Cómo comer más saludable y con menos químicos y sustancias dañinas que afectan la salud son tendencias de los últimos tiempos que cada vez ganan más fuerza. Pero se ha asociado la alimentación saludable a los lujos, cuando esta podría ser la ‘nueva normalidad’. 

De otro lado, la historia de debates en relación con la actividad campesina –que no es nueva– vuelve a tomar relevancia en un momento histórico único: pandemia, que evidencia lo esencial de esa labor. ¿Cómo apoyar a los campesinos y pequeños productores y de paso tener una alimentación saludable?

Aquí el emprendimiento está aportando mucho. El emprendimiento, bien sea entendido como una mentalidad o como una actividad. Desde las ciudades, las fincas, los cultivos y otros espacios (en diferentes partes del país) se está viendo un interesante movimiento de emprendimientos que acercan el campo colombiano con los consumidores (clientes) finales, bien sea desde WhatsApp, Instagram, Facebook o un comercio electrónico formal en un sitio web. 

La dinámica de los productores del campo se limitaba a ciertos espacios físicos, como mercados dominicales, plazas de mercado o restaurantes locales. Con la pandemia y el confinamiento, esos puntos de venta se paralizaron. Para buscar otras formas, algunos de los productores comenzaron a migrar a los espacios digitales, y allí encontraron una forma de vender y también de trabajar en red, colaborando con otros, así como de conectar con sus clientes y de hacer pedagogía sobre temáticas del campo.

En Colombia hay muchos emprendimientos, pero por lo general la conversación se centra en algunos, los establecidos o los que tienen un capital que los respalde. Por eso, en Impacto TIC hicimos un sondeo buscando esas iniciativas que buscan solucionar problemas (como los mencionados previamente), usando herramientas digitales y que cumplan sus promesas (de calidad, servicio, precios y las demás que hagan). Tuvimos una muy productiva cosecha de emprendimientos que llevan los alimentos, productos y actividades del campo a los hogares.

1. El Club de las Frutas

Aunque la historia comenzó en 2017, luego de todo tipo de experiencias, errores y aprendizajes, El Club de las Frutas enfocó su trabajo en los productos derivados de las frutas de Colombia (pulpas, deshidratados, pastelería y otras presentaciones). Por un lado, están en la misión de que las personas conozcan la diversidad de frutas que existen en Colombia (son más de 40), mientras que trabajan en una problemática, el desperdicio de frutas en el país. Su misión está alineada con algunos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), como producción y consumo responsable.

Desde 2019 funciona como un market place; esto quiere decir que tienen su tienda virtual en la que los usuarios hacen sus pedidos. Un diferencial importante es que la atención se hace de manera personalizada (a través de WhatsApp), no hay automatización y sí un equipo humano que da soporte y servicio. Cobertura: Bogotá y Sabana.

2. Rhaika Futuro Natural

Este emprendimiento está ubicado en Cota (Cundinamarca) y se enfoca en crear experiencias de cultivo para entornos urbanos, como una apuesta por la construcción de un nuevo futuro. «Vivimos en un mundo altamente tecnológico y a la vez natural. Paradójicamente, parecen 2 realidades completamente opuestas, una dicotomía entre lo tangible y lo intangible, entre lo orgánico y lo artificial. Pero estamos inmersos en la misma realidad, y en el medio de esta dicotomía, se esconden las pistas de nuestro futuro», explican sus fundadores, Estefania Vega y Julián Diosa. Tiene diferentes propuestas relacionadas con el consumo sostenible, la seguridad alimentaria y la agricultura escolar (formación). Ofrece, por ejemplo, kits de huerta en casa (en diferentes tamaños).

Por el momento, los pedidos se hacen a través de WhatsApp, pero el emprendimiento sigue en crecimiento y anda consolidando la oferta en su nuevo sitio web.

4. ComproAgro

Este es uno de esos emprendimientos infaltables en cualquier listado de esta naturaleza. Nació de una familia de campesinos en Boyacá, madre e hija exactamente, que buscaban eliminar la intermediación. Es un medio de venta directa entre el campesino y el consumidor.

