contenidos pilares

Mujeres TIC en Colombia: Situación, brecha salarial y proyectos de éxito



Dirección copiada

El panorama de las mujeres TIC en Colombia ha evolucionado favorablemente, pero aún quedan brechas en equidad salarial y participación en alta gerencia.

Actualizado el 19 de ene de 2024



Mujeres TIC en Colombia

En Colombia, la brecha de la Tasa Global de Participación entre hombres y mujeres es del 20,8 %, según el informe ‘Mujeres y Hombres: Brechas de género en Colombia’, realizado por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), ONU Mujeres y la Consejería Presidencial para la Equidad de la Mujer.

De acuerdo con CEPAL, aunque en los últimos años se ha aumentado la participación de las mujeres en los entornos educativos, esto no ha sido suficiente para superar la desigualdad en el mercado laboral. Esta es una dinámica que se repite no solo en Colombia sino en todos los países de América Latina y el Caribe.

En el país, de 2001 a 2018 se ha evidenciado una mayor presencia de las mujeres a nivel profesional. Según el Ministerio de Educación, en 2018, por cada 100 hombres que se graduaron, 127 mujeres lo hicieron. Sin embargo, aún existen sesgos y estereotipos sexistas con relación a las carreras que eligen.

Las mujeres, por lo general, escogen carreras que están relacionadas con los roles tradicionales femeninos, como ciencias de la educación y de la salud. También es muy común que elijan, aunque con una diferencia menor respecto a los hombres, carreras en ciencias sociales y humanas. Por su parte, entre los hombres es más usual elegir carreras como ingeniería, arquitectura, urbanismo o afines.

Las carreras de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, conocidas como STEM (por sus siglas en inglés), son las que cuentan con la menor participación femenina en las universidades. De acuerdo con la UNESCO, en América Latina las mujeres constituyen en promedio el 32 % de las estudiantes y graduadas en STEM.

Según ONU Mujeres, 3 de cada 10 personas que trabajan en tecnología y ciencias de la computación son mujeres. Ante este panorama, en este artículo te presentamos los avances que ha tenido Colombia en la participación femenina, así como las políticas y programas que promueven la participación de las mujeres. Además, compartiremos historias inspiradoras de mujeres exitosas en las TIC.

Qué son las TIC

(TIC) abarcan un conjunto diverso de herramientas, dispositivos y servicios que involucran la transmisión, procesamiento y almacenamiento de información. Estas tecnologías impactan diversos sectores, desde la comunicación y el entretenimiento hasta la educación, la salud y los negocios. En el contexto colombiano, las TIC desempeñan un papel fundamental en la transformación digital de Colombia y el mundo, contribuyendo al desarrollo económico, la innovación y la conectividad de la sociedad. El país ha experimentado avances significativos en la adopción de estas tecnologías, promoviendo su uso para mejorar la eficiencia, la inclusión digital y la calidad de vida de la población.

Qué son las mujeres TIC

El término “Mujeres TIC” se refiere a mujeres que trabajan en el campo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). Estas mujeres se dedican a profesiones, roles o carreras relacionadas con la tecnología, como programación, desarrollo de software, administración de redes, ciberseguridad, análisis de datos, diseño web, entre otros. El término se utiliza para destacar la presencia y el papel de las mujeres en un campo que históricamente ha estado dominado por hombres y para fomentar la diversidad de género en la industria de la tecnología. La promoción de las “Mujeres TIC” busca impulsar la igualdad de oportunidades y la participación activa de las mujeres en este sector.

Causas de la brecha de género en el sector de las TIC en Colombia

En Colombia, solo 2 de cada 10 estudiantes de carreras relacionadas con tecnología son mujeres. Así lo evidenció un estudio realizado por la consultoría Michael Page sobre el mercado laboral TI en América Latina. El país ocupa el cuarto puesto de participación femenina en mercados TI en la región.

Participación en la investigación y áreas específicas

Según el Dane, la participación de las mujeres en el campo de la investigación es solo del 37 %. En áreas como ciencias naturales y exactas, representan el 31 %, y en ingeniería y tecnología, el 24 %.

Factores culturales y estereotipos

Algunas de las causas asociadas a la baja participación de las mujeres se encuentran en los factores culturales. Por ejemplo, aún persisten sesgos que subyacen a aspectos familiares, como las creencias y expectativas de los padres, o normas sociales y culturales relacionadas con la igualdad de género y los estereotipos que se muestran en los medios de comunicación.

