fbpx

El presente de la ciencia ficción del pasado: así se veía 2020 hace algunos años

Para muchos, la Tercera Revolución Industrial es una cuestión que todavía está en proceso, mientras que para otros la Cuarta Revolución empieza a dar sus primeros pasos. Desde que podemos contar historias, la humanidad siempre se ha preguntado cómo será el futuro, cómo viviremos en 20 años, qué tipo de tecnologías existirán. 

La vanguardia de estos pensamientos e imaginaciones han venido siempre de la mano del entretenimiento y los escritores, directores de cine y estudios de videojuegos que se han encargado de darle forma a esos futuros que la humanidad siempre ha tenido en la cabeza. 

Lo cierto es que la Cuarta Revolución Industrial acentúa muchos cambios que han pasado desde hace algunas décadas, y al mismo tiempo crea otros que eran difíciles de imaginarse. Con eso en mente, vale a pena hacer un repaso por las obras de ciencia ficción del pasado que se atrevieron a pensar nuestro presente. 

¿Cómo sería el mundo en 2020? Esa pregunta seguramente pasó por la mente de los creadores de las piezas que mencionamos a continuación.

2001: Odisea del Espacio – 2001

Empezamos la lista con un peso pesado dentro del terreno no solo de la ciencia ficción, sino de toda la industria del cine en general. 2001: Odisea del Espacio es una de las películas más recordadas de Stanley Kubrick (también reconocido por La naranja mecánica o El resplandor). Con ánimo de no arruinar la película, vale la pena mencionar algunos aspectos importantes sin muchos spoilers.

2001 Odisea en el Espacio
PANAM puede haber muerto, pero SpaceX y Virgin Galactic están empezando a ofrecer turismo espacial. Imagen: 2001 Odisea en el Espacio

En primer lugar, el periodo histórico de la película es importante. 2001 tuvo su lanzamiento oficial en 1968. Ese mismo año, la misión Apollo 8 llegó a órbita de la Luna, en diciembre, para pasar la Navidad en el espacio y de paso tomar una de las fotos más icónicas de la historia. El siguiente año, en 1969, Apollo 11 llevó al primer hombre a la superficie de la Luna. 

Es el periodo de la carrera espacial, con ambos –Estados Unidos y la Unión Soviética– destinando más y más recursos al espacio. En esa década más que nunca la humanidad soñaba con el espacio y el futuro, y 2001 fue la ventana hacia ese futuro. 

Además de tomar lugar, evidentemente, en el año 2001, la película muestra los viajes comerciales hacia la Luna y, más importante aún, la primera muestra de una Inteligencia Artificial: HAL 9000. Se trata de una IA autónoma, que responde a comandos de voz y controla todos los sistemas de la nave espacial.

HAL 9000
HAL 9000 en la mitad, interactuando con los humanos. Imagen: 2001 Odisea en el espacio

Pues bien, para el 2020 ya tenemos comandos por voz en nuestras casas, gracias a Alexa o a Google Home, que pueden controlar muchos elementos de la casa aunque todavía no son autónomas. Además de esto, SpaceX y Virgin tienen planeado crear turismo espacial, aunque hasta el momento no se ha visto nada. Ni hablemos de las naves espaciales, ya que después de 1972 y Apollo 17 la humanidad no ha salido de la órbita de la Tierra. Es decir que, mientras que la humanidad ha logrado construir una estación espacial en órbita baja, no hemos ido tan lejos como las antiguas expediciones de Apollo.

Vale la pena resaltar que durante el mes de mayo, SpaceX logró llevar tripulación a la Estación espacial internacional. Es la primera vez que una compañía privada lo logra, tal y como ocurre en la película de Odisea en el Espacio, pero tendremos que esperar todavía mucho tiempo antes de que existan viajes comerciales hacia la Luna.

Matrix – siglo XXI temprano

Difícil no mencionar una de las películas de ciencia ficción más taquilleras de los 2000. Matrix sigue la historia de Neo, interpretado por Keanu Reeves, y cómo su mente se despierta a la realidad en la que está viviendo la humanidad. La historia de la película sucede a finales de los 90, pero en ella se explica que esta es una realidad artificial. 

Según Matrix, la humanidad creó una Inteligencia Artificial autónoma durante la primera mitad del siglo XXI que decidió que nosotros éramos, en realidad, los que debían ser controlados. Esta IA es la Matrix, y como resultado ahora toda la raza humana vive en una realidad creada por máquinas para controlarnos. 

Matrix película
Así viven los humanos en Matix, en incubadoras gigantes y en la simulación hecha por IA. Imagen: Matrix

“Los seres humanos son una enfermedad, el cáncer de este planeta, ustedes son una plaga; y nosotros somos la cura.” dice el agente Smith (uno de los malos de la saga). Pues bien, aunque no tenemos todavía esa Inteligencia Artificial tan avanzada, lo cierto es que sí hemos vivido un auge en la realidad virtual, incluso si no es de uso masivo. Por otro lado, las máquinas biológicas existen en la forma de nanomáquinas, lejos de lo que imagina Matrix, y todavía Google e IBM están dando vueltas alrededor del computador cuántico.

Ex Machina – siglo XXI temprano

Aprovechamos para mencionar una de las películas que mejor tratan lo que podría llegar a ser la era de la robótica y la Inteligencia Artificial juntas. Ex Machina narra la historia de un programador que gana un concurso para pasar una semana con otro programador, pero que se trata del más brillante del planeta. La historia tiene lugar en un ambiente contemporáneo.

