¿Qué UPS necesita para proteger sus dispositivos en casa?

Actualizado el 10 Oct 2023

Tomacorriente y UPS

A menudo, cuando compramos electrodomésticos y otros dispositivos, el apartado de la electricidad es lo que menos tenemos en la cabeza. Adquirimos computadoras, televisores, consolas de entretenimiento y videojuegos; podemos gastar bastante dinero, pero no pensamos mucho en cómo proteger la inversión que hemos hecho. Además, para remediar la falta de tomacorrientes en algunos espacios de la casa, usamos multicontactos para conectar varios dispositivos. Además del riesgo que corremos de sobrecargar la toma, nuestros dispositivos también están expuestos a subidas de tensión y bajones que se puedan presentar en el alambrado eléctrico. Es por esto que muchas empresas, y ahora también los consumidores en el hogar, prefieren tener una UPS (fuente de poder ininterrumpido).

Una UPS —ininterruptible power source, en inglés, o fuente de poder ininterrumpido— es un dispositivo que se conecta a un tomacorriente normal y que, además de regular mejor la electricidad para prevenir saltos bruscos, también cuenta con una batería interna. Esta batería hace que la UPS pueda funcionar autónomamente en caso de que el voltaje se pierda o que incluso no haya energía. En otras palabras, seguirá suministrando energía para que sus aparatos no se apaguen tan pronto como se vaya la luz.

Esta autonomía es por lo general de algunos minutos; la duración exacta depende del tamaño de la UPS. Sin embargo, estos minutos son muy valiosos, ya que permiten guardar trabajo importante y también que los equipos puedan ser apagados normalmente para que no hayan daños internos o incluso componentes fundidos.

Los rayos y la lluvia pueden dañar nuestros dispositivos conectados.
Imagen: Krzysztof Niewolny en Unsplash.

Pese a que en el pasado las UPS eran usadas mayormente en entornos profesionales y especializados, esto ha venido cambiando con el pasar de los años. Debido a sus altos costos, el mercado de las UPS para usos residenciales no era muy grande. Sin embargo, esta situación ha venido dando la vuelta y hoy en día muchos usuarios deciden usar una UPS en la casa, pues su costo en la actualidad ya no es tan alto.

Hoy por hoy, en el mercado colombiano existen UPS para usos residenciales y personales desde los 250.000 pesos colombianos. En el caso de APC, adquirida en 2007 por Schneider Electric, la marca tiene ahora en el mercado la línea BV de Easy-UPS. En palabras de José Luis Rodríguez, Ingeniero de Producto para Schneider Electric, la línea BV está diseñada para aplicaciones residenciales.

“Protege mi televisor, protege mi consola, así como también el router de wifi.”

José Luis Rodríguez, Ingeniero de Producto para Schneider Electric

¿Qué es un UPS?

Un UPS, o fuente de poder ininterrumpido (Uninterruptible Power Supply), es un dispositivo que se utiliza para proporcionar energía eléctrica de respaldo en caso de cortes de energía eléctrica o fluctuaciones en el suministro eléctrico.

Nacimiento e historia:

La idea de los UPS se remonta a la década de 1950. Fueron desarrollados inicialmente para su uso en la industria de la aviación, donde la continuidad en la alimentación eléctrica era esencial para la seguridad de las operaciones de vuelo.

Con el tiempo, la tecnología de los UPS se fue refinando y adaptando para su uso en una variedad de aplicaciones, desde centros de datos hasta equipos electrónicos sensibles en hogares y oficinas. A medida que la electrónica se volvió más omnipresente en nuestras vidas, los UPS se convirtieron en una solución crucial para garantizar que los dispositivos no se dañen ni se apaguen abruptamente durante cortes de energía.

Hoy en día, los UPS vienen en diferentes tamaños y capacidades para satisfacer diversas necesidades y se utilizan en todo el mundo para proporcionar un suministro eléctrico ininterrumpido y protección contra problemas eléctricos.

