El hábito de la lectura: ¿Cuáles son sus beneficios y cómo fomentarlo?

Hace unas semanas hicimos una selección de libros enfocados en el desarrollo personal y hablamos sobre la importancia de la lectura como un hábito. En esta ocasión, hablaremos con mayor profundidad sobre la importancia de este hábito en el desarrollo personal y cómo fomentarlo.

La lectura es un hábito que puede mejorar las condiciones sociales y humanas de cualquier persona, ya que permite desarrollar pensamientos cognitivos e interactivos y construir nuevos conocimientos. Esta actividad es de gran importancia para el desarrollo del ser humano en todas sus etapas, ya que aumenta la curiosidad y el conocimiento, permite obtener información, ejercita el cerebro, activa la memoria, ayuda a mejorar la ortografía y gramática, entre otros beneficios.

De acuerdo con la Sociedad Española de Neurología, la lectura es una de las actividades más beneficiosas para la salud y está demostrado que estimula la actividad cerebral y fortalece las conexiones neuronales. En el caso de los niños, esta actividad es especialmente importante porque fomenta la imaginación, la creatividad y la fantasía. Es muy probable que sin los libros y la lectura no hubiéramos podido disfrutar de grandes obras y artistas.

Sin duda hay muchas razones personales y profesionales para convertir la lectura en un hábito; sin embargo, no siempre resulta tan fácil. Si bien los colombianos todavía están lejos de alcanzar un hábito de lectura como el que tienen los argentinos o los chilenos, es claro que los habitantes de Colombia han mejorado en la cantidad de libros en promedio que leen al año. Cifras de la Cámara Colombiana del Libro mostraron que en promedio un colombiano lee 2,7 libros al año, mucho más de lo que se leía hace 20 años.

Imagen: Universidad de California (GIPHY)

¿Cómo crear un hábito de lectura?

Como ya se ha explicado anteriormente, un hábito es un comportamiento aprendido que se logra mediante la repetición y que se realiza de forma habitual. Se trata de un comportamiento casi automático que, una vez se establece, no debería requerir de un gran esfuerzo. En principio, y más para una persona que le cuesta trabajo leer, se podría pensar que leer con cierta regularidad de manera casi automática es algo que requiere de un gran esfuerzo y fuerza de voluntad.

Lo cierto es que construir un hábito de lectura o cualquier hábito requiere de esfuerzo, pero tampoco es tan difícil como se podría pensar. Gran parte de las cosas que hacemos en el día a día están relacionadas con hábitos que ya hemos adquirido. Un artículo publicado por la Universidad de Duke, en el Journal of Public Policy and Marketing, afirma que el 40 % de lo que hacemos en el día es consecuencia de nuestros hábitos. Entonces, si casi la mitad de las cosas que hacemos todos los días forman parte de un hábito que ya tenemos, no debería ser tan difícil construir uno nuevo.

De acuerdo con la Universidad de Londres, gran parte de las personas logran construir un hábito nuevo en 66 días o 7 semanas, aunque si es algo que resulta complejo es posible que una persona pueda tardar entre 180 y 254 días. Para algunos afortunados, la lectura ya representa una actividad frecuente en sus vidas y, aunque no sea un hábito, siempre es más fácil acostumbrarse a leer si ya le gusta hacerlo. Por esta razón es importante que para crear el hábito de lectura se procure empezar por leer un libro que resulte interesante y entretenido. Realmente no importa qué clase de libro sea, incluso puede ser un audiolibro, lo importante es que le guste.

Es clave mencionar que no existe una fórmula mágica para crear el hábito de la lectura. Se trata de querer construir este hábito por todos los beneficios que tiene y también por todas las oportunidades de crecimiento personal que pueden surgir a partir de la lectura. Más allá de los consejos que se puedan dar, lo fundamental es tener la voluntad para crear ese hábito. Si realmente quiere construir un hábito de lectura para su crecimiento personal, entonces ya tiene la mitad del trabajo hecho y estos consejos solo lo ayudarán en el camino.

Establezca un propósito y una meta específica

¿Por qué quiere crear un hábito de lectura? En el comienzo de esta nota se habló sobre los beneficios de la lectura y su importancia, pero más allá de eso, ¿cuál es su propósito con este hábito?

Hay que tener claro cuál es ese objetivo que lo impulsa a querer crear o consolidar un hábito de lectura enfocado en el crecimiento personal. No es lo mismo leer una revista simplemente por leerla que leer dicha revista porque le ayuda a adquirir conocimientos de mecánica, por ejemplo. Si tiene un objetivo claro será más sencillo que logre trazarse una o más metas para cumplir ese propósito.

