Juan Felipe Suárez
Por Juan Felipe Suárez. Ecólogo apasionado por la educación y la tecnología. Cofundador de EcoChuspa, un proyecto de educación ambiental por medio de redes sociales. Actualmente coordinador y formador en el programa Soy Digital.

Cada 17 de septiembre se conmemora el Día mundial de las playas el cual busca generar conciencia sobre la importancia de su cuidado y valor para el medio ambiente.

Su celebración se ha llevado a cabo desde el año 1991 por The Ocean Conservancy, ampliamente conocía por su campaña internacional relacionada con la limpieza de estos espacios, incluso llegando a celebrar este día en mas de 150 países.

Posiblemente al pensar en playas venga a la mente imágenes de vacaciones, recreación o espacios sociales, pero estas zonas también juegan un papel muy importante frente a temáticas ambientales ya que resultan ser hábitats gran diversidad de plantas y animales, contando con ecosistemas, interacciones y poblaciones sumamente interesantes y con una gran importancia ambiental. Además de jugar un papel importante a la hora de mitigar fuertes vientos y olas de gran tamaño.

Lastimosamente, las playas son afectadas por problemáticas como la contaminación por plástico. Según la Fundación Ellen MacArthur cada año 8 toneladas de plástico terminan en los océanos.

Parte de estos plásticos vienen de los desechos producidos en las playas principalmente por malas practicas relacionadas con los plásticos de un solo uso.

Plásticos en el mar
Plásticos en el mar. Foto Naja Bertolt Jensen en Unsplash.

Se registra incluso la existencia de las tristemente célebres islas de plástico. Actualmente se pueden contar 5 y representan una problemática grave para la vida marina.

Estas islas son formadas principalmente por microplásticos que se van agrupando y formando en masas cada vez más grandes.

La ONU ha hecho varias advertencias relacionadas con la problemática de la contaminación por plástico en los océanos que pone en riesgo la biodiversidad marina provocando la muerte de miles de animales al año, afectando tanto sus comunidades como las cadenas tróficas y el balance ecosistémico.

Teniendo en cuenta la gravedad de la situación también resulta importante mencionar algunas alternativas y tecnologías para luchar contra esta problemática y limpiar las playas y zonas costeras de los plásticos.

Tecnologías que limpian las playas

Clearbot

es una especie de dron acuático el cual se encarga de recolectar plástico en el océano. Funciona con Inteligencia Artificial que reconoce los materiales que recolecta, además de contar con alarmas sonoras las cuales se encargan de alejar a los animales cercanos y reducir cualquier tipo de riesgo. Puede llegar a recolectar una tonelada de plástico diaria.

Ferrofluidos

Esta herramienta fue creada por Fionn Ferreira, un joven irlandés que en 2019 ganó el premio Google Science Fair por crear un sistema de filtro para microplásticos en el agua. Este filtro funciona principalmente con partículas de oxido y ferrofluido. Estas micropartículas plásticas tienen tendencia a adherirse a partículas metálicas por lo que con el uso de estos materiales es fácil su captura, y el ferrofluido se encarga de atraer estas partículas plásticas al estar emparejadas con las metálicas. Esta tecnología demostró una eficiencia de alrededor del 88 %.

La conmemoración de estas fechas nos permite siempre recordar que debemos avanzar en la búsqueda de alternativas para tratar estas problemáticas y mejorar el cuidado de estos espacios tan importantes, tanto para nosotros como para el resto de los seres vivos.


Foto principal: Joe Cooke en Unsplash.