Por Carlos Diaz, vicepresidente de Data en Keyrus para el Norte de América Latina.

En el presente, con un mundo en constante cambio que busca resolver todos los retos que se le presentan en infinidad de campos, tan variados como el de la salud con la pandemia, el crecimiento económico, infinidad de desafíos sociales, entre muchos otros, que hacen parte de una sociedad en continua evolución, las personas que la componen buscan ocupar un espacio productivo y que se les permita aportar a este proceso.

En la sociedad actual, la llamada 4.0, originada a partir de la inteligencia artificial, la nube, la robotización y la automatización, se fortaleció la creencia de que estos espacios productivos iban a ser ocupados por los robots y la automatización, desplazando al ser humano a un segundo plano; sin embargo, la crisis que atravesamos afecta a nuestras empresas y nos obliga a reinventarnos, reconfigurar nuestras organizaciones y a pensar y mirar hacia el futuro de una manera diferente, convirtiendo la crisis, entonces, en un poderoso motor de cambio.

Hoy el mundo nos obliga a pensar qué pasaría si sumamos lo mejor de las máquinas con lo mejor del ser humano, y surge la posibilidad exponencial de que el trabajo humano sumado a los avances y al soporte tecnológico traiga prosperidad a la industria y a la sociedad. 

Una nueva sociedad, la 5.0

El Plan Básico de Ciencia y Tecnología 5.0 es una ciencia centrada en el ser humano, que equilibra el avance económico con la resolución de problemas sociales, mediante un sistema que integra en gran medida el ciberespacio y el espacio físico.

La sociedad 5.0 nos permitirá humanizar el futuro con la propuesta de que los datos contienen las respuestas a los mayores desafíos de la humanidad. Los datos serán la base que impulsa la innovación y las soluciones que permitan el éxito a largo plazo, que permitan promover un desarrollo sostenible, el crecimiento económico y mayores intereses sociales.

Ya en la actualidad, empresas multinacionales con base tecnológica como Keyrus están implementando un enfoque ‘empresa a humano’, basado en los datos y que no solo facilita el crecimiento y la innovación de la empresa, sino que también aborda cuestiones más amplias en torno a la sostenibilidad y el crecimiento social positivo.

“Lo que es cierto es que depende de nosotros cómo va a cambiar el futuro del trabajo, aprovechando y optimizando las tareas que realizamos. El diferenciador entre cómo innovamos, creatividad e ingenio para aprovechar de mejor manera la tecnología», afirma Éric Cohen, CEO de Keyrus. 

En la sociedad 5.0, la visión de Keyrus se basa en 3 convicciones fundamentales, que informan sobre los desafíos actuales de nuestro mundo:

  • El primero de ellos, ‘Datos humanos’, afirma que los datos tienen las respuestas a los mayores retos para la humanidad y las empresas. Ellos nos dicen cómo nos comportamos y sobre la forma en que el mundo evoluciona, se estructura y mejora con el pasar del tiempo.
  • El segundo, ‘Realidad inspiracional’, recuerda uno de los principios fundamentales: el de inspirar, ser, al mismo tiempo, pragmático y basarse en la realidad. Se trata de la capacidad de proporcionar soluciones eficientes y ágiles, enfocadas a la innovación continua, fuente esencial de progreso y de reinvención para empresas y el mundo.
  • Finalmente, ‘Simplex future’, invoca la necesidad de simplificar lo complejo del crecimiento en entornos digitales reales, optimizando su percepción, comprensión, comunicación y toma de decisiones apuntando a la solución de necesidades.

Como sociedad recurrimos a la ciencia de datos todos los días, para hacer frente a los desafíos estratégicos de nuestra era y estos datos se originan en la actividad humana, de allí, el lugar esencial que ocupa el ser humano en esta cadena y la importancia de que todos los que trabajan por esta nueva y mejorada sociedad, actúen a través de soluciones y servicios enfocados en el sentido del desarrollo sostenible y la manera de extraer valor de los datos como activo estratégico de las organizaciones y la sociedad.

La ironía de la automatización se presenta cuando tendemos a automatizar demasiado o de forma incorrecta y terminamos limitando esta capacidad de innovar. Se debe buscar un sistema equilibrado que aproveche también lo mejor del ser humano. 

El ingenio humano y la creatividad siempre serán necesarias, así como la principal marca genética de nuestra humanidad, la de delinear nuestro pasado, expresar nuestro presente y mirar hacia el futuro de otra manera, y solo mediante el uso adecuado de los datos se abrirán las oportunidades y la solución frente a los desafíos presentes y futuros.


Durante Andicom 2021 conversamos con Carlos Díaz, vicepresidente de Data para el norte de América Latina en Keyrus, una empresa francesa que recientemento adquirió a la colombiana ITPerforma, de la que Díaz es CEO. Con él hablamos de dicha adquisición, así como de su charla sobre Humanización de los Datos realizada en el congreso TIC más reconocido de América Latina, y sobre otros temas relacionados con la Transformación Digital de las empresas.

Keyrus es una consultora internacional especializada en Inteligencia de Datos y Transformación Digital, dedicada a ayudar a las empresas a mejorar su rendimiento, facilitar y acelerar su transformación y generar nuevos motores de crecimiento y competitividad.


Imagen principal: Kampus (Pexels).