En días pasados, el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) realizó el evento Experiencia IA, durante el que expertos en la materia expusieron diferentes puntos de vista y participaron en paneles relacionados con la manera como el uso de datos y la Inteligencia Artificial están cambiando el panorama del sector público en América Latina.

Durante el evento se presentó el informe ‘Experiencia: Datos e Inteligencia Artificial en el sector público’, en el que se analizan casos en los que esta tecnología puede contribuir a mejorar la eficiencia del estado en relación con los servicios que ofrece a los ciudadanos. Dichos casos se relacionan con campos tan diversos como la medicina, la justicia o la educación.

Al mismo tiempo, el estudio muestra los riesgos relacionados con la expansión de la IA, «los cuales no se limitan a la posibilidad de agravar las amenazas cibernéticas, sino que también incluyen un uso indebido que exacerbe la discriminación y las inequidades o cause daños a distintos grupos sociales». 

El informe fue realizado con el apoyo financiero de Telefónica, Microsoft y el Centro para la Cuarta Revolución Industrial de Colombia.

Las conclusiones del estudio presentan un panorama positivo con respecto a las experiencias en relación con el uso de la Inteligencia Artificial adelantadas en Colombia. Según CAF, las 5 características que permiten definirl dichas experiencias como exitosas son:

  • Colombia ha contado con liderazgo político y coordinación, lo cual se ha traducido en compromiso y capacidad de acción.
  • El país ha sido proactivo en temas digitales e incluso se ha adelantado a las necesidades que se hacen evidentes.
  • Se han priorizado las discusiones de alto nivel técnico para lograr una provechosa colaboración con entidades internacionales expertas en la materia.
  • El Gobierno colombiano supo aprovechar al máximo los aportes de organismos multilaterales. Un ejemplo de esto ha sido la cooperación técnica con CAF.
  • Se ha logrado un impacto internacional que incluso empieza a transformar la visión que existe del país en la región y en el mundo.

Sin embargo, en el panorama todavía quedan pasos importantes que se deben dar y que representan los siguientes retos, identificados por CAF en su informe:

  • Sostenibilidad: El Gobierno colombiano debe asegurarse de que la estrategia quede establecida como un plan que no dependa de afiliaciones políticas, sino que sea una pieza maestra en el desarrollo del país.
  • Mayor despliegue: Para poder cumplir con las metas propuestas, es necesario que toda la ciudadanía sea capaz de interactuar con la IA y que su calidad de vida mejore gracias a los beneficios que ofrece.
  • Preparar talento: Es imperativo diseñar formas de educar a la ciudadanía en estos temas, para que entiendan cómo la estrategia busca proteger sus derechos y, a la vez, aprovechar el potencial de la IA como un instrumento para mejorar su calidad de vida.

Ética y responsabilidad, condiciones indispensables

En el entorno latinoamericano, el informe de CAF hace incapié en que el uso de los datos y de la Inteligencia Artificial como herramientas para que los gobiernos puedan satisfacer las necesidades de los ciudadanos debe estar fundamentado en un uso ético y responsable basado en pilares como la definición e implantación de estrategias a largo plazo, un marco regulatorio claro y la participación activa de la ciudadanía y los miembros de las instituciones.

El texto completo del estudio, de 530 páginas, se puede encontrar en este enlace.

Si quiere conocer todos los detalles del evento, lo invitamos a revivir el hilo de Impacto TIC sobre las conferencias y paneles que se desarrollaron en ‘Experiencia IA: Datos en Inteligencia Artificial en el sector Público’, o a ver el video completo de la transmisión, al final de este contenido.


Imagen principal: Lukas (Pexels)