Amazonas es mucho más que ‘el pulmón del mundo’

Publicado el 25 Ago 2019

incendios en el amazonas-deforestación en Colombia

Mientras las esferas del poder se lanzan la pelota y miran para otro lado, la ciudadanía, en colaboración con las organizaciones, busca la manera de no rezar, sino de actuar por el Amazonas. Porque teniendo en cuenta que la Tierra es un único sistema, lo que sucede en un lugar afecta a todo el planeta.

El Amazonas es mucho más que ‘el pulmón del mundo’, es más que un órgano: es un sistema que afecta la sostenibilidad de la Tierra. Científicos de la universidad de Stanford encontraron que la selva amazónica responde rápidamente a eventos climáticos extremos y que el balance de carbono que logra puede cambiar rápidamente en respuesta a las condiciones de calor y sequía; si desaparece la selva, no hay respuesta. De hecho, sin ella, gran parte de Suramérica sería un desierto.

Algunas de las tareas más importantes de la selva del Amazonas incluyen:

  • Regular la cantidad de oxígeno y de dióxido de carbono (absorbe más CO2 del que emite).
  • Mantener la temperatura dentro de ciertos rangos.
  • Participar en el ciclo del agua.
  • Generar vientos.
  • Retener el agua en la tierra.
  • Las plantas del Amazonas son también base de la salud de personas (medicina ancestral).

Los científicos creen que menos del 1% de las especies de plantas con flores han sido estudiadas en detalle por su potencial medicinal. A medida que el bioma de la selva amazónica se reduce lentamente en tamaño, también lo hace la riqueza de la vida silvestre que se encuentra en sus bosques, junto con el uso potencial de plantas y animales que permanecen sin descubrir.

World Wildlife Fund.

De otro lado, está la importancia de los animales que allí habitan, cada uno juega un rol, todos tienen tareas en los procesos químicos y físicos de la Tierra. Y se estima que existen 674 especies de aves, 158 de anfibios, 195 de reptiles, 212 de mamíferos y de 753 peces. (En los últimos 20 años se han descubierto 2.200 nuevas especies de plantas y vertebrados).

Los humanos que viven allí en aislamiento voluntario han vivido por siglos en armonía con su entorno, manteniendo el equilibrio y protegiéndolo. Es claro que el mayor riesgo es su extinción, pero con ello viene el desequilibrio de todo el sistema. Sin ellos, ¿cómo se mantiene el equilibrio?

Mirando de la frontera hacia dentro

Las áreas protegidas de Colombia están en peligro. De momento no hay un incendio como el que sucede en Brasil, pero sí tenemos los sitios de mayor deforestación de toda la cuenca amazónica, que se concentran principalmente entre la carretera de Calamar y Miraflores (en el Guaviare), en el resguardo Nukak y Yaguará, y la reserva forestal del Yarí (en el Caguán), según explica Rodrigo Botero, director de la Fundación para la Conservación y el Desarrollo Sostenible.

La deforestación en la amazonía colombiana se disparó a partir de 2016, se perdieron casi 1.2 millones de acres (478,000 hectáreas) de bosque entre 2016 y 2018. Fuente: MAAP (Monitoreo del Proyecto de la Amazonía Andina, por sus iniciales en inglés).

Y las cifras van en crecimiento; adicionalmente hay otros escenarios en Colombia amenazados, como Chiribiquete y otras áreas ‘protegidas’.

El Monitoreo del Proyecto de la Amazonía Andina (MAAP) analizó Chiribiquete, Tinigua, Macarena y Nukak y encontró lo siguiente:

  • Desde 2016 a 2018, la deforestación arrasó más de 70.000 acres (29.000 hectáreas) en las 4 áreas protegidas, 86% de los cuales eran bosques primarios (62.000 acres).
  • A 25 de julio de 2019 la deforestación acabó con 10.600 acres adicionales (4.300 hectáreas), el 87% eran bosques primarios.
  • El Parque Nacional Tinigua es el área protegida más afectada, ya que la deforestación acabó con 39.500 acres (16.000 hectáreas) de 2017 a 2019 (96% de los cuales fueron bosques primarios).
  • En Chiribiquete, la deforestación acabó con 6.400 acres (2.600 hectáreas), 96% de los cuales eran bosques primarios.

[su_note note_color=”#AED6F1″ text_color=”#333333″ radius=”3″ class=””]Lea también: ‘Tecnología: la semilla que se siembra para que el mundo descubra, explore y no dañe Chiribiquete’. [/su_note]

Actuar (no solo rezar) por el Amazonas, por el planeta

Se insistirá cuantas veces sea necesario: no hay que ir hasta el Amazonas a apagar el incendio manualmente, desde las acciones cotidianas se puede hacer mucho. Los actos diarios también son actos políticos.

[su_note note_color=”#AED6F1″ text_color=”#333333″ radius=”3″ class=””]Lea también: ‘Los aliados tecnológicos de las expediciones que revelaron Chiribiquete al mundo‘.[/su_note]

Foto:Rosina Kaiser (Pixabay).

¿Qué te ha parecido este artículo?

D
Sandra Defelipe Díaz

Soy periodista, productora, formadora y emprendedora digital, y tengo el orgullo de ser la integrante más antigua de Impacto TIC, lo que ha hecho que este sea mi principal espacio de formación continua. También les tengo historias de capoeira, cultura y de Tenjo, Cundinamarca. Sandra fue periodista de Impacto TIC desde antes de su fundación hasta 2022, y sigue colaborando.

email Sígueme en

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5