuestras casas y en nuestros teléfonos.

¿Qué te ha parecido este artículo?

R
Sebastián Romero Torres

Filósofo de formación y geek empedernido. Amante de los videojuegos, la tecnología, la música y el espacio.

email Sígueme en

Artículos relacionados

Artículo 1 de 4