Cinemateca de Bogotá, mucho más que una sala de cine

Publicado el 22 Ago 2019

Cinemateca de Bogotá experimental

Cuando se inauguró la Cinemateca de Bogotá –la nueva Cinemateca–, el público quedó maravillado, especialmente por la ampliación del espacio (que ahora tiene 3 salas de cine), el edificio como tal y por la variada programación que presenta. Pero más allá de ser una sala de cine más, la Cinemateca de Bogotá es ejemplo de transformación, que trasciende las cintas.

La gerencia lo tiene claro: el objetivo de la Cinemateca de Bogotá es convertirse en el Centro Cultural de las Artes Audiovisuales. Y, ojo al detalle, ya no se dedica exclusivamente al séptimo arte, su cobertura es mayor. El cambio de chip convirtió a la nueva cinemateca en un escenario de tecnología, innovación y mucha experimentación.

Del cambio cultural al cambio estructural

Al hacer un recorrido por este escenario TIC nos encontramos con espacios nuevos que entienden cómo está funcionando el mundo actualmente, donde la colaboración, la experimentación y el talento son protagonistas, dentro de la evolución de la cultura.

Esta es la apuesta que nos llama la atención de la Cinemateca de Bogotá, que a través del desarrollo de programas de formación, creación, exhibición, investigación y publicaciones está potenciando las artes audiovisuales, y con ello las industrias creativas del Distrito, abarcando también un público más diverso.

La programación va mucho más allá de los ciclos de cine e incluye actividades para todo público. Está abriendo espacios para la familia, para personas sin conocimiento específico (precisamente porque está formando talento), pero sin dejar de lado al público especializado. Las divisiones de la audiencia que se están haciendo son más dadas por el rango de edad (primera infancia, adolescentes y adultos).

Las temáticas también se renovaron: ahora se aborda el audio, el video y la imagen desde la tecnología, pues están incluyendo una programación académica. Por ejemplo, ofrecen talleres de creación de algoritmos y el uso de software libre para generar música escrita por código (esta oferta varía, por lo que hay que estar atentos a las redes sociales de la Cinemateca de Bogotá).

Para la muestra un botón:

Revisen la programación de ‘actividades’ en la página oficial.

En cuanto a sus espacios, hay que destacar los laboratorios, los de cocreación (coworking) y transformación, que se encuentran en el nivel subterráneo. Hay una galería, un pasaje que conecta la calle 19 con la 21; es allí donde se realizan los diversos talleres relacionados con las artes audiovisuales, algo que no existía antes.

Esta es nuestra primera nota dedicada a un escenario TIC, por lo que queremos que se convierta en una invitación para conocer, experimentar y apropiarse de la Cinemateca Distrital. Es un lugar para todo público que está en actualización constante, con contenidos diversos, nuevos y gratuitos.

El cambio es total, no se trata solo de una sala de cine, es el Centro Cultural de las Ates Audiovisuales, un lugar de creación.

¿Cómo llegar?

[su_note note_color=”#AED6F1″ text_color=”#333333″ radius=”3″ class=””]Lea también: ‘Experimentos creativos muestran cómo la tecnología está transformando el arte’.[/su_note]

¿Qué te ha parecido este artículo?

D
Sandra Defelipe Díaz

Soy periodista, productora, formadora y emprendedora digital, y tengo el orgullo de ser la integrante más antigua de Impacto TIC, lo que ha hecho que este sea mi principal espacio de formación continua. También les tengo historias de capoeira, cultura y de Tenjo, Cundinamarca. Sandra fue periodista de Impacto TIC desde antes de su fundación hasta 2022, y sigue colaborando.

email Sígueme en

Artículos relacionados

Artículo 1 de 4