fbpx

Eficiencia y calidad de vida, ejes fundamentales de la sostenibilidad

Aunque solemos escuchar bastante sobre la sostenibilidad desde un punto de vista político y regulatorio, lo cierto es que esta es una materia que va mucho más allá. Las regulaciones facilitan la consecución de metas y su materialización, pero lo cierto es que este no es tema puramente burocrático.

Este fue uno de tantos mensajes importantes que quedaron del panel Una nueva sostenibilidad: el desafío de los Territorios Inteligentes a 2030, que tuvo lugar durante el evento sobre Territorios Inteligentes realizado por Impacto TIC el pasado 15 de octubre. En la conversación participaron Jorge Toscano (gerente IoT, Big Data y Advertising de Telefónica Movistar), Guillermo Peña (gerente general de Triple A S.A. E.S.P) Catalina Garcés (líder para Suramérica de la unidad de Digital Power de Schneider Electric).

La sostenibilidad va mucho más allá de lo que la ley nos pide como empresa. Es nuestra contribución al mejoramiento de las comunidades y de los grupos de interés”, explicó Guillermo Peña, de Triple A Barranquilla. “Para nosotros la sostenibilidad es la responsabilidad que tenemos quienes dirigimos el sector empresarial de lograr empresas cada vez más eficientes. Es mantener una relación de respeto con la ética”.

En nuestro mundo conectado, la información viaja rápidamente y cada que día que pasa vemos el daño que generan nuestras industrias en la Tierra. Hoy más que nunca, saltar al lago verde de los negocios no solamente es éticamente deseable, sino que también ayuda a mejorar las percepciones que usuarios y clientes tienen de las empresas.

Las intenciones por adoptar un estilo de vida mucho más verde está, de hecho, en la mente del 82 % de los estadounidenses. Catalina Garcés, de Schneider Electric, comentó que «hoy en día es totalmente fundamental que cualquier organización tenga como eje central la sostenibilidad. La sostenibilidad debe hacer parte de la agenda de gobierno, empresas, industrias, personas y colaboradores». 

La visión a futuro

Aún más importante que el estado actual, lo fundamental de todos estos actores jugando papeles importantes es la búsqueda por un futuro mejor. Como personas, la meta es siempre asegurar un mejor futuro para los que vendrán después, con un mundo conectado y territorios capaces de potenciar la habilidades de las personas.

Con ese foco de tener siempre a las personas en el medio, de tener siempre al ciudadano, al ser humano en la mitad de todo, la tecnología sí nos puede ayudar a acelerar el proceso [de transformación] y cumplir esto que se ha propuesto en el mundo”, afirmó Jorge Toscano, DE Telefónica Movistar.

El potencial de implementar estos cambios se ha materializado también en el interés de los ciudadanos por vivir en mejores territorios. El estado de California, por ejemplo, planea prohibir por completo la venta de automóviles a combustión para 2035. Los habitantes de Washington votaron por una transición total a carros eléctricos para 2030. 

La Unesco también ha explicado que la cultura habilita el cambio necesario para la sostenibilidad en temas como diversidad cultural y biodiversidad, patrones de consumo y a través del seguimiento de prácticas sostenibles. “La sostenibilidad va mucho más allá del factor económico. Es un factor que incluye temas como medio ambiente, cultura, talento y responsabilidad social”, dice Jorge Toscano. 

Colombia y la región no se quedan atrás

Y aunque puede parecer que los desarrollos están mayoritariamente en el exterior, Colombia y la región van también por buen camino. Nuestro país, para finales del 2018, tenía designadas 30 millones de hectáreas como áreas protegidas, para proteger la deforestación y la explotación indiscriminada.  

En Colombia y en la región es necesario seguir avanzado hacia construcciones y edificaciones mucho más sostenibles –explica Carolina Garcés– El objetivo general es el de ecosistemas conectados, lograr mucho más ahorro de energía y obviamente mitigar cada vez el impacto de las emisiones de dióxido de carbono”.

Colombia, debido a su biodiversidad, es uno de los países que más podrían perder. Gobierno, ciudadanos y empresas deben todos trabajar en conjunto, cambiando los hábitos de consumo y cumpliendo a las metas de sostenibilidad que nos ponemos. 

Guillermo Peña destacó que la fuerza laboral y los que cada día están siendo los poderes decisivos son la gente joven. «Cada día más capacitada, cada día entiende más estas cosas y cada día es un consumidor y un usuario mucho más capacitado con acceso a la información que le permite tomar tanto medidas como solicitudes bastante más acertadas«.

En últimas, la sostenibilidad de los territorios inteligentes depende de todos. Una cultura transversal que toque empresas, gobiernos y negocios es la clave para tener no solamente un futuro conectado, sino también más amigable con nuestro planeta. 

Si se perdió del evento Reimaginando los Territorios Inteligentes, lo invitamos a verlo (o a recordarlo, en caso de que sí haya tenido oportunidad de asistir) en este enlace.

MÁS CONTENIDOS DE ESTE ESPECIAL:

Sebastián Romero Torres
Filósofo de formación y geek empedernido. Amante de los videojuegos, la tecnología, la música y el espacio.

#EspecialesTIC: Tecnologías al rescate de las empresas