De todas las tecnologías que convergen en el bitcoin y las criptomonedas, tal vez ninguna tenga el potencial de ser tan transformadora como blockchain. Pese a que en las últimas semanas bitcoin ha causado revuelo debido en gran parte a la nueva ley en El Salvador, la revolución del blockchain ha sido más bien silenciosa. Más que una tecnología fácil de ver, el blockchain pretende cambiar las entrañas de nuestros sistemas actuales. 

En ocasiones, sin embargo, resulta difícil separar blockchain de bitcoin. Después de todo, ambas comparten raíces y creador, pero mientras que bitcoin se toma por sorpresa el mundo digital y financiero, blockchain poco a poco se adentra a algunos de los servicios y pilares importantes de la sociedad actual, mucho más allá de solamente las criptomonedas. 

Algunos ejemplos concretos

Tal vez uno de los ejemplos más fuertes actualmente es el de la logística de paquetes y envíos. Estos sistemas, y especialmente en un ambiente de pandemia, se han convertido en uno de los pilares de la revolución digital actual. Y aunque para la mayoría de los usuarios esto se traduce en comprar un objeto y recibirlo días después en la puerta de la casa, la entrega de paquetes necesita un alto nivel de organización.

Augusto Guitard. Imagen: LAFT 2021

“Uno de los elementos complejos de la industria de transporte de mercancías es la cantidad de compañías que tocan un producto en su movimiento de un punto a otro, y la cantidad de documentación necesaria para esas mercancías”, explica Augusto Guitard, mentor académico en línea en programas de blockchain en Global Alumni Education y exejecutivo de IBM. 

Sin importar el tipo de envío, se necesitan monitorear elementos como facturas, guías, datos personales, rastreo y otros documentos legales, sin importar si es transporte aéreo, en carretera o incluso marítimo, todo tipo de envíos necesitan esta información. Un buque entero de mercancía depende, por ejemplo, de decenas de documentos para la nacionalización de los productos. Hoy por hoy, esto todavía se hace con documentos en papel o por correos electrónicos, explica Guitard. 

Un sistema de blockchain podría, por ejemplo, agregar elementos a la cadena más ágilmente, facilitar el monitoreo y también abrir la puerta a nuevos servicios para los usuarios. En Estados Unidos, la Blockchain in Transport Alliance –BiTA– ha trabajado en esto desde el 2017, promoviendo nuevos estándares y llegando a tener 500 miembros en 25 países que juntos generan hasta 1 billón (1 millón de millones) de dólares anuales.

Para Guitard, adicionalmente a esto, los gobiernos del mundo también han mostrado interés en implementaciones de blockchain. Un ejemplo concreto son, por ejemplo, los nuevos sistemas de datos abiertos de acceso público y que ayudan a construir mejores territorios inteligentes. Acá, el pilar importante es el de la descentralización de los sistemas, que de paso hace que estos sean también más seguros.  

Revolución y cambios no tan deseados

Y sin embargo, tal vez la mayor debilidad de blockchain sea precisamente el cambio tan radical que plantea. “Es tan revolucionario blockchain que va a encontrar muchas dificultades en el camino, porque cambia el status quo”, afirma Augusto Guitard. Basta no más con mirar a bitcoin, cuya mayor fortaleza es la descentralización del dinero utilizando un sistema blockchain y que grupos bancarios internacionales miran con cautela.

De la misma forma, Guitard recalca que, más que eliminar intermediarios, lo que se está haciendo acá es automatizar y pasar a que blockchain haga el papel de intermediario. No sorprende, entonces, que empresas que actúan como intermediarias vean la implementación de blockchain más como una competencia que como una mejora verdadera de las condiciones actuales. 

Así mismo, el cambio de pies a cabeza significa no solamente el cambio de estructura, sino también educar a industrias enteras a un nuevo formato. “Uno de los principales obstáculos que está encontrando blockchain para expandirse más rápidamente es que hay que poner de acuerdo a mucha gente en nuevos estándares y en nuevas formas de operar”, afirma.

Aunque la aceptación de bitcoin ha sido gradual en individuos, industrias y gobiernos se han mostrado más reacios a adoptar tecnologías cuyo foco es la descentralización. El reto, a veces, más que la sola implementación, es también cómo mantener el control. “Hay mucha urgencia en los gobiernos, sobre todo por el tema de las criptomonedas, controlarlas, regularlas”, dice Guitard.    

Más que nada, innovación

Y aunque pareciera que blockchain tuviera un halo de incertidumbre, lo cierto es que esto no ha significado que la innovación se haya congelado. De hecho, muchos emprendimientos nuevos entran a aprender sobre blockchain para luego evaluar cómo se adapta a cada negocio. “He visto profesionales que son dueños de su propia empresa, emprendedores de cierta edad, he visto menos jóvenes y gente de niveles medios o altos interesados en comprender blockchain con la idea de explorar”, explica Augusto Guitard en su papel como formador.

Así mismo, blockchain se ha presentado como una nueva forma para que los países puedan entrar de lleno a la era digital. Mientras que tecnologías como 5G, por ejemplo, requieren de una fuerte inversión y monitoreo por parte de un gobierno, Guitard explica que la implementación de blockchain es mucho más fácil y tiene un potencial de un nivel similar.

“La tecnología de blockchain es más barata, es más estándar. Cualquiera tiene la capacidad de disponer de toda o parte de esa infraestructura necesaria”.

Y pese a que la implementación de una tecnología de este tipo no traerá algo tan visible como lo que se viene con 5G, muchos de los cambios se darán a largo plazo. Esto en la forma de reducción de la corrupción, mejor manejo de los datos, mejor integración de obras públicas y poder confiar en un sistema que, aunque no perfecto, representa uno de los estándares digitales más seguros actualmente.   

La clave para este tipo de tecnologías está en intentar entenderla y luego poder implementarla de forma que los usuarios, irónicamente, no noten el cambio. Guitard incluso se aventura a decir que el público general tal vez no necesite entender blockchain a fondo para gozar de sus beneficios. Esto, en últimas, será el corazón de la revolución invisible de blockchain. “No se puede no seguir la evolución de la blockchain”.


Imagen principal: Markus Spiske on Unsplash