Ex Machina Ava
Nuestros robots actuales tienen apariencias humanas, pero todavía están muy lejos de la inteligencia de Ava. Imagen: Ex machina

Muy pronto, sin embargo, el personaje principal descubre que la razón de su visita no es más que la de hacer el famoso test de Turing. Una IA pasará este test cuando el humano interactuando con ella no tenga idea que está hablando con un robot. Pues bien, en Ex Machina el robot no sólo pasa el test de Turing, sino que crea incluso sentimientos dentro de los humanos. 

Al día de hoy, julio de 2020, ha habido dos instancias en donde una IA pasó el test de Turing, ambas en condiciones dudosas y sin reportes de terceros. Por ahora, tenemos que esperar algunas décadas más antes de que se vuelva realidad la historia de Ex Machina. Ambos casos estuvieron protagonizados por chatbots. El primer de estos fue Eugene, que simula a un niño de 13 años, pero cuyas condiciones de evaluación y ensayo también fueron sujetos de críticas. El segundo es un chatbot llamado Cleverbot, que de hecho se puede acceder en línea pero cuyas respuestas en ocasiones dejan mucho que desear.

Half-life 2 – entre 2015 y 2029

Pasemos ahora al terreno de los videojuegos de ciencia ficción, donde las visiones del futuro también se han convertido en un tema interesante de explorar. Half-Life 2 es un juego desarrollado por Valve y lanzado al mercado en 2004. La historia es contada entre los años 2015 a 2029, y ocurre en una realidad alternativa en donde científicos abren un portal hacia otra dimensión por accidente. 

Pues bien, más allá de los seres de otra dimensión, el universo de Half-Life 2 está también nutrido por industrias de la 4RI. En primer lugar, la sociedad es una distopía controlada por una sola persona. Adicionalmente, la fuerza policial está compuesta por Combines, humanos alterados por medio de la biotecnología para oprimir a los ciudadanos. 

Half Life 2 Combine
Combine en Half Life 2, la fuerza represiva del gobierno totalitario. Imagen: Valve

De la misma forma, esta forma de represión está sustentada por tecnologías como reconocimiento facial y bases de datos biométricos. Ciertamente una visión oscura del futuro, aunque no enteramente descabellada.  

Blade Runner – 2019

Volvemos de nuevo a una de las películas de ciencia ficción que tienen culto propio. Blade Runner fue lanzada en 1982, dirigida por Ridley Scott (el mismo director de Alien), y rápidamente se convirtió en un filme de culto. Aunque inicialmente no le fue tan bien en las taquillas, Blade Runner fue una de las primeras películas en humanizar los robots. 

La película sigue la historia de Rick Deckard, un policía que dedica su vida a encontrar y eliminar a los replicantes. Un replicante es un robot avanzado, diseñado para parecer humano, que desarrolla conciencia propia y decide escaparse. Todos estos robots pasan con creces el ya mencionado Test de Turing. 

Blade Runner
Una de las primeras escenas cuando cuando un robot se dio cuenta de su propia mortalidad. Imagen: Blade Runner (1982)

Más allá de los carros voladores y de la Inteligencia Artificial súper avanzada, la pregunta nos hace cuestionarnos sobre la moral detrás de los robots. ¿Deberían tener derechos? ¿Hasta qué punto estaría bien cazarlos como ganado? ¿Cuáles son los dilemas morales detrás de la creación de robots avanzados?. 

En últimas, Blade Runner trata sobre un grupo de robots dándose cuenta de su propia mortalidad. 

Akira – 2019

Akira es un filme animado japonés de ciencia ficción que, según algunos, predijo el futuro. La historia ocurre en el año 2019, en una ciudad ficticia llamada Neo-Tokyo. Los carros y las motos, aunque no voladores, sí son capaces de manejarse solos, algo que todavía hoy se encuentra en los laboratorios (aunque Tesla está un poco más cerca que el resto de traerlos al ‘mundo real’).

Akira
Akira resalta los peligros biológicos que puede acarrear una sociedad avanzada, Imagen: Akira

Por otro lado, Akira resalta la realidad que tenemos de sufrir ataques biológicos, sobre todo en grandes eventos. Frente a la amenaza biológica, la Organización Mundial de la Salud sugiere que Neo-Tokyo cancele los Juegos Olímpicos de 2020. Si suena familiar es porque esta es exactamente la misma situación por la que está pasando Tokyo con los Juegos Olímpicos de este año.

Nuestra capacidad de movilidad hacia cualquier parte del mundo también ha convertido los riesgos biológicos en peligros mundiales. La conectividad ha convertido a COVID-19 en un emblema mediático más allá de la simple enfermedad.

¿Y si no hubieran ocurrido la tercera y cuarta RI? – Mad Max

Para cerrar, pensemos un poco en cómo sería un futuro sin conexiones, sin Internet y donde nada de lo que hemos mencionado existe. Pues bien, ese futuro puede ser perfectamente lo que impulsa a la humanidad hacia algo como Mad Max

Mad Max Fury Road
Mad Max toma lugar en un desierto gigante con una sociedad retro-futurista. Imagen: Mad Max Fury Road

Es un futuro posapocalíptico, en el que la humanidad prefiere irse unos contra los otros y no trabajar en conjunto. El futuro de Mad Max está plagado de pandillas, la gasolina es el bien más preciado y lo único que queda del planeta es un desierto gigante. 

Al paso como va el calentamiento global, puede que ese desierto se vuelva una realidad. Después de todo la 4RI, más allá de la tecnología, es un cambio cultural.

FOTOGRAFÍA PRINCIPALCraig Sybert en Unsplash
Sebastián Romero Torres
Filósofo de formación y geek empedernido. Amante de los videojuegos, la tecnología, la música y el espacio.

Latest Posts