fbpx

¿No cumple con sus metas? Estas 3 preguntas lo ayudarán a saber cómo hacerlo

Amikan Yalovetzky, fundador de Tiger Academy, señala en una de sus columnas recientes sobre desarrollo personal que el liderazgo no solo tiene que ver con liderar a los demás, sino también con liderarse a uno mismo. Según él, liderarse a sí mismo consiste en cumplir objetivos, y si como líder no se logra hacerlo, ¿cómo se puede pedirles a los otros que sí lo hagan?

¡El líder debe empezar antes que todos y poner el ejemplo! Sea líder o no, es común que en varias ocasiones se planteen metas o proyectos, bien sean laborales o personales, y que se queden en el papel sin lograr pasar a la acción y ejecutarlos.

Posiblemente le haya pasado que se propone una serie de metas para la semana o para el mes, pero no llega a completarlas al 100 %. Seguramente es consciente de esto y trata constantemente de crear planes para llegar a cumplir esas metas, aunque casi nunca lo logra y no sabe cómo llegar a hacerlo. Amikan Yalovetzky responde a 3 preguntas clave que pueden ayudarlo en su necesidad de pasar a la acción y cumplir con sus metas.

¿Cómo pasar de la teoría a la práctica?

Antes de hablar sobre cómo pasar a la acción hay que entender que para cumplir con las metas que se propone es muy importante que estas sean específicas y tengan un tiempo determinado. Las metas deben ser tan específicas que tanto usted como un niño de 10 años las deben poder entender. Si usted mismo no entiende sus metas, ese sería el primer problema que debe resolver.

Otro aspecto importante para empezar a cumplir con sus metas es el tiempo, ya que debe tener claro cuándo va a terminar la meta. Amikan Yalovetzky recomienda que si la meta es muy grande se divida en varias ‘minimetas’ y se establezcan tiempos para cumplirlas.

¡Ahora sí! Lo primero para pasar de la teoría a la práctica es empezar a tener un plan de acción que entienda la meta y que tenga en cuenta esas ‘minimetas’ que le permitirán cumplir con la gran meta. Un ejemplo de pasar a la acción sería el deseo de cambiar de carro. Si quiere que ese deseo se transforme en una meta ponga un tiempo determinado y propóngase algo tan específico como esto: en diciembre 25 de este año voy un Mini Cooper de 2 puertas que cuesta 20.000 dólares. Este es un ejemplo de una meta clara, pues ya sabe qué tipo de carro, cuánto cuesta y cuándo lo va a comprar.

Imagen de StartupStockPhotos en Pixabay 

Una vez tiene clara la meta, necesita empezar a preocuparse por los 20.000 dólares y es allí cuando empiezan las ‘minimetas’. Si va a obtener el dinero ahorrando probablemente debe establecer una meta de ahorro de unos 5.000 dólares por los próximos 4 meses.  Para obtener esos 5.000 dólares mensuales es posible que tenga que determinar montos de ahorro diarios o semanales y eso se podría considerar como una ‘minimeta’: ahorrar 1.250 dólares semanalmente para cumplir con la meta de 5.000 dólares al mes.

Entender la meta, poner un tiempo determinado y definir cómo hacer posible esa meta va a dar como resultado un plan de acciones para el día a día que le permitirán avanzar hacia hacia eso que quiere. Recuerde que las metas necesariamente requieren de un esfuerzo o de lo contrario no serían metas verdaderas.

¿Qué debe estudiar o practicar para cumplir con sus metas?

Hay varias teorías y técnicas de cómo trabajar con metas y en el caso de Tiger Academy se usan mucho las metas SMART. Dentro de la plataforma de Tiger Academy podrá encontrar el curso ‘Crear y alcanzar metas’ y adicionalmente Amikan Yalovetzky tiene un libro llamado ‘El arte de crear metas‘. Es importante utilizar estos recursos u otros que considere útiles y empezar a implementar lo aprendido y que no se quede en el libro o en el curso, sino que se ponga en práctica.

Imagen de congerdesign en Pixabay
Imagen de congerdesign en Pixabay 

Obtener el certificado de un curso o terminar un libro es solo el primer paso para realmente aprender a crear metas y cumplirlas. La actualización de conocimientos es fundamental para adquirir destreza en alguna habilidad, pero también es importante tener planificación y un balance entre enfoque y desenfoque si se quiere llegar a cumplir una meta. Hay muchas posibilidades para cumplir con las metas y en el curso de Tiger Academy se muestran más de 100 técnicas que pueden ayudarlo con eso.

«La idea es probar y ver qué funciona, ya que no a todos les funciona la misma técnica y por eso damos 100. Depende de las circunstancias, de la situación y de la personalidad, y por eso se da una caja de herramientas. Un día se necesita un martillo, otro día se necesita un destornillador y otro, una pinza», afirma Amikam. Estas herramientas cambian, porque las personas cambian constantemente.

Un consejo práctico que da Amikam es escribir las metas: «Metas que no están escritas son sueños y cuando nos despertamos a veces nos acordamos de algún sueño, pero ahí quedan», advierte Amikam Yalovetzky. También tenga en cuenta que no hay que llenar demasiado el plato. Las personas tienen la tendencia de querer hacer muchas cosas que no van a poder realizar; completar unas 4 o 5 metas grandes y buenas al año es suficiente y está muy bien.

¿Cómo puede implementar una cultura personal de mejoramiento para cumplir con las metas propuestas?

El mejoramiento continuo es un proceso para toda la vida y se trata de crear una cultura o un proceso que sea perdurable en el tiempo. Lo primero para implementar esa cultura es empezar con el corazón y preguntarse qué quiere de verdad, y para ello existen 3 formas de querer algo.

La primera forma de querer es hacerlo, porque el otro lo tiene. Es un deseo que se da por querer tener lo que tiene el otro y no es un deseo propio. La segunda forma es querer por obligación y es más o menos cuando su jefe le asigna algo y quiere terminar esa obligación rápidamente. En último lugar están aquellas cosas que verdaderamente quiere y que usualmente no son fáciles ni rápidas de cumplir. El trabajo de identificar qué es lo que verdaderamente quiere puede tomar bastante tiempo y no es fácil, sin embargo, es muy necesario para empezar a implementar una cultura de mejoramiento.

Una vez sabe lo que quiere debe pensar si lo tiene o no. Si tiene eso que verdaderamente quiere es importante y necesario que piense en cómo mantenerlo, pulirlo y mejorarlo. Si no lo tiene, entonces, debe empezar a analizar cómo puede obtenerlo con herramientas como la educación. Seguramente habrá un lista de varias cosas que quiere hacer, pero es importante que elija una para empezar a trazar metas y ‘minimetas’ que permitan ir construyendo esa cultura de mejoramiento propio.


Imagen principal por bruce mars en Unsplash