Dentro de 5 años, ¿cómo estará el planeta?, ¿cómo estará la humanidad?, o ¿qué habremos hecho para intentar mitigar impactos negativos? Con una pandemia en desarrollo y todo tipo de escenarios futuros, se suman varios programas que buscan hacer algo a través de la tecnología, la innovación y la ciencia.

Aunque el calentamiento global continúa (así se esgriman argumentos para desvirtuarlo) y hay capacidades que resulten en soluciones concretas, las limitaciones de recursos económicos, políticas y voluntad son las principales trabas en el camino. La urgencia de entornos sanos y sostenibles ha acelerado el fomento o la incursión en esta búsqueda de soluciones.

No en vano los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) o la ruta del COP24 están cada vez más presentes en agendas públicas y privadas. De otro lado, el sector TIC no se ha quedado atrás en la búsqueda de soluciones, en destinar su talento y recursos técnicos para cambiar las tendencias.

Infografía: El medio ambiente gana terreno en Davos | Statista Más infografías en Statista

La necesidad de repensar cómo el mundo crea, consume y desecha los materiales, pareciera que llega a un punto prioritario. Por ejemplo, la ONU estima que para 2050 vamos a ser cerca de 9.700 millones de personas; ¿cómo alimentarlas? Se necesita una agricultura más sostenible para poder lograr una seguridad alimentaria. Entonces, se debe desde almacenar energía de manera más eficiente hasta eliminar el CO2 de la atmósfera y cultivar alimentos de manera más sustentable. En este camino IBM presentó su plan ‘5 in 5’ (5 áreas en 5 años), basándose en lo que han identificado como los 5 cambios más importantes que se darán en los próximos años.

«Lo que se decidió es, viendo las necesidades a nivel global, aplicar la tecnología para acelerar todo lo que es el proceso, direccionamiento y manejo de los retos que representa el cambio climático», explica Jorge Vergara, gerente de Innovación y Tecnología de IBM Colombia. Para esto, la empresa va a trabajar con tecnologías específicas como Inteligencia Artificial, computación cuántica, la nube y modelos generativos. Es decir, que se compromete a dedicar su tecnología, talento y recursos al avance de la investigación y el descubrimiento de nuevos materiales en 5 áreas definidas:

  1. Capturar y transformar las emisiones nocivas de CO2 en energía utilizable.
  2. Recreación de fertilizantes con el apoyo de la IA para ayudar a alimentar al mundo, mientras se reducen las emisiones de carbono.
  3. Repensar las baterías y el almacenamiento de energía antes de tener que repensar nuestro mundo.
  4. Componentes informáticos más sostenibles conducen a dispositivos más limpios y un planeta más limpio.
  5. Camino hacia un futuro más saludable estando mejor preparados para las amenazas virales.

Acelerar radicalmente el proceso de descubrimiento para un futuro sustentable

Estos 5 puntos se trabajarán desde los laboratorios de investigación de la compañía (IBM Research, que cuenta con más de 3.000 investigadores en sus 12 laboratorios distribuidos en diferentes partes del mundo), desde los cuales se buscará, por ejemplo, separar el CO2 para convertirlo, reutilizarlo, en algo útil; también buscan apoyar prácticas de agricultura más sostenible generando fertilizantes naturales a través de nutrientes del suelo para evitar el uso de fertilizantes químicos.

De otro lado, si bien la generación de energías limpias es una tarea cada vez más común, hay otros factores para tener en cuenta como el almacenamiento de la misma: ¿dónde reposa? Un ejemplo son las baterías (pilas), que también deben comenzar a transformarse: «En los laboratorios estamos haciendo investigación para generar baterías realmente sostenibles«. De hecho, a finales de 2019 salieron los primeros resultados positivos de estas pilas libres de metales pesados y de otro tipo de materiales.

La tecnología entra a jugar un rol definitivo en estos objetivos, especialmente para poder tener avances más rápidos y significativos. Explica Vergara que, en promedio, una investigación sobre materiales nuevos puede tomar unos 10 años y el costo puede ir entre 10 y 100 millones de dólares; en el caso de la medicina también puede tomar el mismo (o más) tiempo y 2.600 millones de dólares. Es costoso y demorado.

Nos proponemos reducir ambas variables: la cantidad de años y el costo, en un 90 %, con la ayuda de tecnologías (…) y la automatización de laboratorio, a través de la nube híbrida. La idea es que con Inteligencia Artificial, analítica y computación cuántica podamos hacer un análisis mucho más rápido de evidencia médica y podemos acelerar pruebas clínicas.

Jorge Vergara, gerente de Innovación y Tecnología de IBM Colombia

¿Qué papel juega Colombia en estos planes?

Vergara comparte que si bien en Colombia no hay centros de desarrollo, el país en sí mismo puede ser objetivo de investigación. Teniendo en cuenta especialmente que parte de sus investigaciones más cercanas están en Brasil y que se enfocan en temas de biodiversidad. «Es verdad que recibimos más la tecnología que lo que desarrollamos, pero en últimas es algo que va a impactarnos a todos«.

Si bien no existen laboratorios físicos en Colombia, justamente hay avances que se pueden dar gracias a la tecnología misma. «Lo que vemos es que con Cloud la ubicación ya no es relevante, porque con el trabajo colaborativo se pueden hacer avances (…). Si una persona quiere colaborar, puede contactar a nuestros grupos de investigación. Cualquier país se puede involucrar siempre y cuando tenga algo que aportar», lo que a su vez está directamente relacionado con las líneas educativas, que en Colombia tienen presencia a través de diferentes aliados académicos.

En 5 años, o antes, veremos

A diferencia de otro tipo de proyectos, en los cuales se cuantifican algunas metas específicas (como número de productos o investigaciones, en este caso), aquí se abrió la puerta del fomento y la disposición para investigar; pueden salir decenas o centenares de resultados. «Esperamos que en 5 años existan avances importantes y soluciones en materiales».

En 5 años habrá que revisar qué tanto se logró, y de aquí a entonces, hacer un seguimiento. Ya que por ejemplo, en el tema de materiales de baterías ya están saliendo los primeros resultados. Amanecerá y veremos.