Función de los UPS

La función principal de un UPS (Uninterruptible Power Supply o fuente de poder ininterrumpido) es proporcionar una protección continua y confiable contra cortes de energía eléctrica y fluctuaciones en el suministro eléctrico. Este dispositivo actúa como un respaldo energético al mantener una batería interna que puede suministrar electricidad a los dispositivos conectados en caso de un apagón repentino. Esto garantiza que los equipos críticos, como servidores, computadoras y sistemas de comunicación, continúen funcionando sin interrupciones, lo que ayuda a prevenir pérdidas de datos y daños a los componentes electrónicos debido a apagones o variaciones de voltaje.

Aparatos que se pueden conectar a un UPS

  1. Computadoras de escritorio y portátiles.
  2. Servidores y sistemas de almacenamiento de datos.
  3. Routers y módems de internet.
  4. Impresoras y escáneres.
  5. Televisores y sistemas de entretenimiento en el hogar.
  6. Consolas de videojuegos.
  7. Equipos de sonido y sistemas de cine en casa.
  8. Cámaras de seguridad y sistemas de vigilancia.
  9. Dispositivos médicos sensibles.
  10. Equipos de redes y conmutadores (switches) en entornos profesionales.
  11. Sistemas de control de acceso y seguridad en empresas.

Beneficios de usar una UPS en el hogar y en la empresa

Adquirir dispositivos electrónicos para el hogar, como computadoras y televisores, es una inversión importante. Sin embargo, a menudo pasamos por alto la importancia de la electricidad en este proceso. Usamos multicontactos para conectar varios dispositivos, exponiéndolos al riesgo de sobrecarga y a los altibajos del suministro eléctrico. Es por eso que muchas empresas, y ahora también los consumidores en el hogar, optan por tener una UPS (Uninterruptible Power Supply) o fuente de poder ininterrumpido. Una UPS es un dispositivo que se conecta a un tomacorriente normal y, además de regular mejor la electricidad para prevenir saltos bruscos, también cuenta con una batería interna. Esta batería permite que la UPS funcione autónomamente en caso de pérdida de voltaje o incluso si no hay energía. En otras palabras, seguirá suministrando energía para que sus aparatos no se apaguen tan pronto como se vaya la luz.

En el teletrabajo aporta ventajas significativas para la productividad. En primer lugar, garantiza que los dispositivos esenciales, como computadoras y routers, continúen funcionando durante cortes de energía, lo que evita interrupciones en el trabajo y la pérdida de datos. Además, protege los equipos contra daños causados por fluctuaciones de voltaje, asegurando un funcionamiento confiable y prolongando la vida útil de los dispositivos. Esto se traduce en una mayor eficiencia y una menor posibilidad de interrupciones inesperadas, lo que contribuye a una mayor productividad y un flujo de trabajo sin problemas. En última instancia, un UPS proporciona la tranquilidad necesaria para mantener un alto nivel de productividad, incluso en condiciones de energía adversas.

¿Qué tipos de UPS existen?

Rodríguez explica que una UPS puede ser standby, interactiva y de doble conversión en línea. Una de las diferencias entre estos tres tipos es la forma en la que la batería interactúa con el resto del equipo. En el caso de standby, la batería solamente entra en funcionamiento en el momento cuando se pierde corriente. Sin embargo, este intervalo de algunos milisegundos puede ser suficiente para que algunos dispositivos sensibles se apaguen o sufran daño.

Serie Easy-UPS de APC by Schneider Electric.

En la línea interactiva, en caso de pérdida de energía la respuesta para el respaldo de la batería es más rápida. De la misma forma, la UPS regula el voltaje para entregar electricidad más limpia. Por último, la de doble conversión en línea es en la que, si hay un corte, nunca se ve transferencia. “Como las baterías siempre están conectadas a un conversor, entonces nunca va a haber cambio en la electricidad”, según explica el experto de Schneider Electric.

Cada una tiene sus usos diferentes, y es aconsejable tener una idea general a la hora de adquirir una UPS. Por ejemplo, para usos residenciales basta con tener una UPS standby o interactiva, ya que muchos de nuestros dispositivos —televisores, consolas, computadoras, etc.— están diseñados para soportar cambios de algunos milisegundos sin problemas.

