¡Sorpresa! Elon Musk anuncia que no va a comprar Twitter

Publicado el 08 Jul 2022

46339127625_44854bc82e_k (1)

No es algo que se vea todos los días: El hombre más rico del mundo se echó para atrás.

Según un documento presentado ante la autoridad regulatoria este viernes 8 de julio, Elon Musk busca rescindir el acuerdo de adquisición que, por una oferta de 44.000 millones de dólares, debía convertirlo en el único propietario de Twitter, la red de microblogging más usada del planeta.

En el documento, Musk alega que Twitter incurrió en “representaciones falsas y engañosas” sobre cuántos de sus usuarios son personas reales y cuántos son bots. Según su interpretación, al carecer de información sobre cómo Twitter audita, identifica y suspende cuentas falsas, no puede seguir adelante con la transacción.

Apenas minutos después del anuncio, Twitter indicó, a través del presidente de su Junta Directiva, Bret Taylor, que está dispuesta a ir a los tribunales para obligar al magnate a honrar los términos de la muy publicitada adquisición o para hacerle responsable de los daños de su cambio de decisión.

“La Junta de Twitter sigue comprometida en cerrar la transacción en el precio y los términos acordados con el Sr. Musk y planea emprender acciones legales para hacer cumplir el acuerdo”, dijo Taylor, apropiadamente, en un tweet.

A principios de 2022, Musk comenzó una sigilosa maniobra de adquisición de acciones de Twitter que condujo a una oferta no solicitada y, según Musk, no negociable, que convertiría a Twitter, una empresa que cotiza en bolsa, en una firma privada.

Enfrentada a un escenario en que hostilidades abiertas derrumbaran el precio de la acción, el 25 de abril la junta de Twitter aceptó la oferta de Musk para comprar el 100 % de la empresa y convertirla en privada a una valoración de 54,20 dólares por acción.

Twitter indicó, en ese momento, que se había firmado un “acuerdo definitivo para ser adquirido como propiedad total de Elon Musk, en una transacción valorada en aproximadamente 44.000 millones de dólares”.

El cambio de parecer del millonario sin duda impactará el precio de la acción de Twitter y queda todavía por ver qué ocurrirá en los estrados, toda vez que Musk dispone del poder económico para mantener el caso abierto por años y años.

Pero, a lo mejor, aseguran los expertos, para Musk no se trate -esta vez- de ganar, sino de no gastar 44.000 millones de dólares en una red afectada por bots, discursos de odio, mensajes extremistas y desinformación y, quizás más importante, que no tiene un récord sólido generando ganancias. Porque lo que Twitter y Musk firmaron en abril es, precisamente, un ‘acuerdo de fusión’ un tipo de contrato diseñado justamente para prevenir lo que hoy está haciendo el hombre más rico del mundo.

A la hora de la verdad, Musk tiene el derecho de pensarlo mejor. Y, por fortuna, también tiene el dinero para pagar las consecuencias de hacerlo.

Foto: Flickr

¿Qué te ha parecido este artículo?

C
Wilson Cabrera Patiño

Comunicador Social- Periodista de la Tadeo, con maestría en Relaciones Internacionales de la UNAM de México. Toda la vida trabajando en medios como Colprensa, Caracol Radio y Grupo Reforma. Amante del deporte, los viajes y los perros.

email Sígueme en

Artículos relacionados

Artículo 1 de 4