7 tecnologías que están impactando la lucha global contra el cáncer

7 tecnologías que están impactando la lucha global contra el cáncer

 

Visita aquí nuestro especial Innovación contra el Cáncer.

Internet, el software, hardware, las TIC en general y muchos otros avances tecnológicos no solo han logrado que el mundo se comunique mejor, tenga acceso a más fuentes de información, mejore la productividad y los empleos, haga crecer los negocios de las compañías o dé más oportunidades de entretenimiento a las personas. Un impacto aún por explorar mucho más es el que tiene la tecnología en la salud.

Muchos de los adelantos científicos que se han dado en las últimas décadas, tanto en prevención como en los tratamientos de toda clase de enfermedades, gran parte de las vacunas que se han podido crear, así como las nuevas herramientas con las que cuentan los médicos para hacer diagnósticos o realizar tratamientos son posibles en estos días gracias a los avances tecnológicos.

Al conmemorarse una vez más el Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer (4 de febrero), es hora de destacar el impacto que tecnologías como las de la analítica y el Big Data, las imágenes de alta definición, la impresión 3D, las nanotecnologías y la Inteligencia Artificial (junto a la Computación Cognitiva) están produciendo en la lucha contra una de las principales causas de muerte en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud.

Esta es la manera en que estas y otras tecnologías están contribuyendo en la lucha contra el cáncer en la actualidad:

1. Big Data y Analítica

Poder reunir, gestionar y analizar todos los millones de datos que hoy se tienen (y los que siguen apareciendo) en torno a los diferentes tipos de cáncer, hábitos para prevenirlos, los tratamientos y sus resultados, es la mejor manera para que los gobiernos puedan establecer políticas públicas y campañas de prevención en torno al cáncer. Además, con estos datos masivos los investigadores pueden producir nuevos avances y los especialistas de la salud logran mejorar los tratamientos.

En la actualidad, Big Data y las soluciones de analítica están ayudando a saber qué medicamentos pueden ser más apropiados para un paciente o cuál tratamiento puede funcionar mejor de acuerdo con sus características individuales.

También proveen información que sirve de contexto para que se hagan mejores diagnósticos, permiten encontrar mejores candidatos para nuevas investigaciones, posibilitan identificar las causas de enfermedades para crear programas de salud pública (por ejemplo, con todo lo que se ha hecho para que las personas dejen de fumar y así prevenir el cáncer de pulmón), y permitir que las personas involucradas en los casos (pacientes, médicos y otros profesionales de la salud) compartan información que pueda servir como contexto para otras investigaciones.

2. Las imágenes en alta resolución.

Los avances que el mundo de la tecnología ha tenido en materia de imágenes en alta resolución (4K o QHD, por ejemplo) no solo permiten ver en forma más nítida las películas en los televisores o los diferentes contenidos en computadores, tabletas o teléfonos móviles.

La alta resolución también permite que las pruebas o escaneos que se hacen para detectar o descartar posibles enfermedades (biopsias y endoscopias, por ejemplo) se puedan ver con mucha mayor precisión y calidad, lo que se traduce en mayores niveles de detección temprana de enfermedades (algo fundamental en el cáncer), una reducción significativa de falsos positivos y errores en el diagnóstico.

3. Robótica

Aunque la utilización de la robótica en la salud no es nueva, su uso cada vez más frecuente y masivo en las salas de cirugía es muy innovador.

La robótica ha dado vida a robots que prestan sus servicios en el sector de la salud entre los cuales se encuentra Da Vinci, el más usado en la actualidad como asistente para los procesos operatorios en todo el mundo. Este robot, que nació en los centros de investigación de la Nasa a mediados de los años 80, pero que fue aprobado por las autoridades sanitarias de Estados Unidos en el 2000, hoy es uno de los principales asistentes de los médicos cirujanos en sus procedimientos quirúrgicos.   

En el tema puntual del cáncer, Da Vinci es utilizado en Colombia por el Instituto Nacional de Cancerología en el que los médicos están en una consola remotamente dirigiendo al robot en la cirugía, “proceso con el que a través de pequeñas incisiones se logran cirugías grandes”, según explican los médicos que lo emplean.

4. La impresión 3D.

Realizar cualquier tipo de cirugía requiere una gran precisión. Ahora, los cirujanos pueden usar modelos 3D exactos a los órganos del paciente para practicar sus procedimientos y perfeccionar sus habilidades antes de realizar las cirugías directamente en los pacientes.

La impresión 3D también ha posibilitado construir piezas de cirugía a la medida que permiten llegar exactamente al sitio deseado e incluso brazos robóticos que ayudan a los médicos a mejorar la precisión de sus cortes o demás procedimientos.

