Durante los últimos meses, en diferentes entornos se ha hecho especial énfasis en 2 puntos que en la era previa al Cóvid-19 no eran tan visibles masivamente: el cuidado de la salud mental y de la física. Esto no quiere decir que no fueran importantes antes, solo no se les daba la prioridad que merecían. Un claro ejemplo son las ‘pausas activas’ en los espacios laborales, que no siempre eran tomadas con seriedad.

Pero luego de 2020 quedó sobre la mesa –y más que claro– que mantenerse saludable, tanto física como mentalmente, está en el top de prioridades de las personas. A esto se suman factores como la importancia del emprendimiento deportivo dentro de la reactivación económica y la formación de profesionales en áreas deportivas como parte escencial del desarrollo. Otro punto destacado es que se tumbó el mito de que la actividad física se limita a una rutina en un gimnasio o a un deporte tradicional.

Salas, comedores, habitaciones, patios e incluso las escaleras del edificio o la casa, con su respectivo mobiliario, se adecuaron para convertirse en espacios de entrenamiento a través de diferentes dinámicas. Por un lado, actores del sector deportivo se volcaron a ofrecer clases vía streaming (de cuanta actividad física se imagine); entrenadores personales llevaron sus asesorías al entorno virtual (y tuvieron que aprender usar los canales virtuales para hacerlo); las aplicaciones de entrenamiento se posicionaron como grandes aliadas, y en otros casos, las tendencias de rutinas deportivas también se movieron en redes sociales. El marketing deportivo ha estado en actividad.

Las rutinas deportivas en casa se convirtieron en parte de la terapia (no en vano son una de las principales recomendaciones psicológicas); también fueron la excusa para acercarse al deporte de otra manera, desde la intimidad del hogar y, en algunos casos, como una dinámica de integración familiar.

El mercado deportivo

La necesidad de mover el cuerpo no había sido tan evidente como en 2020 y desde el inicio de la pandemia los mercados sintieron esta tendencia.

Con todas las campañas publicitarias volcadas al hogar, el home fitness no ha sido la excepción. Por un lado, las marcas de este segmento adaptaron sus estrategias, y de otro lado, se disparó la venta de artículos deportivos. Business Insider México reporta que solo en los primeros 2 meses de 2021, los productos para el mejoramiento del hogar y artículos deportivos en línea se volvieron especialmente populares.

Para marzo de 2020, Andrés Robatel, gerente de Linio Colombia, compartió que las ventas a través de la plataforma habían crecido especialmente en productos relacionados con el deporte en casa. De acuerdo con datos de la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico (CCCE), las categorias de deporte y gimnasio en casa tuvieron una variación positiva del 85,6 % en el inicio de la cuarentena. Las personas se estaban preparando para enfrentar el encierro y para eso se interesaron en mancuernas, pesas, elásticos y colchonetas, entre otros productos. Les siguieron categorías de retail, incluyendo supermercados (52,90 %), salud (38,20 %) y tecnología (26,9 %). Todas relacionadas con el bienestar.

En un segundo nivel de la masificación de la cultura fitness apoyada en la tecnología, hay que tener en cuenta la mezcla del uso de aplicaciones móviles y de dispositivos que se visten, mejor conocidos como wearables, cuyo consumo también aumentó significativamente durante los primeros meses de la pandemia, abriendo el camino para una nueva era en la industria del ejercicio físico y el cuidado de la salud. La tendencia sigue apuntando al aumento del consumo de wearables en 2021.

Infografía: El gasto en tecnología 'wearable' se duplicará en 2021 | Statista Más infografías en Statista

Emprendimiento deportivo

El emprendimiento también se manifestó en diferentes productos y servicios dentro del segmento deportivo. En el caso de Colombia, hay figuras reconocidas en este segmento como Tata Gnecco y Marcela Barajas, fundadoras de Fun2FIT, un gimnasio virtual.

También encontramos plataformas como el club de fitness y bienestar para la Mujer Just Be. Este es una mezcla entre ejercicio físico y actividades que divierten, empoderan e incentivan la confianza en las mujeres.

Y uno de los jugadores más destacados de este mercado es Fitpal, una aplicación que reúne a diferentes centros de entrenamiento. Sin embargo, con las medidas de aislamiento que se presentaron, se cerraron los centros deportivos y lo que hizo el emprendimiento fue crear la línea Fitpal Home, justamente para que sus afiliados siguieran con los entrenamientos en casa. Ahora, en 2021 las actividades comenzaron a regresar a la presencialidad y poco a poco ha regresado el agendamiento de clases en centros presenciales.

