fbpx

Convierte tus miedos en oportunidades: el ADN del Tiger

En exclusiva, este es el primer capítulo del libro ‘El ADN del Tiger’, de Amikam Yalovetzky, que a finales de 2020 se convirtió en número 1 en Amazon en 20 categorías. Aquí, la edición completa.

La idea del ADN del Tiger es mostrarnos cómo podemos combatir nuestros miedos o, mejor dicho, cómo podemos convertirlos en oportunidades. Analizando con más profundidad lo que es el miedo, podemos decir que es una sensación que existe dentro de nuestra cabeza. Si sabes que un león te puede comer, cuando te cruces con uno sentirás miedo. Pero ¿qué pasa con esos miedos de intentar algo nuevo, ya sea una comida exótica u obtener una nueva habilidad? Todos los miedos existen dentro de nuestra cabeza. Si lo piensas bien, sufrimos más en la imaginación que en la realidad. Ese miedo es una sensación propia tuya, de nadie más y nadie más te la puede quitar, solamente tú. Entonces, ¿cómo confrontas un miedo? ¿Escapas de la situación? ¿Postergas el curso de cocina por cualquier razón?

¿Escapar y postergar son las únicas opciones que existen?

Observemos cómo comienza la palabra “Miedo”: ¡Con una M mayúscula!

El ADN de Tiger ve 3 puntos cardinales en la M:

El riesgo de tomar acción, de tirarte al agua, de intentar esa cosa nueva, aunque sea un sueño que tienes desde hace años. Otra posibilidad que te puede dar miedo en una situación es la falta de capacidad o habilidades que posees para completar la acción o tarea. Si a lo mejor no sabes nadar, tienes miedo de tirarte al agua. Y el tercer punto es la incertidumbre que es cuando no estás seguro de cuál va a ser el resultado, el temor al fracaso o de qué va a decir la gente sobre ti. Cuando vivimos en la incertidumbre, como seres humanos, tenemos el instinto de ver las cosas como si fuera el fin del mundo. Es como si tuviéramos unas gafas que oscurecen todo y la situación parece mucho peor de lo que es o podría ser.

Esos  tres  puntos  cardinales  que  no  están  alineados  y  producen  el miedo dentro de tu  cabeza forman la letra “V” de vulnerabilidad. El miedo nos hace vulnerables.

La vulnerabilidad se presenta en una situación en la cual estamos incómodos. Es una sensación que acompaña al miedo y verdaderamente nos congela en el lugar sin poder avanzar ni conseguir nuestros sueños, y hasta nos impide intentar cosas nuevas. Normalmente cuando una situación de estas se presenta, saltamos a dar una solución de manera reactiva y es ahí donde nos retiramos, escapamos o postergamos y buscamos excusas para no hacer lo que tanto queremos realizar.

Es  aquí  donde debemos  pensar  de  manera  diferente  y  despertar  el ADN del Tiger. Poner en la balanza las cosas que puedo controlar y las que  no  puedo.  ¿Por  qué  preocuparme  por  lo  que  no  está  bajo  mi control? Si esto pasa, la preocupación no va a solucionar nada. Es aquí donde el poder del Tiger ayuda a encontrar ese balance, manejar lo controlable    y    ser    menos    reactivos    ante    las    situaciones    de vulnerabilidad o miedo que nos encontremos.

Entonces, ¿cómo seguimos desde este punto?

Debemos balancear los puntos cardinales en la M y encontrar esa línea recta que nos permita alcanzar los sueños y superar el miedo. Tener un comienzo, tener un fin, seguir hacia adelante con un nuevo proyecto y a conquistar el próximo miedo. Quebrar esa vulnerabilidad.

Para poder obtener esa línea recta que es el éxito de conquistar el miedo, debemos o reducir el riesgo que sea más manejable y que estés cómodo viviendo con ello, obtener, mejorar las habilidades y

capacidades; conseguir esas herramientas que te hacen falta o despejar la incertidumbre. ¿Cómo es esto posible? Se logra pensando de antemano en soluciones para el peor de los casos.

La fórmula de Tiger para transformar los miedos consiste en tres pasos que simplifican esto en un proceso manejable y te respaldarán como guía cuando estés en una situación que identificas como vulnerable.

El primer paso es crear la lista de “¿qué pasa si…?”. En la primera columna, debajo de “definir” debes crear tu lista con todas aquellas cosas y todos aquellos sueños que quieres conseguir y te da miedo. En la segunda columna vas a anotar todas las acciones que puedas pensar y que pueden prevenir el desastre del resultado si te va mal. En la tercera columna, tendrás todas las acciones que puedes hacer para reparar en el caso de que vaya mal.

Escribir las cosas es vital: es un punto de vida o muerte. Si no lo escribes, eso existe solamente en tu cabeza, y con el millón de cosas que tienes que hacer, se te olvidarán por un lado, y por el otro, te agobiarán y eso ayudará a incrementar el miedo. Escribir ayuda a ordenar en el pensamiento, a aclarar cómo las cosas encajan una con la otra y, al final, escribir te muestra un mapa de acción en el que también tienes opciones y soluciones para situaciones difíciles.

El segundo paso es hacerte esta pregunta clave: ¿Qué beneficios puedo obtener al hacer el intento de tener, aunque sea, un éxito parcial? Como puedes ver, la diferencia con la primera parte es que fuimos duros con nosotros mismos, pensamos en los peores resultados y las peores consecuencias de tomar acción.

Mientras que, en el segundo paso, somos cautelosos y consideramos los beneficios de tener un éxito parcial. Cuando piensas en beneficios, piensa en todos los que aplican, ya sean emocionales, financieros, físicos, sociales y demás.

El tercer paso es crucial, y es contestar esta pregunta: ¿Cuál es el precio que pagas por no tomar acción? ¿Qué pasa si no haces lo que quieres hacer? También aquí aplican todas las penalidades posibles en diferentes aspectos como los emocionales, físicos, mentales, financieros y demás. Piensa en el impacto a corto, mediano y largo plazos. ¿Qué pasa si no lo haces en seis, doce y treinta y seis meses? Creo que ver lo que te puedes perder da más miedo que la lista de las implicaciones de un fracaso.

Esta es la fórmula de Tiger para convertir los miedos en oportunidades. El proceso permite estar preparado para tomar acción y prevenir malos resultados o repararlos en caso de fracasar. Al mismo tiempo, te muestra lo que puedes ganar tomando acción y obteniendo aunque sea un éxito parcial, y lo más poderoso es ver frente a tus ojos lo que pierdes si no actúas. Prepárate y toma acción, esa es la conclusión.

Otro punto importante es poner y fijar tiempos. Fechas de comienzo y de fin. Tener claridad cuando te preparas, cuándo comienzas tu proyecto y cuánto tiempo necesitas para cumplirlo.

En mi entrenamiento militar se decía: Difícil en el entrenamiento, fácil en la batalla. Piensa atrás en todas las decisiones que has tomado en el pasado. Creo que las decisiones fáciles llevan a una vida difícil, y las difíciles llevan a una vida fácil. El Tiger siempre va por el camino que más le conviene, no por el más fácil.

Redacción
Una de las disrupciones digitales en el periodismo es la visión colaborativa. Muchos de nuestros contenidos y procesos periodísticos y editoriales, como este, se cocinan y se desarrollan en equipo.