5. Nanotecnología o tecnología molecular

La nanotecnología es la manipulación de la materia a escala nanométrica. Según su definición es el tipo de tecnología que se dedica al diseño y manipulación de la materia a nivel de átomos o moléculas con fines industriales o médicos.

A través de esta tecnología es que ha sido posible desarrollar y emplear nanorobots que destruyen tumores permitiendo localizar la quimioterapia muchas veces solo en células comprometidas; es la que ha permitido también el avance de poder detectar el cáncer con solo un examen de sangre; que se puedan hacer imágenes moleculares en alta definición; o que se haya mejorado la tecnología de los escáner reduciendo a la mitad sus radiaciones.

6. Inteligencia Artificial (junto a Machine Learning y Computación Cognitiva)

Todo el campo de la Inteligencia Artificial (con las tecnologías relacionadas, como la analítica, la Computación Cognitiva –con la tecnología Watson– y Machine Learning) está asociado al poder mejorar la detección temprana de todo tipo de enfermedad para poder tratarla y eliminarla a tiempo.

En el caso específico del cáncer, se prevé que la Inteligencia Artificial va a permitir que la lucha contra esta enfermedad se personalice por cada paciente de tal manera que se pueda detectar incluso antes de que la enfermedad aparezca. Esto, según diferentes publicaciones, se debe a que muchos tipos de cáncer tienen un origen genético, lo que significa que, con los últimos avances de la tecnología, la terapia puede ser preventiva.

Son muchos los avances que a este respecto se están registrando. Tan solo a finales del año pasado, medios digitales especializados en salud como ConSalud, de España, daban cuenta de que investigadores del Laboratorio de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial del MIT, el Hospital General de Massachussetts y la Escuela de Medicina de Harvard estaban justamente recurriendo a la Inteligencia Artificial para crear sistemas que mejoren el diagnóstico mediante el llamado aprendizaje automático. La idea es crear un sistema ‘lo suficientemente inteligente’ que le aporte mayores elementos a los médicos para saber qué tantas probabilidades tiene una persona de desarrollar un problema cancerígeno a partir de sus condiciones y características reales. Así, creen los investigadores, se puede reducir la toma de biopsias o cirugías innecesarias o, por lo menos, hacer menos invasivos estos procedimientos y reducir sus complicaciones.

7. Educación virtual (e-Learning)

Las plataformas tecnológicas también han ayudado a que cada vez sea más frecuente, generalizado y valioso el aprendizaje en línea en torno a los avances en salud. Las principales entidades relacionadas con el tema del cáncer en el mundo utilizan las plataformas virtuales, por ejemplo, para compartir información y capacitar a los médicos y prestadores de salud de las tendencias que se manejan, las nuevas investigaciones que se producen o los nuevos adelantos que están a su servicio.

En Colombia, uno de los centros pioneros que se enfocan en la capacitación y entrenamiento a través de la educación virtual es el Centro de Prevención y Diagnóstico Temprano (CPreD) del Instituto Nacional de Cancerología. Este centro, que se inaugura este 5 de febrero de 2018 en Bogotá, tiene como objetivo fortalecer los conocimientos incluso en los prestadores primarios (los médicos generales que tienen los primeros contactos con los usuarios en los centros de atención) para que el control del cáncer no solo sea una tarea de los oncólogos. Para ello cuenta con 3 salas de conferencia con medios audiovisuales de tecnología digital y modelos anatómicos que apoyarán los procesos de formación.

Estos 7 ejemplos son una muestra real del impacto que la tecnología está teniendo en un campo como el de la salud, y más exactamente en la lucha contra el cáncer.

Si conoce de otros adelantos, lo invitamos a compartirlos en la conversación etiquetada con #DíaMundialContraElCáncer y #mejortempranoconCPreD en Twitter y en nuestra página en Facebook.

Periodista con 20 años de trayectoria en el cubrimiento de temas de tecnología, innovación y negocios. Consultor en estrategias de comunicaciones basadas en contenidos. Especialista en Marketing de Contenidos Periodísticos. Codirector de Impactotic.co

Last modified: 15 Septiembre, 2018

Contenido anterior

Cifras y datos del cáncer en Colombia y el mundo

  El cáncer, a pesar de todos los avances científicos, sigue siendo una de las causas de más muertes en todo el mundo. Estas son algunas cifras de Colombia, Latinoamérica y el planeta que dan algunas...

Contenido siguiente

Ciencia, Especiales TIC, Personas, Salud, XML

Innovación contra el cáncer

El Instituto Nacional de Cancerología inauguró en 2018 el Centro de Prevención y Diagnóstico del Cáncer (CPred), que se suma a algunas innovaciones científicas y tecnológicas del instituto para reducir...