Barreras en el sector tecnológico

Un estudio realizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en alianza con Laboratoria encontró que entre las principales barreras para incorporar a más mujeres en sectores como el de la tecnología se encuentran las limitaciones del sistema educativo, el primer ingreso al mercado laboral, los sesgos de género, la dificultad de permanencia, entre otros. Sin embargo, aunque algunas están relacionadas específicamente con el mercado laboral en general, otras son propias del sector tecnológico.

Estereotipos y discriminación

Uno de los estereotipos de género está relacionado de que los hombres son más competentes que las mujeres en áreas como las matemáticas y la computación, o en la capacidad de las mujeres para el razonamiento lógico-matemático.

Otro factor que dificulta el avance de las mujeres en la industria de la tecnología está en la discriminación laboral. Las mujeres se enfrentan a barreras como recibir menores salarios por actividades similares a los hombres, condicionamiento de oportunidades a las mujeres embarazadas, acoso sexual y hostigamiento.

Brechas salariales y presencia en liderazgo

En el caso de las diferencias salariales, en 2020 el Foro Económico Mundial en el reporte ‘Brecha mundial de género’, señaló que para medir correctamente las brechas salariales de género, se debe desentrañar las diferencias de productividad (habilidades) de la discriminación de género absoluta. Para la OCDE y la OIT, las brechas tienen el mérito de producir una medida cuantitativa de la diferencia monetaria entre los salarios de hombres y mujeres, por lo que no se deben aislar la diferencia de salario sólo por el sesgo de género.

Participación de mujeres en tecnología
Imagen tomada del reporte ‘Brecha mundial de género’ del Foro Económico Mundial

Limitada presencia en liderazgo

Algunas de esas discriminaciones se refleja en la limitada presencia de mujeres en posiciones de liderazgo dentro de las empresas. En Latinoamérica, la participación de las mujeres en los comités ejecutivos de las empresas es apenas del 20 %, según la Organización Mundial del Trabajo.

“En el caso del sector tecnológico, aunque cada vez más mujeres se colocan en puestos de TIC, la gran mayoría lo hace en puestos junior o entry-level. Al observar posiciones laborales de mayor experiencia o seniority, se percibe que el número de mujeres disminuye, y son menos aún en niveles ejecutivos. De acuerdo con la organización AnitaB.org, la representación de las mujeres en puestos iniciales es superior al 35 %, pero disminuye al 24 % en puestos ejecutivos de empresas de tecnología en el mundo”, señala el estudio del BID.

El papel de la educación en la formación de mujeres

El Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación señala que solo 1 de cada 10 mujeres estudia en la universidad y menos del 2 % elige una carrera STEM. En Colombia, las desigualdades de género también se evidencian en el acceso a Internet y a las tecnologías digitales, que son limitadas para niñas y mujeres.

De acuerdo con la ONU, las mujeres tienen 25 % menos de probabilidades de tener habilidades digitales necesarias para aprovechar la tecnología. De ahí la importancia de un enfoque en la educación STEM basado en la igualdad.

Un estudio realizado por el Laboratorio de Economía de la Educación (LEE) de la Universidad Javeriana encontró que en 2021 62,2 % de los estudiantes graduados de programas de ciencia, tecnología, ingeniería o matemáticas fueron hombres, en comparación con el 37,8 % de mujeres. Para los investigadores, este rezago ha permanecido igual durante los últimos 20 años en el país, ya que los hombres siguen predominando en trabajos relacionados con matemáticas y ciencias.

El mismo estudio evidencia que solo 38 % de los investigadores en Colombia son mujeres y de ese porcentaje solo ha habido un aumento de 2 puntos en 6 años. El motivo por el que la mujeres abandonan sus actividades como investigadoras está relacionado con temas personales como el cuidado de familiares, las barreras institucionales, estereotipos y otras formas de discriminación.

La encuesta de las TIC realizada por el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones en 2018 muestra brechas de acceso entre mujeres en materia de edad, estrato socioeconómico, población étnica y ruralidad. De las mujeres que no tienen acceso a Internet, el 50 % tienen entre 55 y 65 años, el 20 % son de estratos bajos y el 33 % son indígenas.