Las UPS de doble conversión en línea suelen tener aplicaciones en centros de datos con información sensible, aplicaciones de pagos y en general con dispositivos muy sensibles a los bajones de corriente y cambios drásticos en la tensión.

Existen varios tipos de UPS (fuente de poder ininterrumpido), cada uno con características específicas para adaptarse a diferentes necesidades de protección de energía.

  1. UPS en línea (Online UPS):
    • Característica Principal: Proporciona una protección completa y constante contra fluctuaciones de voltaje y cortes de energía.
    • Funcionamiento: La carga está siempre conectada a la batería, lo que significa que la energía pasa a través de la batería antes de llegar a los dispositivos conectados.
    • Ventajas: Ofrece la máxima protección, ideal para servidores y equipos críticos.
  2. UPS en línea de doble conversión (Double-Conversion Online UPS):
    • Característica Principal: Similar al UPS en línea, pero con una mayor eficiencia y capacidad de manejo de cargas más pesadas.
    • Funcionamiento: La energía se convierte continuamente de CA a CC y nuevamente a CA, proporcionando una fuente de energía estable y de alta calidad.
    • Ventajas: Alta protección y capacidad de manejo de cargas críticas.
  3. UPS en línea interactivo (Line-Interactive UPS):
    • Característica Principal: Proporciona protección contra fluctuaciones de voltaje y cortes de energía, pero solo activa la batería cuando es necesario.
    • Funcionamiento: Ajusta automáticamente el voltaje de salida para mantenerlo dentro de un rango seguro y utiliza la batería solo en caso de una interrupción grave de la energía.
    • Ventajas: Mayor eficiencia en comparación con el UPS en línea.
  4. UPS de reserva (Standby UPS):
    • Característica Principal: Actúa como un interruptor automático que cambia a la batería cuando se produce un corte de energía.
    • Funcionamiento: El UPS permanece en modo de espera y solo se activa cuando se necesita.
    • Ventajas: Eficiente en términos de costos, adecuado para cargas menos críticas.
  5. UPS de línea (Offline UPS):
    • Característica Principal: Proporciona una protección básica contra cortes de energía al cambiar a la batería cuando se detecta una pérdida de energía.
    • Funcionamiento: La mayoría del tiempo, la carga se alimenta directamente desde la fuente de CA, y la batería se activa solo cuando se necesita.
    • Ventajas: Económico y adecuado para aplicaciones de uso no crítico.
  6. UPS de montaje en rack (Rack-Mountable UPS):
    • Característica Principal: Diseñado específicamente para su montaje en racks, lo que lo hace ideal para centros de datos y entornos empresariales.
    • Funcionamiento: Varía según el tipo de UPS utilizado (por ejemplo, en línea, en línea de doble conversión, etc.), pero se adapta físicamente a un rack.
    • Ventajas: Ahorra espacio y proporciona protección confiable en entornos de servidores.

¿Qué tan importantes son los vatios?

Por lo general, las UPS están divididas de acuerdo a la cantidad de vatios (o watts; su símbolo es W) que pueden manejar. Por ejemplo, un televisor puede consumir unos 70 vatios, una consola de videojuegos podría llegar a consumir entre 70 y 80 vatios, mientras que un equipo de sonido de alta fidelidad podría consumir 100. La potencia necesaria para conectar estos 3 equipos sería de 240 vatios, y por lo tanto incluso una UPS pequeña de 300 vatios podría hacer bien el trabajo.

Sin embargo, “para la línea residencial no se aconseja que se compre justo a la medida” asegura Rodríguez. Esto por que, a medida que vamos necesitando conectar más dispositivos, una UPS más grande ofrecerá más autonomía sin ocupar mucho espacio. De la misma manera, no se corre el riesgo de sobrecargar ni la toma ni la UPS.

Si va a comprar una UPS (debería pensarlo seriamente), tenga en cuenta los voltajes de los equipos que vaya a conectar a ella, según la siguiente tabla. Sume y siga la recomendación del experto: compre una que soporte algunos vatios adicionales, por si más adelante se le ocurre conectarle algo más.