Por un lado, los productores con algo por ofrecer pueden registrarse y comenzar a vender, y de otro lado el consumidor pude revisar la extensa oferta y hacer su selección. Este emprendimiento ha pasado por la iniciativa del Ministerio TIC Apps.co, recibió inversión luego de su exitosa participación en Shark Tank Colombia, y es un referente en este sector. La oferta de ComproAgro es nacional, y la búsqueda se puede filtrar por departamento, municipio, categoría o producto. Sin embargo, hay ofertas especiales, como los mercados exclusivos en Tunja, Paipa y Duitama.

5. Huerta Don Iván

Es otro emprendimiento familiar de Cundinamarca (Tenjo), que ofrece frutas, verduras y derivados, con el sello orgánico. Son alimentos que vienen de una producción limpia, respetuosa del ecosistema y con un mensaje de vida saludable. Al igual que los alimentos, su crecimiento digital es orgánico, no hay inversión de pauta y de momento la operación es casera, con una oferta periódica.

La dinámica es similar a la de otros colegas emprendedores y productores: se envía la oferta de productos a las personas interesadas (con precios y cantidades), se toman pedidos los sábados y domingos (a través de WhatsApp e Instagram), los lunes se cosecha (de acuerdo con los pedidos, y procurando ofrecer alimentos realmente frescos) y los martes se hacen envíos a Bogotá y a Tenjo. El valor del domicilio a Bogotá es adicional (entre 5.000 y 10.000 pesos). Tip: es el miembro favorito, de este #TopDeImpacto, de varios integrantes del equipo Impacto TIC.

6. Mercado agroecológico campesino

Es una comunidad de productores que, por más de 8 años, han venido promoviendo el consumo y la siembra de alimentos buenos, limpios y justos desde el movimiento global Slow Food. La dinámica es simple: quien esté interesado en conocer sus productos les escribe, ellos toman pedidos en un tiempo determinado y posteriormente hacen los envíos. Funcionan en ciertas partes de Bogotá.

View this post on Instagram

✨Hoy estamos entregando! Y no podemos estar más agradecidos con la buena energía de quienes apoyan con su compra nuestra comunidad de productores. . 🔺En cada parada entregamos de todo un poco: Mercado fresco directamente de Fusagasugá, variedad de chocolates con cacao de Origen Tumaco, Putumayo; café y té de cacao de la Sierra Nevada de Santa Marta; panela Villetana; quesos madurados de Ubaté;  mermeladas vegetales; ajíes ahumados en polvo del Vaupés; lácteos y quesos de cabra; envoltorios reutilizables para conservar alimentos; chips de papas nativas; especias del Vichada; "leches" y quesos veganos, tamales vegetales; mieles de San Juan de Rioseco; panes-empanadas de quinua; aceite coco y viche de comunidades afro; cervezas de Sesquilé con Malta de quinua… . No los queremos provocar tanto, peeero… Es un mercado muy completo, diverso, delicioso y consciente con todos estos proyectos maravillosos 🌱🐌 . Quienes nos han descubierto recientemente y quienes llevan muuucho tiempo con nosotros, mil y mil gracias! . . 👉Escríbenos al cel 3122830140 para recibir toda la información sobre nuestras entregas semanales de Mercado y para encargarnos kits especiales para regalar . . . @slowfoodbogota @slowfood_international @chaia.co @vermeladas @vegetamales @bodubri @papa.pacho.lecheria @organicoslalulu @experienciaskume @bijaoenvoltorio @bia.aji @utopia_bio @miecodespensa @puntoverdevida

A post shared by Mercado De La Tierra #SlowFood (@magroecolo) on

8. Fruvi

De atención por WhatsApp, Instagram y tienda virtual (en sitio web), pasamos a las aplicaciones. Fruvi está disponible tanto en sistemas Android como iOS y sirve para mercar y comprar frutas y verduras. Ofrece la posibilidad de pago con tarjeta (llevan su datáfono) y, de igual manera, tiene pasarela de pago (con PayU). La cobertura está en desarrollo, funciona en ciertas partes de Bogotá, pero con planes de ofrecer cobertura total.