También se ha evidenciado que las mujeres colombianas utilizan en menor medida las TIC comparado con los hombres para actividades fundamentales, como la autonomía económica, lo que abre la becha en la alfabetización digital de las niñas y mujeres del país.

Impulsando la diversidad de género en la industria de las TIC

Un estudio hecho por Page Group estima que para el año 2025 se demandarán 3.5 millones de profesionales especializados en STEM serán demandados en América Latina. En 2022, los perfiles más demandados en tecnología son Inteligencia de negocios, ciberseguridad, Big Data y desarrolladores. En el top 5 de los países con más profesionales TI en América Latina están: México, Río de Janeiro, Bogotá, Santiago y Sao Paulo.

Imagen tomada del estudio del BID y Laboratoria

“En los puestos laborales pertenecientes a ámbitos donde suelen haber mayores ingresos existe una evidente disparidad de género. Por ejemplo, en el sector de tecnologías de la información y comunicación (TICs), solo una de cada cuatro profesionistas es mujer y una de cada cinco se desempeña en puestos técnicos en el mundo. Así mismo, las profesionales de ciencia, tecnología y computación representan en promedio menos del 30% del total”, señala el estudio del BID y Laboratoria.

De acuerdo con la Unesco, el 30 % de las mujeres forman parte de la industria tecnológica. En América Latina, el 20 % de los puestos de la industria son ocupados por mujeres, de los cuales, menos del 30 % de las mujeres están en posiciones de liderazgo.

Avances en la participación de las mujeres en las TIC en Colombia

En el último Informe Women in Tech 2022, publicado por BairesDev, se enfoca en la representación de la mujer en el sector tecnológico entre 2015 y 2021, reflejando un aumento del 40 % en la participación de aspirantes femeninas.

Al analizar una muestra de datos del grupo de solicitantes durante un período de 6 años, se evidenció que cada vez más mujeres están ingresando al sector de la tecnología. En el caso de Colombia, las vacantes tecnológicas han crecido entre 12 % y 51 % durante ese periodo.

El estudio evidencia que América Latina es una de las regiones del mundo que más ha avanzado en la participación de mujeres en áreas de tecnología. Se destaca que ha habido un avance en políticas empresariales y de los gobiernos por incluir más mujeres en carreras STEM.

Imagen tomada del estudio ‘Women in Tech 2022’

“En general, el porcentaje medio de mujeres solicitantes es alrededor del 35 % pero hay algunos casos que vale la pena mirar. Los grandes países latinoamericanos o aquellos con centros tecnológicos establecidos (como Argentina, Brasil, Colombia, o incluso Uruguay) superan ese promedio, lo que implica diversas iniciativas tanto en el sector público como en el privado sectores que buscan aumentar la presencia femenina. Los campos relacionados con STEM están funcionando”, afirma el estudio.

Brecha salarial entre hombres y mujeres en Colombia en sector TI

Sin embargo, las brechas salariales aún permanecen en el sector. La diferencia salarial entre hombre y mujeres es del 26 % en América Latina y el Caribe, según el Banco Mundial. En el sector tecnológico, esta brecha puede ser aún mayor, debido a factores como la segregación ocupacional, la discriminación o la falta de políticas de conciliación.

Además, se estima que el sueldo promedio en el sector TIC colombiano para los hombres es de unos 4 millones de pesos, mientras que para las mujeres es de 3,4 millones de pesos.

Políticas y programas para promover la inclusión de las mujeres en las TIC en Colombia

El gobierno colombiano ha implementado varias políticas e iniciativas para promover la participación de las mujeres en el país. En 2022, se aprobó el CONPES 4080, que dictan las directrices sobre la política pública en equidad de género para las mujeres. Un plan para los próximos 8 años que busca que Colombia cumpla con los Objetivos de Desarrollo Sostenible en Equidad de Género.

El Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTIC) ha desarrollado una estrategia denominada ‘TIC Mujer’, que busca fomentar el acceso y la participación de las mujeres en el campo de las TIC. Esta iniciativa tiene como objetivo cerrar la brecha de género en el uso, apropiación y desarrollo de tecnologías.

A través de programas de formación y capacitación, el gobierno busca que más mujeres y niñas se apropien de conocimientos relacionados con las carreras STEM. ‘Por TIC Mujer’es una iniciativa del Ministerio TIC que busca incentivar la activa participación de mujeres mayores de 13 años en el entorno digital, gracias a los cursos gratuitos, accesibles y certificables ‘Mujeres líderes de la transformación digital’ y ‘Mujeres creadoras de contenido digital’.