Las instituciones también tuvieron que aprender

Antes de la pandemia no se concebía entrenamiento físico que no fuera el tradicional, en el espacio físico destinado para esta actividad, con su respectivo entrenador y con su respectiva metodología. Sin otra opción más que la virtualidad, hubo que diversificar y fue posible lograr acciones de alto impacto. Claro está, nada reemplaza un entrenamiento físico y hay que analizar los casos de deportistas de alto rendimiento que, como dicen por ahí, «esa es harina de otro costal».

Por ejemplo, para la celebración del Día Mundial de la Actividad Física (6 de abril, cuando también se celebra el Día Internacional del Deporte para el Desarrollo y la Paz), el Ministerio del Deporte se propuso movilizar a todos los colombianos, para que este se convierta en un día lleno de energía, ejercicio y mucho movimiento, a través de retos que involucran el uso de lazos, bandas elásticas y elementos que tengan en casa, con el fin de generar comportamientos saludables y aportar para mejorar la calidad de vida y el bienestar de la población. Recordemos que, el deporte y el juego son derechos humanos que deben ser respetados y promovidos.

De otro lado, así como se crearon contenidos educativos a través de canales institucionales, las entidades deportivas hicieron lo mismo. Se crearon espacios en televisión como ‘Entrenando juntos’, y a través de las respectivas redes sociales de institutos de deporte de todo el país se compartió infinidad de actividades deportivas, guiadas por profesionales del deporte e incluso grandes figuras deportivas.

En otros casos, las autoridades locales incluyeron las actividades deportivas, de manera muy explícita, en el cambio de dinámicas durante la pandemia. La Alcaldía de Cali generó el pasaporte Sanitario del Deporte como un requisito para la actividad física al aire libre. Se trata de un documento que, como la cédula, se debe portar portar para poder realizar actividades deportivas en la capital del Valle, ya sea para entrenamientos de alto rendimiento o de tipo recreativo. De no tenerlo, se podría imponer una multa de 900.000 pesos.

Los aprendizajes llevaron también a dar otro paso y es el de enseñar sobre temas deportivos a través de plataformas digitales. En septiembre de 2020 se hizo el lanzamiento de la Escuela Virtual del Deporte (EVD), una iniciativa del Ministerio del Deporte para articular y transformar el conocimiento disciplinar, tecnológico y pedagógico de distintos ámbitos del sector. Los cursos son gratuitos y la oferta incluye desde gerencia deportiva hasta entrenamiento deportivo.

La Escuela Virtual del Deporte ofrece una cadena de formación y capacitación, allí se ven aplicadas las 4 direcciones técnicas del Ministerio del Deporte: pedagógica, comuniticativa, tecnológica y liderazgo. A través de la EVD se trabajan recursos y herramientas del Sistema; fomento y desarrollo posicionamiento y liderazgo deportivo e inspección, vigilancia y control, con metodologías lúdicas, pedagógicas y didácticas que permiten el desarrollo de distintos cursos cortos, seminarios y diplomados en materia deportiva, cuyo eje principal es el conocimiento como estrategia de diferenciación y de inclusión social.

Además del funcionamiento de la plataforma, el Ministerio del Deporte se propone que las Instituciones de Educación Superior (IES) reconozcan créditos de esta escuela. «La creación de la Escuela Virtual es el capital semilla para que las instituciones de educación superior puedan incluir esos créditos dentro de sus programas académicos o currículos y las personas tengan acceso a sus programas. Cualquier universidad que haga convenio con la Escuela Virtual del Deporte, podrá validar los créditos académicos que hayan obtenido los estudiantes de la Escuela, como los deportistas, periodistas y ciudadanos del común, y puedan enrolarse para los cursos que estas instituciones otorguen», compartió Ernesto Lucena, ministro de deporte.

El deporte es una herramienta de transformación e inclusión social, así como de empoderamiento, tanto femenino como rural o de cualquier tipo de población en la que se piense. Y si algo positivo dejó la pandemia en este segmento es el romper todos los límites y barreras de lo tradicionalmente conocido.

El reto será, además de no dejar empolvar las mancuernas compradas en marzo de 2020, no dar pasos atrás y continuar fortaleciendo el cuidado de la salud mental y física, haciendo uso de las herramientas disponibles. Siempre existirán otras formas, nuevas formas de hacer las cosas. El sector deportivo comienza a entenderlo también.


Foto de portada: Kelly Sikkema (En: Unsplash)