Recuerde que es fundamental que las metas que se trace sean específicas y que se puedan cumplir (le recomendamos esta nota sobre metas Smart). Siguiendo con el ejemplo de la revista, es muy difícil que logre adquirir conocimientos de mecánica a través de la lectura si se no establece la meta de leer ciertos días a una hora específica durante un determinado tiempo. No es lo mismo decir que va a leer 3 veces a la semana que decir que va a leer la Revista de ingeniería mecánica todos los lunes, miércoles y viernes a las 5 de la tarde hasta que la termine.

Lea cosas que sean muy interesantes para usted

Antes se puso el ejemplo de la mecánica, pero es solo una situación hipotética. Lo cierto es que muchos de nosotros queremos empezar a leer esos libros de finanzas personales, emprendimiento, programación, ciencia y demás temas útiles y necesarios en el mundo profesional de la actualidad. Sin embargo, para poder crear un hábito de lectura es importante empezar por algo que le resulte muy interesante. Seguramente hay varias personas a las que la programación o el emprendimiento les parecen lo más interesante y curioso, pero no son todos los casos y es posible que al resto de mortales les toque esforzarse más.

Una investigación publicada en la revista Neuron sugiere que la curiosidad y la motivación son elementos clave en la adquisición de un hábito. Los autores de este estudio demostraron que cuando algo despierta la curiosidad es más fácil aprenderlo. En palabras del portal especializado Neuronas en crecimiento, recomendado por Impacto TIC, la capacidad de aprendizaje de los seres humanos mejora cuando entran en ‘modo curioso’. En este caso el ‘morbo’ y el gusto por un tema pueden ayudar a crear y consolidar el hábito de lectura.

Una sugerencia: Si le apasiona Star Wars, sería bueno que se plantee la posibilidad de empezar a crear su hábito de lectura a partir de los comics y libros de ese universo.

Establezca tiempos de lectura y siempre lleve un libro con usted

El cerebro humano suele buscar atajos para hacer las tareas de forma más rápida y eficiente para ponerse a descansar lo antes posible. Según Neuronas en crecimiento, la estrategia que el cerebro tiene para realizar esas tareas lo más rápido posible se llama rutina. La rutina permite que el cerebro vaya aprendiendo hasta que una acción determinada se convierte en un hábito.

Si lo que busca es que la lectura se convierta en un hábito, entonces la respuesta está en la repetición. Cree una rutina que le permita dedicarle al menos 5 o 10 minutos a la lectura para que su cerebro vaya aprendiendo y con el paso del tiempo se convierta en una hábito. Trate de repetir esos lapsos de lectura durante el día o al menos una vez cada día.

Al comienzo es difícil y más si la lectura no es lo suyo, pero el hecho de llevar un libro con usted a todas partes le va a servir para recordar que tiene una deuda con la lectura que debe pagar. Además, llevar un libro siempre, así sea en el celular, le permitirá aprovechar los ratos muertos para trabajar en su rutina de lectura diaria. Si llevar un libro no es suficiente motivación, siempre puede establecer recordatorios que le den ese impulso que necesita o al menos que lo fastidien todo el día recordándole lo que no ha hecho.

Haga una lista de deseos y encuentre un lugar adecuado

En algún consejo anterior se mencionó que es clave que escoja leer sobre temas que le resulten muy interesantes para desarrollar el hábito de la lectura. Pues bien, no hay mejor manera de empezar a construir su gusto por la lectura que leyendo libros, comics, revistas, artículos o incluso escuchando audiolibros de temas sobre los que tenga interés. Haga una lista con todo el contenido que le gustaría leer y organícela según la prioridad de cada tema.

La selección de un lugar para leer es tan importante como el contenido que va a leer. Trate de buscar un lugar donde se pueda sentar a leer cómodamente y procure que esté alejado de distracciones y ruidos molestos. Guardar el celular en un cajón por unas horas es un sacrificio que vale la pena si quiere construir este hábito.

Este contenido fue desarrollado con apoyo de Tiger Academy, que no ha influido en el enfoque editorial. Impacto TIC y Tiger Academy tienen acuerdos comerciales para desarrollar contenidos sobre productividad y desarrollo personal.


Foto principal: Christin Hume (Unsplash)

EspañolEnglishPortuguêsFrançais繁體中文العربية