Este emprendimiento nos llegó por recomendación de una cliente feliz.

9. Trívoro

Esta aplicación móvil tiene detrás a Rafael Socarrás, emprendedor colombiano reconocido por ser el creador de otros emprendimientos como Mensajeros Urbanos. Trívoro es una tienda en línea de frutas, verduras, carnes y abarrotes, y no solo funciona como ‘app’, sino también desde el sitio web. Funciona en Bogotá.

10. Alianaza Hortofruticol del Sur

Desde Pasto (Nariño) también llegaron sugerencias. Este emprendimiento reúne la oferta de campesinos nariñenses, es una alianza de más de 8 años con la cual ofrecen calidad en frutas, verduras y hortalizas. A través de WhatsApp toman el pedido de los mercados y envían a domicilio.

11. EcoSensible

Desde el Verjón de Teusacá (Bogotá rural) surgió este emprendimiento de comercio electrónico (tiene su sitio web con su respectiva pasarela de pago) en el que se comercializan productos sostenibles, hechos por campesinos de esa zona y que, además, trae un componente cultural, educativo y ancestral. EcoSensible tiene cobertura en Bogotá.

12. Manifiesto Cacao

Este emprendimiento bogotano se enfoca en el chocolate, desde el grano a la barra. «Tenemos la visión rebelde de contagiar el poder de trabajar en equipo con nuestros agricultores, por eso nos comprometimos a atacar ineficiencias en la cadena al transformar deliciosos productos que dinamizan el comercio directo local, la integración vertical y la creación de relaciones de confianza».

Genera cadenas de valor con organizaciones y comunidades de pequeños productores rurales, construyendo capacidades técnicas y empresariales que resaltan lo mejor de la genética de cacaos en 5 diferentes regiones de Colombia. Manifiesto Cacao funciona desde 2009 y en este recorrido ha sido reconocida por su responsabilidad ética integral en el trabajo con las comunidades cacaoteras.

13. Compra Orgánico

Es un grupo de agricultores y amantes de la naturaleza que creen en la importancia de cuidar el medio ambiente, los trabajadores del campo y el cuerpo. A través de Compra Orgánico, un comercio electrónico, ofrecen productos orgánicos certificados. Cuentan con más de 20 años de experiencia en el manejo de cultivos orgánicos y están asociados con 14 fincas , 50 agricultores y más de 100 trabajadores en el país. Anualmente renuevan sus certificaciones, como el sello Ecocert.

Hacen entregas los martes, los jueves y los sábados. Reciben todos los medios de pago, usan la pasarela de pago es Wompi (una solución de Bancolombia que permite pagar con tarjetas de crédito y Pago seguro –PSE–); también ofrecen la opción de transferencia. La cobertura es: Bogotá (desde la calle 13 hasta la 220 entre la circunvalar y la avenida Cali ), Chía ,Cajicá y Cota . 

14. Tu Plaza Colombia

Desde Cali aparece este emprendimiento. También busca que las personas puedan disfrutar de alimentos frescos, cultivados responsablemente y que de esta manera puedan facilitar que los pequeños productores comercialicen su cosecha de manera justa. Una característica es que, a diferencia de otros, requiere de un pedido mínimo de 35.000 pesos; la cobertura es en la capital del Valle del Cauca.

Tu Plaza Colombia cuenta con un formulario de inscripción para los productores que quieran sumarse y mueve el mensaje: #AguanteAlAgroColombiano

15. Plaz Mercado

Y para el cierre, una aplicación que ofrece frutas, verduras, especias, hierbas y mieles de productores colombianos, directamente a cada hogar. Las compras se hacen en la aplicación de Plaz Mercado y su cobertura en Bogotá va desde la Calle 26 hasta la calle 193 y desde los cerros orientales hasta la Avenida Boyacá.

Plaz Mercado fue fundada por Juan Pablo Pineda, Felipe Pineda, Daniel Navarro y Sara Illidge, y su foco es entregar los productos en máximo 25 horas después de ser cosechados.