StreamYardDepender de los servicios de Google puede causar dolores de cabeza a más de uno, ya sea porque la creciente preocupación por la privacidad en línea y la seguridad de los datos personales está llevando cada vez a más personas a considerar alternativas a los productos de Google o porque siempre es bueno tener un plan B a la mano.

Aparte de los motivos anteriores, recordemos que Google es famosa –entre otras cosas– por dar de baja herramientas que dejan desubicados a los usuarios: su cementerio ya suma 20 aplicaciones, 160 servicios y 16 dispositivos eliminados. Entonces, los usuarios tienen que correr en busca de nuevas soluciones.

En esta oportunidad nos vamos a enfocar en cuáles han sido los huecos que ha dejado Google y con qué herramientas similares podemos reemplazarlos.

Google Reader (2005 – 2013)

Aunque los feed RSS –conocidos como lectores de noticias– no son tan populares hoy (puesto que las redes sociales se han posicionado como escaparates de enlaces de noticias), hay quienes aún los usan. Por eso, cuando cerró Google Reader la noticia cayó como un balde de agua fría; entonces, buscar una alternativa útil y fácil de manejar fue toda una odisea.

Hoy en día usar un lector de noticias sigue siendo una opción para quienes hacen curaduría de contenidos o para quienes siguen fuentes o temas específicos. Por esto, aplicaciones como Feedly, Feedreader o Flipboard son recomendaciones para llenar ese vacío que Google Reader dejó. Y funcionan también como antídoto ante las Fake News, puesto que pueden agregar solo medios reconocidos y evitar que el usuario deambule entre contenidos viralizados en redes sociales.

Picasa (2002 – 2016)

Esta aplicación fue creada en 2002 y servía para visualizar, editar y compartir imágenes. En 2004 Google la compró y en 2016 la eliminó para reemplazarla por Google Fotos. Este servicio es, precisamente, su reemplazo natural (aunque recientemente tuvo una gran falla de seguridad y envió por error videos privados a extraños). En Google Fotos se almacenan y se organizan las imágenes de los usuarios, pero las opciones de edición son muy básicas.

Si su interés es la edición de fotos, las alternativas pueden ser Adobe Photoshop Express (aunque es pago), GIMP (software libre), Pixelmator (combina el código abierto y las tecnologías de Mac OS),  Pixlr (etá en línea, pero tendrá que deshabilitar el bloqueador de anuncios y necesita Flash) o BeFunky (pero su versión gratuita es muy limitada).

Google URL Shortener (2009 – 2018)

Este fue otro de los que dolieron, especialmente a los community managers. Era el servicio para acortar direcciones de sitios web (IRL) y con su cierre la mayoría de los usuarios migraron a Bitly, aunque no es el único que existe. Por ejemplo, Zoho Social tiene esta opción dentro sus funciones (el enlace que arroja es tipo: zurl.co/). Estas aplicaciones, además de tener una función estética para no visualizar enlaces extremadamente largos, permite seguir métricas de cada uno. Por ejemplo, en su versión gratuita Bitly muestra cuantos cliqs se generaron, en qué lugar (geográfico) y de qué fuente (Twitter, Facebook u otro). Las versiones pagas siempre incluyen más funciones específicas.

Hangouts en vivo (2012-2019)

Fue una de las aplicaciones más queridas y útiles de Google, especialmente para periodistas. Hablamos de Hangouts On Air, que permitía hacer transmisiones de video en streaming, diferente a la aplicación de mensajería Hangouts.

En el caso de Impacto TIC fue una baja crítica, teniendo en cuenta que este es uno de nuestros formatos periodísticos, en el que nos reunimos en línea con invitados a dialogar sobre diferentes temas. Luego de investigaciones y pruebas optamos por StreamYard, que se define como un ‘estudio de video en vivo en el navegador’, y permite tener varios invitados remotos en simultánea, compartir pantalla; además de funciones adicionales o más sencillas de manejar.

Google Trips (2016-2019)

Fue una de nuestras funciones salvavidas destacadas, pero en 2019 se unió al cementerio de Google. Servía para planear todo lo relacionado con los viajes. Sería una gran guía viajera, pero no obtuvo los resultados esperados.

Para organizar viajes hay diferentes metodologías: hay viajeros que organizan un itinerario en una hoja de cálculo, o los que usan el calendario. Pero para agregar varias alternativas y detalles, una opción es TripIt (funciona offline, su versión completa no es gratuita); también está TripCase (ideal para viajeros de negocios, aunque no funciona offline); y si se buscan recomendaciones, siempre se puede acudir al viejo conocido TripAdvisor. Como última opción también se puede recurrir a un hermano de la difunta Trips, Google Travel, aunque la experiencia no es tan completa como en las otras y eventualmente podría desaparecer.

Inbox (2014 – 2019)

El gestor de correo de Google fue el intento para administrar los mensajes de email de manera más informal, por lo que permitía agregar el toque personal. Luego se agregaron características adicionales, como posponer correos electrónicos y respuestas inteligentes. Era muy querido. El reemplazo natural de Inbox es la aplicación predeterminada del servicio de correo de Google, Gmail, que ya trae algunas características de Inbox.

Pero si la motivación es no depender de Google (aunque si ese es el caso lo más lógico es no usar una cuenta de Gmail y optar por servicios tipo Tutanota o Mailfence) y poder personalizar el correo, aparecen opciones como Spark Newton.

Statistic: Number of active Gmail users worldwide from January 2012 to October 2018 (in millions) | Statista
Para 2018, Gmail  tenía 1,5 mil millones de usuarios activos en todo el mundo. Fuente: Statista

¿Qué más podríamos reemplazar?

 

Actualmente, algunos de los productos más usados de Google son su buscador, el navegador Google Chrome, Gmail, Youtube, Google Drive y la suite de productividad. Si bien es poco probable que dejen de existir, hay quienes buscan alternativas por temas políticos y de seguridad, privacidad, entre otras razones.

Entonces, para no depender de los servicios de Google podemos encontrar otras opciones. En cuanto a buscadores, las opciones más conocidas son StartPage, DuckDuckGo, Searx, Ecosia, MetaGer  o SwissCows; aquí sí hay variedad de opciones, aunque no parece probable que el buscador de Google desaparezca. En video, la competencia tanto en streaming como en alojamiento es cada vez más fuerte, e incluso ha sido Google (Youtube) la que se ha venido transformando y ahora ofrece servicio de streaming de música (tipo Spotify). Pero regresando al video, encontramos Vimeo, Peertube, Dailymotion o DTube. Y si de navegadores se trata, se puede optar por Firefox, Iridium, Tor, Brave o Waterfox; y así, con cada servicio, se pueden encontrar soluciones, algunas especialmente enfocadas en la protección y privacidad de datos.

En todo caso,si no se quiere esperar hasta el ultimátum final de Google, se puede ir preparando un plan B, teniendo en cuenta los productos que cada usuario tenga dentro de su top. Pero eso bien puede ser como Game of Thrones: si tiene algún favorito, no se encariñe porque puede morir. Como mencionamos, el cementerio de Google tiene más de 160 víctimas; algunos de sus productos siempre serán más recordados que otros, más queridos que otros (¿quién extraña Google+?).También hay unos que nunca usamos y otros que consideramos indispensables. ¿Cuál sería uno de esos productos actuales que extrañaría? Vamos preparándonos.

Foto de portada: William Iven (Pixabay).