fbpx

¿Perdido con su negocio? Las métricas lo ayudarán a encontrar el camino

Las métricas no significan lo mismo para todos. Una métrica para un músico no es lo mismo que una métrica para un empresario o un publicista. En el ámbito de los negocios, las métricas son indicadores númericos que sirven para evaluar y conocer distintos aspectos de su marca, empresa o sitio web que ayudan a conocer cómo está yendo su negocio. En otras palabras, las métricas son números que dan información útil y permiten saber cuál es el camino que su empresa está tomando.

Existen métricas enfocadas a sitios web y otras a negocios, pero en este caso interesa más hablar sobre las que están enfocadas a negocios. Según la agencia especializada en estrategia digital Arimetrics, este tipo de métricas, además de ser números, son un tipo de medida cuantificable que las empresas pueden utilizar para rastrear, evaluar o monitorear cosas de interés para la organización.

En Tiger Academy se considera a las métricas como herramientas que ayudan a medir algo en su negocio de una manera cuantitativa, es decir, algo que va a dar números. Hay distintos tipos de herramientas que permiten medir cosas de intéres en el día a día o en el mes a mes. Pero tenga presente que también se puede tener una herramienta para medir semanal, mensual o anualmente.

Amikam Yalovetzky, fundador de Tiger, indica que las métricas son como una llave inglesa que se puede ir ajustando para distintos tipos de tuercas. Cuando se habla de métricas se refiere puramente a la herramienta, más no a las metas u objetivos que se pueden o quieren alcanzar. «Es un cómo vamos a medir lo que queremos medir», dice Amikam.

¿Qué son los KPI?

Los famosos KPI provienen del inglés Key Perfomance Indicators o indicadores clave de rendimiento, y son información que muestra cómo va su negocio y si está sano o no. Los KPI son un tipo de métrica, pero no todas las métricas son KPI y por eso es importante diferenciar esos 2 conceptos.

Los indicadores clave de rendimiento son un tipo de métrica que está relacionada directamente a un objetivo del negocio y da la posibilidad de evaluar si las estrategias que se están utilizando para conseguir ese objetivo sirven o no. Por su parte, otros tipos de métricas se limitan a medir un valor crudo sobre un proceso. Un KPI se asocia al desempeño de una empresa sobre un objetivo puntual, mientras que otros tipos de métricas se limitan a ser valores medibles de procesos.

Imagen de StockSnap en Pixabay 

Para determinar cuáles son esos indicadores clave debe buscarlos de acuerdo a su negocio. Por ejemplo, si tiene una empresa de importaciones o exportaciones, el precio del dólar necesariamente se convierte en uno de esos indicadores clave, ya que determina la variación del dinero que debe pagar por importar un bien o la cantidad de dinero que obtendrá por exportar.

En el caso de un negocio de ventas, un indicador clave es el precio promedio que se paga por su producto o servicio. Por ejemplo, si su empresa vende un producto que cuesta un dólar, otro que cuesta 5 dólares y uno de más de 10 dólares, es conveniente saber cuál es el precio promedio que sus clientes pagan. La idea es que el precio promedio sea lo más alto posible, pues eso quiere decir que sus clientes se están interesando por sus productos o servicios de mayor precio.

Los resultados clave

Los KPI lo ayudan a conocer cómo va su negocio y a avanzar al siguiente paso de las métricas: los resultados clave. «Son un valor de la meta que tiene un principio y tiene un fin. Por ejemplo, un resultado clave sería subir las ventas un 10 %, ya que tiene un principio que sería el número de ventas del año pasado o mes pasado y tiene un punto de llegada que podría ser lo que quiere subir este mes o año, en este caso un 10 %», indica el fundador de Tiger. Las métricas son herramientas, los KPI muestran cómo va su negocio en determinadas áreas y los resultados clave tienen un principio y un fin.

Tenga en cuenta que es posible aplicar las mismas métricas a los KPI y a los resultados clave. Se puede ajustar la misma llave, en este caso las métricas, para un tuerca llamada KPI y para otra llamada resultados clave. Las empresas normalmente miden el número de clientes, su crecimiento, la retención de clientes, ventas, gastos o satisfacción del cliente. Amikam Yalovetzky destaca que la mayoría de las empresas se olvidan de hacer mediciones internas del equipo para ver cómo está. Si no hay una buena ejecución es muy difícil llegar a cumplir las metas y objetivos, es muy importante para un líder o un dueño de negocio incorporar mediciones internas y ver si el equipo está contento y cuál es su satisfacción.

El fundador de Tiger añade que en esta época es muy importante la comunicación con los empleados y verificar sus necesidades. Esto no quiere decir que se deben solucionar todos los problemas y asuntos de los colaboradores, pero sí encontrar la herramienta para poder medir la satisfacción del equipo. Tenga presente que sin el equipo no hay ejecución.

Imagen de Free-Photos en Pixabay 

¿Qué recomiendan en Tiger medir?

En Tiger Academy recomiendan medir 3 cosas, aunque claramente no son las únicas que se pueden medir.

  • El momento: Se recomienda identificar y medir el momento en el que se encuentra su negocio y, sobre todo, cuando se encuentre en una etapa de crecimiento o impulso.
  • El impacto: Hay que medir el impacto más allá de medir solo las ventas, ya que este indicador muestra cómo va su empresa en relación con la visión. Imagine que es un escritor y una persona que compró una copia de su libro se la presta a otras 499 personas. En ese caso, su venta es de un libro, pero su producto impactó a 500 personas. Más adelante ese impacto se traducirá en reputación para su empresa y posibles ventas.
  • El balance: Se recomienda medir cómo la empresa bonifica a sus empleados y preguntarse si lo hace solo con dinero o con otras cosas. Yalovetzky afirma que si bonifica a sus empleados solo con dinero es cuestión de tiempo para que se vayan a otro lugar en donde les ofrezcan más. Además del dinero, se puede bonificar a los empleados con otras cosas como algún premio, con capacitación o con experiencias que le hagan generar amor por la empresa. Se tiene que tener un KPI que permita hacer un balance de la satisfacción del equipo, ¡Es muy importante medir esto! Muchas caídas de empresas se dan porque el equipo no funciona.

Imagen por Dylan Gillis en Unsplash