El programa ‘Mujeres TIC para el cambio’ es otra iniciativa que promueve la creación de contenidos, el desarrollo de pensamiento científico, la prevención de violencias y consolidar comunidades digitales.

El ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación también cuenta con programas de becas para maestría y doctorado enfocados en que más mujeres ingresen al mundo científico y de investigación. Igualmente, alcaldías y gobernaciones también cuentan con programas locales y regionales para apoyar a niñas y mujeres en la tecnología.

Redes de apoyo y comunidades para mujeres

Según la Organización Internacional del Trabajo, reducir esta brecha de género aumentaría en un 4 % el producto interno bruto de los países en América Latina y el Caribe. Conscientes de la importancia de aumentar la participación de las mujeres en el mercado laboral y, específicamente en el sector de la tecnología, han surgido iniciativas que además de visibilizar las brechas actuales, también acompañan a las empresas en el proceso hacia la igualdad de género.

Además, existen programas creados para capacitar a más mujeres en temas como programación o experiencia de clientes. Cada empresa de tecnología cuenta con programas que incentivan la participación de las mujeres y promuevan un mayor número de mujeres en cargos de liderazgo. A continuación, algunos ejemplo de redes de apoyo y comunidades para mujeres:

  • Mujeres TIC: Es una asociación que tiene por objeto fomentar la equidad de género para contribuir al desarrollo social, científico, competitivo y productivo del país, en los diferentes sectores económicos y académicos, especialmente en la industria de las tecnologías de la información y las comunicaciones.
  • Fedesoft: La Federación Colombiana de la Industria del Software y Tecnologías Informáticas Relacionadas, una organización gremial con más 30 años de trayectoria que trabaja por el fortalecimiento de la industria del software. Entre sus programas está aumentar la participación de las mujeres en el mundo del software a través de programas como el Concurso Nacional de Programación. Además, Fedesoft ha creado el sello ‘Women 4 TIC’ que le da un reconocimiento especial a las empresas que están generando campañas o iniciativas para cerrar la brecha de género en sus organizaciones.
  • Laboratiaria:Laboratoria es una iniciativa que nació en Perú y tiene como objetivo capacitar mujeres de todo América Latina en desarrollo web o diseñado UX a través de Bootcamp que se realizan de manera virtual. En ese proceso también ayudan a las mujeres a vincularse al mercado laboral.
  • Women in Tech Colombia: Es una comunidad que busca empoderar a mujeres en el campo de la tecnología. Organizan eventos, talleres y charlas para fomentar el networking, compartir experiencias y ofrecer oportunidades de aprendizaje.
  • Chicas Poderosas Colombia: Una organización que promueve la participación de mujeres en los medios digitales y la tecnología. Ofrece talleres, capacitaciones y eventos para impulsar el liderazgo y la presencia femenina en estas áreas.
  • Rails Girls Bogotá: Se enfoca en promover el aprendizaje y la participación de mujeres en el desarrollo web y programación utilizando el framework Ruby on Rails. Realizan talleres y eventos para mujeres interesadas en la programación.
  • Girls in Tech Colombia: Una organización que busca promover la participación de mujeres en el campo de la tecnología y el emprendimiento. Ofrecen programas de mentoría, capacitaciones y eventos para fomentar el desarrollo profesional.
  • Código Rosa: Es una comunidad que tiene como objetivo fomentar la participación de mujeres en la industria de videojuegos y tecnología. Organizan eventos, talleres y hackathons para mujeres interesadas en este campo.
  • She’s Tech: Una comunidad que busca conectar a mujeres profesionales en tecnología para compartir conocimientos, experiencias y oportunidades laborales.Organizan eventos y encuentros para fomentar el networking.

Emprendimiento y startups liderados por mujeres

Después de la pandemia, los emprendimiento en Colombia han aumentado considerablemente. De acuerdo con cifras del Registro Único Empresarial y Social (RUES), que consolida información de las 57 Cámaras de Comercio del país, el 62,5 % de las empresas de personas naturales creadas durante 2022, que ascienden a 143.466 unidades productivas, son iniciativas lideradas por mujeres.

