fbpx

La importancia de mantener actualizado el sistema operativo de su teléfono inteligente

Los teléfonos inteligentes se han convertido sin duda en el dispositivo más utilizado en nuestra vida diaria. Desde ambientes profesionales hasta temas personales y de entretenimiento, hoy por hoy mucha de nuestra comunicación se hace a través de un teléfono inteligente. En ese sentido, el alto uso de estos dispositivos significa que también contienen bastante información sobre nosotros, los usuarios. 

Después de todo, en el teléfono se pueden tener aplicaciones bancarias o de crédito, correos corporativos y personales, contactos, conversaciones privadas y contraseñas almacenadas. No sorprende, entonces, que muchos atacantes en Internet buscan formas siempre más sofisticadas para robar los datos que están almacenados en nuestros dispositivos, por lo general en ataques de phishing, malware o por medio de aplicaciones dudosas.   

Además de tener cuidado con las páginas por las que navegamos o las redes a las que nos conectamos, uno de los pilares más grandes de seguridad son las actualizaciones. Sin embargo, pese a que son una pieza fundamental, las actualizaciones para Android en el pasado solían tener retrasos de meses. Para solucionar esto, compañías como MediaTek, Samsung y OnePlus han creado iniciativas que han cambiado por completo el panorama.  

¿Por qué algunas actualizaciones se demoran tanto? 

Desde sus inicios, una de las ventajas del ecosistema Android ha sido su apertura. El código fuente de Android es abierto pero mantenido por Google, lo que significa que cualquier persona puede descargar, editar y ejecutar el código fuente del sistema operativo. Esto, obviamente, también se extiende a los fabricantes de teléfonos, quienes tienen la libertad de editar el código base de Android y hacer modificaciones que se ajustan mejor a sus teléfonos. 

Esto significa que, por ejemplo, una vez Google publica el código base de Android 11, los fabricantes de teléfonos utilizan ese código para implementar actualizaciones a sus versiones de Android. En un ejemplo sencillo, Xiaomi utiliza el código fuente de Android 11 publicado por Google para crear MIUI 12. Sin embargo, aunque parece sencillo, esto es más complejo en el mundo Android por varias razones.  

Primero que todo, los fabricantes de teléfonos tienen todos decenas de equipos en el mercado. Esto significa que deben asegurarse que las actualizaciones funcionan adecuadamente en todos sin excepción. Este es un trabajo gigantesco, y por esta razón muchos fabricantes no mantienen actualizaciones para equipos de algunos años para atrás. Relacionado con esto, muchos de estos equipos tienen hardware distinto, y es clave para el fabricante asegurarse que no existan bugs o fallas fatales relacionadas con el hardware.      

Otro elemento importante es el de los chips de los teléfonos. En el mercado existen chips MediaTek, Qualcomm, Exynos (de Samsung) e incluso Kirin (de Huawei). Cada uno de estos fabricantes de chips debe proveer de código e instrucciones a los fabricantes de teléfonos para que ellos puedan implementar mejoras relacionadas con la CPU, la GPU o el uso de la memoria RAM. 

Con tantos elementos jugando al tiempo, debe haber una comunicación constante entre Google y los fabricantes para asegurarse de que las actualizaciones no tomen más de 6 meses o incluso años antes de llegar a las manos de los usuarios. 

samsung a cover
Imagen: Sebastián Romero/Impacto TIC

El ejemplo de Samsung y MediaTek 

En el mundo Android, los dispositivos creados por el mismo Google –como la línea Pixel– tienden a ser los primeros en recibir actualizaciones por razones obvias. Más allá de Google, los fabricantes de teléfonos son los que tienen la tarea de actualizar sus versiones de Android para que lleguen a los usuarios tan pronto como sea posible. Esto no se refiere solamente a cambios de versión mayores, como por ejemplo saltar de Android 11 a Android 12, sino también a actualizaciones mensuales de seguridad.  

Precisamente por esto, MediaTek y Samsung han cambiado este panorama con beneficios importantes para sus usuarios. En primer lugar, MediaTek cuenta desde 2017 con un programa que llama GMS Express. Este programa es desarrollado en conjunto con Google, y está enfocado principalmente a mejorar los tiempos de actualizaciones en todos los chips de MediaTek.  

El programa consiste en que Google y MediaTek trabajan en conjunto para tener paquetes de software preparados con ensayos y aprobaciones para los chips de la compañía. Estos paquetes luego son enviados a los fabricantes de teléfonos, quienes en ese momento solamente tienen que preocuparse por mejoras generales. Gracias a esto, las actualizaciones de chips MediaTek pueden ser aprobadas en 4 semanas o menos, comparado con los 3 meses que tomaba anteriormente.  

Debido a esta implementación, MediaTek ofrece un paquete de software mucho más completo a los fabricantes y asegura que nosotros los usuarios tendremos las últimas actualizaciones más rápidamente. Los frutos de este programa se pueden ver hoy en día, con compañías como Samsung y OnePlus ofreciendo hasta 4 años de actualizaciones constantes para algunos de sus dispositivos. Samsung, que anteriormente tenía un proceso bastante largo, empezó a ofrecer 3 años de actualizaciones mayores (es decir Android 12, 13, etc.) y 4 de actualizaciones de seguridad.  

Dentro de este programa se incluyen varios teléfonos con chips MediaTek, como el Samsung A32 con el chip Helio G80, que promete ser uno de los equipos más robustos del año. De la misma manera, OnePlus ha prometido 3 años de actualizaciones de seguridad para su recientemente lanzado OnePlus Nord 2, que cuenta con el poder del Dimensity 1200 y que ya empieza a generar elogios en las reseñas.   

Software al día 

Hoy en día compañías como Samsung, MediaTek y OnePlus utilizan las actualizaciones para reiterar su compromiso constante con los usuarios. Aunque no podemos cambiar el hardware de nuestros teléfonos, el lado del software se mueve rápidamente gracias a las actualizaciones anuales y mensuales que Google libera.  

Más allá de nuevas funciones, las actualizaciones son muy importantes para mantener la seguridad y la estabilidad de Android, y por eso es importante entender que siempre serán positivas las iniciativas para reducir el tiempo que toma en llegar a nuestras manos. En un mundo cada vez más conectado y dependiente de los teléfonos inteligentes, las actualizaciones se convierten en una columna fundamental para mantenernos a las vanguardias de la tecnología y la seguridad. 


Imagen principal: Daniel Romero en Unsplash  

Sebastián Romero Torres
Filósofo de formación y geek empedernido. Amante de los videojuegos, la tecnología, la música y el espacio.

Contenidos relacionados