El concepto de flagship killer fue acogido por primera vez cuando OnePlus –una empresa de origen chino– se propuso ofrecer características de gama alta en teléfonos con precios mucho más bajos. Desde ese entonces, OnePlus se ha alejado un poco de este sendero, llegando a ofrecer hoy por hoy equipos que rondan los 1.000 dólares.  

Sin embargo, el concepto parece haber sido adoptado por Xiaomi, que con el Mi 9T Pro demuestra que los teléfonos realmente no deben ser caros para ofrecer una experiencia premium. Hemos tenido la oportunidad de probar este equipo por un par de semanas, y las sensaciones que deja son muy positivas. Esta es la reseña del Xiaomi Mi 9T Pro.

Accesorios y especificaciones

Como es costumbre en Xiaomi, la marca incluye bastantes accesorios en la caja. El 9T Pro viene con un cargador de pared para carga rápida de 18W, acompañado por un cable USB tipo C. Adicionalmente, también trae incluida una carcasa protectora. No incluye vidrio templado, aunque el Gorilla Glass 5 ofrece una buena protección del display. 

Un elemento que debemos resaltar –de nuevo– es que la conexión a la pared es de tipo europeo. Esto significa que el usuario debe utilizar un adaptador. En realidad no es un problema mayor, pero nos habría gustado más tener un enchufe con el estándar que se usa en Colombia.

Pasando a las especificaciones empezamos a ver el verdadero potencial del teléfono. Para empezar, el Mi 9T Pro viene con un chipset Snapdragon 855, con ocho núcleos y una GPU Adreno 640. En cuanto a memoria, el teléfono tiene dos versiones: una de 6 GB –la que probamos– y otra de 8 GB. 

Por el lado de almacenamiento, las opciones son de 64, 128 o 256 GB, aunque es un poco difícil encontrar la versión de 256 GB en Colombia. Aquí llegamos a un punto importante: el Mi 9T Pro no tiene ranura para memoria microSD. Esto quiere decir que no es expandible. Puede que para algunas personas sea importante, pero otras no notarán la ausencia. Sin embargo, es un punto importante para tener en cuenta al momento de tomar una decisión de compra.

La pantalla es una Super Amoled de 6,4 pulgadas con una resolución Full HD+ de 1.080 x 2.340 píxeles. Esto se traduce a una densidad de 493 píxeles por pulgada –una de las más altas que hemos probado–. El lector de huellas del equipo está integrado en el display; a nosotros nos ha gustado bastante. Y para esa mayoría que todavía lo usa o lo extraña, el 9T Pro viene con conector de audífonos de 3,5 mm. 

Diseño y sensaciones en la mano

Ahora pasemos al diseño. Para decirlo concretamente, este teléfono tiene uno de los mejores diseños que hemos visto. La parte de atrás del teléfono está hecha en vidrio, los bordes están fabricados en aluminio y la parte delantera tiene Gorilla Glass 5. 

El vidrio trasero, aunque ciertamente atrae las huellas como en cualquier otro dispositivo, nunca fue especialmente molesto en el 9T Pro, y tampoco tuvimos que estar limpiando regularmente. Un punto importante es que este teléfono no tiene bordes curvos como el Mi 10 o Mi Note 10, pero en realidad en ningún momento los extrañamos.

El Mi 9T Pro se siente diseñado como un todo, todas las partes funcionan en sincronía las unas con las otras. La pantalla se siente grande, espaciosa y detallada gracias a que no tiene un agujero para la cámara frontal. De hecho, la cámara frontal para selfies está alojada dentro de teléfono y solamente ‘sale’ cuando la necesitamos. Ver la cámara salir no deja de tener su encanto ‘mágico’.

Una característica importante es el tamaño del equipo. Para los estándares de hoy en día, 6,4 pulgadas parece pequeño, pero lo cierto es que en el caso del Mi 9T Pro es el tamaño perfecto. En ningún momento la pantalla fue demasiado pequeña para consumir contenido ni demasiado grande como para que fuera molesto de sostener en una mano.

En realidad, el teléfono se siente bastante sólido en la mano, con un buen agarre y calidad en la construcción. Manejar el Mi 9T Pro es, en pocas palabras, una experiencia muy, muy buena.

Pantalla y batería

Pasamos ahora a otro apartado fuerte: su pantalla. Como ya dijimos, la pantalla es una Super Amoled con resolución de 1.080 x 2.340 píxeles que, de nuevo, no solamente es solamente tiene un rendimiento excelente, sino que entona muy bien con el resto del teléfono. 

