Daniel Losada, vicepresidente internacional de Ventas de Hughes, es un ingeniero eléctrico colombiano, con MBA de la Universidad de Stanford y más de 20 años de experiencia en tecnologías en tecnologías satelitales, que recorre el mundo impulsando proyectos en sectores como el militar y la minería, y en proyectos de conectividad rural.

En esta entrevista para Impacto TIC, compartió un poco de la historia de esta compañía fundada hace 49 años, y cómo se ha transformado de estar centrada casi por completo a fabricar equipos satelitales a ser una empresa que en un 90% es proveedora de servicios. «Como proveedor de servicios, consumimos la tecnología que nosotros mismos creamos», señala.

Para Hughes, que ha estado en el centro de la evolución de las tecnologías satelitales –liderándola– y en otras como 5G, y que cuenta con más de 600 ingenieros enfocados en los desarrollos actuales y los que vendrán en los próximos 5 y 10 años, el liderazgo no es sinónimo de prepotencia. «Mantenerse al frente es una mezcla tanto de innovación, pero también de humildad, uno tiene que entender que hay ahí hay alianzas importantes en las ciertas partes del mundo. Cuando entramos a un nuevo mercado, no entramos a tratar de dominar, entramos haciendo alianzas con la industria local, porque inmediatamente nos produce un apalancamiento automático».

Esta humildad no le impide a Losada resaltar, con orgullo, que Hughes fue incluida por la revista Fortune en su listado de 2018 de las compañías que están cambiando el mundo, gracias a proyectos de conectividad social y en concreto por el rol clave de la empresa en la recuperación de Puerto Rico tras el huracán María.

Como parte de la evolución de la tecnología satelital, Losada resaltó los mitos alrededor de esta que ya se han roto: los altísimos precios, la complejidad de la tecnología –recordó los tiempos no tan lejanos en los que las antenas de radios de hasta 2 metros frente a los platos de 90 cm de hoy, y terminales que se pueden trasladar en una moto– y las altas latencias (la latencia es el tiempo, medido en milisegundos, que tarda en transmitirse un paquete de datos en la red).

Conectividad universal para Colombia

En una entrevista con el diario La República, Losada señaló el interés de Hughes por participar en el proyecto del Ministerio TIC de llevar Internet a 10.000 centros poblados en zonas rurales del país.

Hoy, en Colombia cerca de 20 millones de Colombianos aún no tienen conectividad. Si bien en las grandes ciudades, 98% de las familias de estratos altos accede a Internet –al mismo nivel de las ciudades del Primer Mundo–, en las zonas rurales, según el Ministerio TIC, solo lo logra el 17%. El impacto de llevar conectividad por primera vez a estas zonas podría ser inmenso, si se tienen en cuenta estudios como el del Foro Económico Mundial según los cuales un aumento del 10% en la penetración de la banda ancha en un país incrementa el PIB entre 0,9% y 1,5%.

De regreso a la entrevista con Impacto TIC, Losada destaca que su empresa ha hecho una inversión muy significativa en Colombia, «sabiendo que había una demanda represada para un servicio de banda ancha de alta calidad en este mercado, pasamos de Internet satelital carísimo, lentísimo, demoradísimo, con una alta latencia, a uno mucho más económico (y eficiente), al punto que estamos empezando a hablar de que Internet satelital puede ser un gran aliado para la conectividad social de Colombia y latinoamérica».

Esta inversión significativa que menciona Losada se ve reflejada en los satélites Hughes 63 West, Hughes 65 West y Jupiter 2, y con el Jupiter 3 que operará a partir de 2021. Con estos satélites y los numerosos avances tecnológicos de la compañía –exactamente los mismos con que hoy cuenta todo el territorio de Estados Unidos–, incluso las zonas más apartadas del país podrían contar con conexiones de banda ancha estables y con la alta calidad que hoy solo tienen los colombianos en las grandes ciudades.

Como anécdota, Daniel Losada señala que los vendedores y demás miembros de su equipo de trabajo en todo el mundo están muy ‘celosos’ con Colombia, porque él como colombiano está muy pendiente de este proyecto de conectividad rural. «Para nosotros este proyecto en particular es único, y globalmente es el proyecto satelital más grande que se está manejando de este tipo, es un proyecto revolucionario», dice.

Foto de portada:  PIRO4D (Pixabay)