El 45 % de estas empresas está en los sectores de comercio al por mayor y al por menor, seguido por el 20,5 % en el sector de alojamiento y servicios de comida, y el 9,1 % en industrias manufactureras. Las ciudades con una mayor dinámica en la creación de empresas lideradas por mujeres son Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Cúcuta, Cartagena, Soacha, Ibagué y Bucaramanga.

Sin embargo, el panorama no es igual para las empresas con base tecnológica o ‘startup’. Según Fedesoft, actualmente solo el 39 % de los emprendimientos y proyectos de tecnología en Colombia son liderados por mujeres.

En el último reporte ‘Colombia Tech 2022 – 2023’ de los CEO fundadores de las Startups colombianas, el 81 % son hombres y el 19 % son mujeres, lo que representa un aumento de 15 puntos porcentuales comparado con 2021.

Algunas de las startup creadas por mujeres en Colombia se destacan:

  • Laika: La plataforma de venta de servicios y productos para mascotas, fundada en 2017 por los hermanos Manuela Sánchez y Camilo Sánchez.
  • Chiper: Liderada por Laura Clavijo, es una plataforma de compras y abastecimiento para pequeños negocios y tiendas en línea. La empresa busca simplificar el proceso de abastecimiento y proporcionar precios competitivos a los comerciantes.
  • Wessed: Creado por Carolina Avendaño, es la primera plataforma de inversión inmobiliaria colectiva, en la que varios usuarios hacen una especie de ‘vaca’ para comprar un inmueble y luego se vende de manera ciento por ciento digital.
  • Bold: Esta fintech que permite pagos electrónicos fue fundada en 2019 por Ana Sandoval y José Fernando Velez, fundador de PayU, en ese momento ‘pagosonline.com. Bold ayuda a miles de negocios en Colombia a realizar pagos electrónicos a través de sus datáfonos.
  • Foodology: Esta startup de Foodtech fue fundada por Daniela Izquierdo y Juan Azuero, es una plataforma que crea marcas virtuales de restaurantes y las opera desde cocinas ocultas. Esta idea de negocio ganó el premio al emprendimiento de la Universidad de Harvard.

Historias inspiradoras de mujeres exitosas en las TIC colombianas

En Impacto TIC, cada año destacamos a las mujeres más representativas de los sectores de la tecnología, la innovación y la ciencia. Estas mujeres han logrado romper barreras y ocupar importantes cargos en varias empresas representativas del sector. Además, se destacan por liderar planes y proyectos que permitan cerrar las brechas de género dentro del mercado laboral y tecnológico.

Son muchas las mujeres, aquí les presentamos 5 historias inspiradoras de mujeres exitosas en las TIC:

Ximena Duque Alzate, Presidente Ejecutivo de Fedesoft: Es economista de la universidad Icesi y desde febrero de 2020 asumió la presidencia de Fedesoft. Este es uno de los gremios más importantes de tecnología, el del software en Colombia, que agrupa la industria de desarrollo de software, emprendimiento digital y videojuegos.

Daniela Álvarez, gerente en Kaspersky: Daniela nació en Venezuela, ha abierto un espacio de participación femenina en el sector de la tecnología. Actualmente es la gerente general de la región Norte de Latinoamérica para Kaspersky, una empresa líder en servicios y productos de ciberseguridad.

Angélica Delgado, líder de Canal de Avaya para la Región Andina: Profesional en Administración de Empresas con más de 15 años de experiencia laboral en áreas de ventas en compañías dedicadas al desarrollo de Tecnologías de Información y Comunicaciones.

Natalia Ríos, country manager de Ualá Colombia: Estudió Ciencias Económicas Internacionales en la Universidad de Georgetown y en 2014 obtuvo el título de MBA de Harvard Business School. Desde su rol en Ualá, busca que más colombianos puedan acceder a los beneficios que otorga esta plataforma. Pese a que la misión es educar financieramente, no deja de lado aumentar la participación de la mujer.

María del Pilar Giraldo, gerente de la vertical de Banca y Seguros de SONDA para la región Andina: Con más de 20 años de experiencia, incluyendo 10 en customización de servicios de operación tecnológica, ha trabajado en empresas de tecnología como Stefanini y Telefónica. En SONDA desempeña un rol importante en la digitalización de la banca, pero desde una visión holística.

Foto de RDNE Stock project

Artículos relacionados

Artículo 1 de 4