fbpx

Tecnologías 4RI: 5G potenciará la conectividad para la nueva revolución

Es algo de lo que hablan las empresas de comunicaciones, los gobiernos y también los fabricantes de teléfonos. Aunque escribir sobre 5G significa también escribir sobre el futuro de la región, en algunos países del mundo el despliegue de la nueva red lleva ya algún tiempo y es el presente. Los retos del 5G, al igual que los de toda nueva tecnología, están basados fundamentalmente en que estamos hablando de ingeniería de punta y en ocasiones todavía no tan refinada. 

Pese a estos retos y desafíos de la tecnología, lo cierto es que el potencial de tener una red de comunicaciones de alta velocidad y baja latencia puede tener consecuencias muy profundas en la forma en que el país se comunica. Y no hablamos solamente de comunicarse dentro del país, sino también de cómo se conecta con la región y con el mundo entero.

La Cuarta Revolución Industrial representa también el momento perfecto para que entre en juego una tecnología como 5G. Los procesos de producción tendrán nuevos retos y nuevas ventajas para mantenerse a flote en esta nueva década. La implementación correcta de 5G puede también significar la evolución y potenciación de procesos para llegar a nuevos mercados. 

Las 4 generaciones anteriores de telecomunicaciones también marcaron grandes cambios para la sociedad en general, y 5G seguramente no será la excepción. Y tal vez su peculiaridad más grande es que su puesta en marcha encaja perfectamente en la coyuntura que presenta la Cuarta Revolución Industrial. 

5G en pocas palabras
  • Contexto histórico: 5G es la nueva generación de redes de telecomunicaciones, y está en funcionamiento en algunos países desde el año 2019. Anterior a 5G, 4G es la red utilizada más comúnmente.
  • Estado actual: En el mundo hay 36 países y 84 operadores con redes comerciales de 5G. A nivel de América Latina, solamente Uruguay cuenta con una red comercial 5G, mientras que se han realizado varios ensayos en países como Brasil, Chile, Perú y Argentina.
  • Situación en Colombia: El MinTIC ha otorgado permisos para utilizar bandas de 5G y facilitar el despliegue de los operadores. Claro, ETB y Movistar han realizado pruebas en la banda de 3,5 GHz. Huawei es el socio estratégico de Movistar y Tigo, con quienes han logrado la mayor velocidad registrada en el país.
  • Desarrollos mundiales: El 3 de abril de 2019, Corea del Sur abre su red 5G y se convierte en el primer país del mundo en hacerlo. Apenas horas después, Verizon en Estados Unidos también lanzó su red 5G comercial. 7 meses después, el 1º de noviembre, China lanzó la red de 5G más grande hasta el momento. Países como Alemania, Suecia y Uruguay han desplegado sus redes también en este tiempo.
  • Jugadores: Existen 9 vendedores principales de 5G a nivel mundial: Altiostar, Cisco Systems, Datang Telecom, Ericsson, Huawei, Nokia, Qualcomm, Samsung y ZTE.
  • Personajes destacados: Ren Zhengfei, CEO de Huawei; Steve Mollenkopf, director ejecutivo de Qualcomm;Lee Kun-hee, presidente de Samsung; Hans Vestberg, CEO de Verizon Communications.

Un repaso por las 4 generaciones anteriores

Es bien sabido que lo que conocemos como la Tercera revolución industrial es también conocida como la revolución digital. Sin embargo, en el mundo de las telecomunicaciones ocurrió algo muy peculiar. La primera generación de redes celulares, conocida como 1G, fue desplegada en la década de los 80 y su funcionamiento era enteramente analógico. 

El paso de 1G a 2G estuvo marcado por esta revolución digital, es decir que la red 2G fue de hecho la primera en ser completamente digital y dejar de lado los equipos analógicos. Este salto hacia lo digital fue lo que en últimas permitió implementar tecnologías como GPRS y Edge. Ambas permitieron por primera vez la transmisión de datos por medio de redes celulares. 

Desde ese entonces, 3G y 4G ambos han sidos pasos incrementales, con mejoras en la transmisión de datos y reducción en la latencia. De la misma forma, estas dos redes fueron diseñadas precisamente con la masificación de las telecomunicaciones, pensando en un mundo como el de hoy en día en donde casi 5.000 millones de personas se conectan usando su móvil.   

5G: de los gateos a la maratón

La discusión sobre el paso a 5G se viene dando desde hace algunos años, y aunque los avances en el laboratorio eran muy prometedores, la implementación de una red 5G trae consigo varios retos logísticos y de ingeniería. 

De entrada, 5G ofrece 3 cosas mejores que 4G: mayor velocidad, mayor ancho de banda y menor latencia. Según pruebas de Tom’s Guide en ciudades donde ya se han implementado redes 5G, las descargas alcanzan 10 veces (o más) velocidad de bajada comparadas con 4G. De la misma forma, mayor ancho de banda significa mejor estabilidad en la red incluso cuando muchas personas se conectan a ella. 

«Se espera que el 5G contribuya con 2,2 billones de dólares a la economía global para 2034, con industrias clave como producción, servicios públicos y servicios profesionales y financieros«, explica Natalia Guerra, directora de Relaciones Institucionales, asuntos públicos y regulación de Telefónica Movistar Colombia. «En términos regulatorios existen 4 grandes ejes que se deben revisar desde la política pública para la masificación de esta tecnología: condiciones reglamentarias para facilitar el despliegue 5G, proporcionar flexibilidad reglamentaria para propuestas innovadoras 5G, lanzar espectro suficiente para 5G, armonizado y accesible, y facilitar las demandas financieras de 5G disminuyendo costos«, afirma.