ElectrodomésticoEnchufado (W)En espera (W)Encendido (W)
Televisor 40′01070
Monitor PC101880
PC de escritorio66120
PC portátil5520
Impresora0550
Módem internet
008
Equipo de sonido3030100
Consola videojuegos0380
Cargador celular1.51.55

El uso de una UPS, ya sea para uso profesional o residencial, es una inversión inteligente para proteger nuestros dispositivos. En una época tan conectada, vale la pena también invertir en mejorar la calidad de la electricidad que consumimos.

Diferencia entre Va y Vatios

La principal diferencia entre VA (Volt-Amperios) y vatios (Watts) radica en que los VA representan la capacidad total de carga eléctrica de un dispositivo, incluyendo tanto la potencia real (vatios) como la potencia reactiva, mientras que los vatios representan la potencia real consumida por un dispositivo y que se convierte en trabajo útil, como luz o calor. Los VA son relevantes al elegir una UPS (Uninterruptible Power Supply) porque determinan la capacidad máxima de carga que puede soportar, mientras que los vatios son más importantes cuando se considera el consumo real de energía y la eficiencia de un dispositivo. En algunos casos, la diferencia entre los VA y los vatios puede ser significativa y afectar la selección de una UPS adecuada para proteger los dispositivos conectados.

¿Cómo se alimenta y cuánto dura la energía?

Se alimenta generalmente de la fuente de energía eléctrica principal, que es la corriente alterna (CA) proveniente del suministro eléctrico. Cuando la fuente de CA está disponible y es estable, el UPS pasa la electricidad directamente a los dispositivos conectados y, al mismo tiempo, carga su batería interna.

La duración de la energía suministrada por un UPS en caso de un corte de energía depende de varios factores, incluyendo:

  1. Capacidad de la batería: Cuanto mayor sea la capacidad de la batería del UPS, más tiempo podrá suministrar energía de respaldo.
  2. Carga conectada: La cantidad de dispositivos y su consumo de energía determinarán cuánto tiempo puede durar la energía del UPS. Cuantos más dispositivos estén conectados, más rápido se agotará la batería.
  3. Tipo de UPS: Los UPS varían en términos de capacidad y diseño. Los UPS más grandes y costosos suelen tener baterías más grandes y, por lo tanto, pueden proporcionar energía de respaldo durante períodos más largos.
  4. Calidad de la batería: La calidad de la batería del UPS también es un factor importante. Las baterías de mayor calidad pueden mantener la carga durante más tiempo.

¿Cuántos aparatos puede soportar?

La cantidad de aparatos que un UPS (Uninterruptible Power Supply o fuente de poder ininterrumpido) puede soportar depende de varios factores, incluyendo la capacidad del UPS y la carga eléctrica de los dispositivos conectados. La capacidad de un UPS se mide en volt-amperios (VA) o en vatios (W), y esto indica cuánta energía puede suministrar.

Por ejemplo, si hay un UPS con una capacidad de 1000 VA o 600 W, se pueden conectar dispositivos cuya carga total no supere esos valores. Es importante tener en cuenta que algunos dispositivos, como computadoras y servidores, tienen fuentes de alimentación con factor de potencia corregido (PFC) que requieren un UPS con una capacidad nominal mayor para funcionar correctamente.

Por lo tanto, la cantidad de aparatos que un UPS puede soportar variará según la capacidad del UPS y la demanda de energía de los dispositivos que se conecten. Antes de comprar un UPS, es importante verificar la capacidad de carga que necesite para asegurarse de que pueda mantener todos tus dispositivos en funcionamiento durante un corte de energía.

¿Cómo se instala?

La instalación de una UPS (Uninterruptible Power Supply) es un proceso relativamente sencillo. En primer lugar, hay que elegir un lugar cercano a los dispositivos y un tomacorriente eléctrico, ya sea en una torre o no. Luego, conectar el cable de alimentación de CA de la UPS a un tomacorriente. Conectar los dispositivos a las salidas de la UPS. Encender la UPS y asegurarse de que esté funcionando correctamente.

Imagen principal: Clint Patterson en Unsplash

¿Qué te ha parecido este artículo?

R
Sebastián Romero Torres

Filósofo de formación y geek empedernido. Amante de los videojuegos, la tecnología, la música y el espacio.

email Sígueme en

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5