El hecho de que sea Oled significa tener negros profundos, colores vibrantes y en general la muy buena reproducción de colores. En el caso del 9T Pro esta característica se destaca aún más, ya que la pantalla va de esquina a esquina, sin interrupciones de cámaras ni otras distracciones. Es un diseño un poco ‘vieja escuela’, pero que va muy bien con el resto del teléfono.

La batería no es la más grande, con 4.000 mAh que palidecen frente a otros equipos con más de 5.000 (el Mi Note 10 de la misma Xiaomi, por ejemplo). Pero incluso así, nunca la sentimos corta. El teléfono duró el día completo –y de hecho le sobró batería– haciendo tareas como jugar, ver videos HD en YouTube o consumir streams en Twitch. Así las cosas, es muy posible que un usuario ligero llegue a los dos días enteros con una sola carga.

E incluso cuando la energía se agota, la carga rápida es muy conveniente. El teléfono llega al 50 % de batería con apenas 30 minutos de carga, lo que facilita mucho el uso y también abre la posibilidad de hacer ‘micro cargas’ durante el día en vez de dejarlo cargando por largo tiempo. 

Cámara

Pasemos a otro apartado también muy fuerte: la cámara. Bueno, en este caso más bien las cámaras, ya que el Mi 9T Pro cuenta con 3 cámaras traseras y una delantera. Las cámaras traseras son de 48 MP, 8 MP y 13 MP; la de 48 MP es la principal y la que hace la mayoría del trabajo pesado.

En nuestras pruebas, el Mi 9T Pro demostró tener un muy buen nivel de detalles, con imágenes que muestran buenos colores. En ambientes con poca luz, las fotos pueden ser un poco borrosas, pero en realidad nada que haga que luzcan mal. 

La cámara de selfie se roba el show, ya que es activada mecánicamente y ‘sale’ del cuerpo del teléfono. Acá vale la pena resaltar que, aunque el riesgo de este tipo de cámara es que la respuesta sea lenta, en ningún momento notamos rezagos. La cámara sale y se esconde rápidamente, por lo que no hay riesgo de daños. Lo que faltaría ver es si el paso del tiempo no afecta el mecanismo que la activa y si resiste el tiempo de vida útil de teléfono. Pero seguramente Xiaomi hizo las pruebas necesarias para garantizar que así sea.  

La imagen de esta cámara frontal es también bastante decente, toma imágenes muy nítidas y en general responde muy bien al uso diario. Y en cuanto a video, el 9T Pro es capaz de grabar 4K a 30 FPS y 1080p a 30, 120 y 240 FPS.

Software

Y en cuanto al software, el Mi 9T Pro cuenta con actualizaciones a Android 10 y MIUI 12. El hecho de tener Android 10 es un añadido importante, ya que viene con muchas mejoras para las pantallas Oled, tales como el modo oscuro. MIUI, por su parte, se nota bastante fluido, y en ningún momento notamos lentitud. Para quienes no gusten de esta interfaz, también probamos el equipo con el Launcher de Microsoft y el desempeño fue el mismo. 

Por lo demás, el teléfono se desenvuelve muy bien en todas las tareas que lo pusimos a trabajar. El Snapdragon 855 ayuda bastante a que el equipo responda muy bien, la lectura de huellas es rápida, navegar por redes sociales es muy fluido y en general la experiencia nunca dejó de ser excelente. 

Conclusiones y veredicto

Aunque OnePlus fue el que popularizó el movimiento de los flagship killer, lo cierto es que hoy por hoy una de las compañías que mejor lo lleva a cabo es Xiaomi. El precio del Mi 9T Pro en Colombia ronda los 2.499.900 pesos por la versión de 128 GB. Sin embargo, su hermano menor –el Mi 9T– se encuentra desde 1.699.900, con un Snapdragon 730 reemplazando al 855.

Por este precio, el Mi 9T Pro satisface con creces las expectativas para todos los apartados importantes y llega incluso más allá. Muchos más que las puras especificaciones, el Mi 9T Pro se siente como una experiencia completa, desde su diseño hasta el software. Xiaomi ha logrado realmente crear un equipo de primera clase pero que está todavía muy lejos de los precios más altos. 

Por todas estas cosas, podemos decir que el Mi 9 T Pro es uno de los mejores equipos que hemos probado y por eso lo recomendamos como uno de los mejores –si no el mejor– teléfono en su rango de precio, e incluso en precios un poco más altos.