Según el reporte de junio de la Global mobile Suppliers Association –GSA en inglés–, en el mundo existen 84 operadores y 36 países con redes 5G que cumplen los estándares propuestos por esta misma asociación. Pese a esto, existen 3 países que notoriamente han sido unos de los primeros en implementar 5G.

Corea del Sur es para muchos el primer país en implementar una red celular 5G, aunque muchas empresas de Estados Unidos debaten que el gigante de Norte América tuvo la primera red 5G. Lo cierto es que Corea del Sur lanzó al público su red 5G en el mes de abril de 2019. Sin embargo, es también cierto que en Estados Unidos empresas como Verizon, AT&T, T-Mobile y Sprint han desplegado redes durante 2019 y 2020 que van desde la banda baja hasta la mmWave de ultra alta velocidad.

Por otra parte, China también ha estado a la vanguardia del despliegue de sus redes 5G. El caso de China es peculiar en el sentido de que su despliegue viene por parte del gobierno de Xi Jinping y también de operadores privados. Huawei y ZTE ambas han sido fundamentales, aunque el gobierno tiene en sus manos el despliegue más grande visto de antenas 5G en un sólo país.   

Mapa de redes 5G en el mundo. Fuente: Ookla

Las posibilidades son muchas

Y aunque las ventajas de la red 5G más visibles serán sin duda alguna el aumento de velocidad y la disminución de latencia, algunos de los resultados más importantes serán consecuencias directas de estas. De entrada, se anticipa que la puesta en marcha de carros autónomos e inteligentes estará ligada íntimamente con la red 5G.

Esto se debe principalmente a la baja latencia, que permitirá sistemas unificados de procesamiento de datos que luego envían órdenes a la flota de automóviles. En las carreteras, el tiempo de respuesta puede ser la diferencia entre un accidente menor y uno fatal, y solamente la baja latencia de una red 5G ofrece respuestas suficientemente seguras para una carretera.

“Esta tecnología cambiará la vida cotidiana de las comunidades y generará una gran cantidad de oportunidades para mejorar la seguridad pública, el transporte, los servicios gubernamentales en línea y más. Por ejemplo, con 5G, un operador del 911 logrará identificar rápidamente la ubicación de aquella persona que lo llame por una emergencia. La policía puede aprovechar la red para combatir el crimen y obtener una mejor lectura de la situación, a medida que responde a los incidentes. Los informes de tránsito serán más detallados y en tiempo real, disminuyendo la cantidad de muertes en rutas y mejorando el flujo de tráfico”, explica Marcela Perilla, vicepresidente comercial de ventas Dell Technologies para Latinoamérica.

En otras palabras, los sistemas de una smart city estarían potencialmente también conectados a la red 5G. Más allá de sus usos para ciudades y gobiernos, los usuarios también verán un incremento en la cantidad de dispositivos IoT –Internet of Things–, conectados directamente a la red celular y consecuentemente a Internet.

Luis Cuevas, director de Secure Power de Schneider Electric afirma que “esta conectividad se ha convertido en una necesidad imperante dado que, según Gartner, se calcula que para el próximo año habrá 20.000 millones de cosas conectadas, casi el triple del número total de la población mundial. Para las empresas este futuro se convierte en un mar de posibilidades porque se podrá aumentar la productividad y la eficiencia en sus negocios”.

¿El papel de Colombia y la región?

En Colombia y la región de Latinoamérica las cosas no se han movido al mismo paso de los países líderes, pero no quiere decir que no se esté haciendo nada. Uruguay cuenta con la única red disponible comercialmente de la región, utilizando la banda media de 28 GHz. 

En el resto de países se realizaron varias pruebas. Brasil, Chile y Perú realizaron 10, 4 y 4 pruebas respectivamente. En Ecuador, México, y República Dominicana se realizaron ensayos durante la mayor parte del año, aunque la información relacionada con ellos no arroja muchos detalles. 

Colombia, por su parte, ya ha designado el espectro 3,5 GHz como parte de los primeros ensayos en el país. ETB y Claro tienen actualmente permiso por parte de MinTIC para hacer ensayos durante 6 meses. Tigo, en cambio, ha realizado ensayos privados de la mano de Huawei, con quienes alcanzaron la mayor velocidad del país.

«Para nosotros ha sido muy importante ser los primeros en traer esta nueva tecnología móvil al país a través de la instalación de un nodo 5G gracias al permiso otorgado por el MinTIC«, dice Natalia Guerra, de Telefónica Movistar. «El piloto consiste en la instalación de una cámara térmica conectada a través de tecnología 5G, la cual envía información a la red de la Secretaría de Salud de Bogotá en 10 milisegundos con la temperatura del personal que ingresa a la entidad. Este es un monitoreo en tiempo real, 24 horas y 7 días a la semana que está ubicado en la entrada de la Secretaría, y desde allí se elevan posibles alertas sobre la presencia de personas (colaboradores o visitantes) con posibles síntomas relacionados con la COVID-19«.

Así las cosas, el mundo migra y da pasos importantes hacia la implementación de la nueva generación de las telecomunicaciones. Ni la región ni Colombia se quedan atrás en 5G, pero sin duda alguna existe la necesidad de acelerar los procesos. De esta forma las industrias y la sociedad en general podrán estar preparadas para la Cuarta revolución industrial.

FOTOGRAFÍA PRINCIPALMacau Photo Agency on Unsplash
Sebastián Romero Torres
Filósofo de formación y geek empedernido. Amante de los videojuegos, la tecnología, la música y el espacio.

Latest Posts