«Sigue las instrucciones y participa», es una frase habitual en los mensajes que circulan en redes sociales promoviendo concursos. Un día apareció una respuesta que decía «no la puedo ver», y no por un error o una falla de conectividad, sino porque se trataba de una persona con discapacidad visual. ¿No puede participar? En ese caso la marca se excusó y le describió la imagen, pero ciertamente no es lo habitual.

Con la creación del contenido accesible –al que todos puedan acceder–, aún existe una gran deuda. Y es que hay que tumbar el mito de las poblaciones minoritarias, pues según la Organización Mundial de la Salud, en el mundo hay más de 100 millones de personas en condición de discapacidad. Son la minoría más grande del mundo, el 15% de la población mundial, y son ignorados en muchos casos.

La OMS también estima que hay aproximadamente 1.300 millones de personas viven con alguna forma de discapacidad visual. ¿Qué estamos haciendo para ofrecerles contenido accesible también a ellas?

Entendiendo Internet como una herramienta democratizadora, resulta contradictorio el que los generadores de contenido no siempre tomen en cuenta a esta población (nos incluimos), por eso hay que ir del dicho al hecho y compartimos algunas pautas básicas para generar contenido accesible en sitios web y redes sociales. De paso nos comprometemos a mejorar en este aspecto.

Agregar estas opciones permitirá que los lectores de pantalla, como VoiceOver, puedan describirles todo lo que hay en esta y otras plataformas. En Colombia, a través de ConverTIC se puede descargar de manera gratuita el lector de pantalla Jaws y el magnificador ZoomText, que le permite a esta población usar un computador y navegar en Internet. Y si desea saber qué tan accesible es su sitio Web, puede correr algún test como ‘Web Accesibility’ (a propósito, Impacto TIC está a un 77%).

El sitio incluye intérprete de lenguaje de Señas.

Un ejemplo reciente es la nueva página de la Alcaldía de Bogotá, que se lanzó el 17 de mayo de 2019 (Día de Internet) y es el resultado de años de trabajo. Para su desarrollo se involucró a la ciudadanía, con personas de diferentes orígenes y características.

Precisamente uno de los puntos más destacados de esa página es la navegación por roles, que incluye mujeres, niños y niñas, población LGBTI, personas mayores, personas en situación de discapacidad, migrantes, vendedores informales, emprendedores, raizales, afros e indígenas, entre otras poblaciones. En este hilo Renata Cabrales explica el proceso detrás de la creación de este sitio web incluyente:

Ahora sí, algunas pautas que cualquier usuario, negocio o institución pueden tener en cuenta para generar contenido accesible:

Accesibilidad en Facebook

La pauta general siempre será agregar tanto contenido descriptivo como sea posible, especialmente si de imágenes se trata. Hay que describir el contenido para que los asistentes de navegación le permitan al usuario disfrutar del contenido.

Explica que el texto alternativo (información de Facebook sobre el texto alternativo) emplea tecnología de reconocimiento de objetos para crear una descripción de una foto, y el español es uno de los idiomas que lo admite.

Adicionalmente Facebook ofrece pautas para quienes ya usan algún tipo de asistente de navegación. Así las cosas, indica algunos métodos abreviados del teclado para navegar en la red social.

Accesibilidad en Twitter

Las plataformas usualmente tienen centros de ayuda con información útil (enlace al centro centro de ayuda de Twitter) sobre temas específicos. En esta plataforma recomiendan usar la opción de ‘añadir una descripción’ a la hora de publicar fotos. Primero deberá habilitar esta posibilidad en la configuración de su cuenta y luego al postear cada foto agregar una descripción.

Accesibilidad en la Web

Crear contenido accesible para Internet es una tarea ardua e implicaría más gente para su creación. Un gran ejemplo en Colombia es la página del Instituto Nacional de Sordos (Insor) que para cada contenido cuenta con un video en lenguaje de señas. Sin embargo, en el día a día se pueden ir mejorando prácticas, con acciones sencillas, para brindar contenido más accesible.

La misma Web Accesibility publica, en inglés, pautas para tener un sitio accesible. Por otro lado, la Fundación y del Seminario Iberoamericano sobre Discapacidad y Accesibilidad en la Red (SIDAR) ofrece un completo documento con pautas para generar contenido accesible en la Web, de las cuales extraemos algunas básicas para ejecutar en cualquier sitio:

  • La información y los componentes deben ser presentados a los usuarios para que ellos puedan percibirlos. Por ejemplo, si hay un hipervínculo debe ser visible (en otro color o subrayado) y descrito.
  • El texto alternativo debe estar siempre enriquecido, es importante proporcionar todas las herramientas posibles para que el contenido no textual sea comprendido, y que este se pueda convertir a otros formatos que las personas necesiten, tales como textos ampliados, braille, voz, símbolos o en un lenguaje más simple.
  • El contenido debe ser navegable. Hay que proporcionar los medios necesarios para ayudar a los usuarios a navegar, encontrar contenido y determinar dónde se encuentran. Por eso es importante organizar el contenido, aprovechar los recursos para navegar secuencialmente, por ejemplo, que hayan listas, intertítulos y demás. Dentro de los contenidos también se recomienda el uso de los encabezados y etiquetas describan el tema o propósito (no solo como opción de SEO).
  • Aunque parece evidente, elegir un único idioma es fundamental para que sean legibles. Si en un mismo texto se mezclan palabras de diferentes idiomas, puede ser incomprensible para los lectores de pantalla y de paso para el usuario.  De igual manera hay que tener cuidado con las palabras inusuales y las jergas, que no siempre pueden ser identificadas o traducidas a lenguaje de señas, por ejemplo.

A la hora de guardar imágenes, videos o audios, elija un nombre que le de información a estas personas. Si la imagen se llama ‘93871210.jpg’, o si viene de un banco de datos con un título genérico en inglés un es inútil y discrimina.

así funciona el texto alternativo para hacer el contenido accesible

La accesibilidad en Internet es un tema amplio y en constante evolución, por lo cual hay que estar actualizándose siempre para poder generar los cambios que sean necesarios e incluir a tanta población como sea posible.

En Impacto TIC nos comprometemos a mejorar en este tema, tanto en los contenidos del sitio web, como en las publicaciones a través de las diferentes redes sociales.

Foto: Max Pixl (CC).