fbpx

Wi-Fi 6E explicado: cuáles son las ventajas de este nuevo estándar de conectividad inalámbrica

Pocas tecnologías han tenido tanto impacto en nuestra conectividad como lo ha tenido Wi-Fi. Después de todo, en gran medida es gracias a Wi-Fi que podemos utilizar nuestros dispositivos sin tener que estar atados a ningún cable o sin depender necesariamente de un plan de datos.

Dentro de estos dispositivos se incluyen algunos importantes, como teléfonos inteligentes, televisores, consolas de videojuegos, parlantes inteligentes, entre muchísimos otros.

Así como las nuevas redes 5G traen mejoras más allá de la velocidad, tales como una menor latencia o una mayor estabilidad en la conexión, los nuevos estándares Wi-Fi 6 y 6E están enfocados principalmente a poder conectar más dispositivos sin sacrificar estabilidad o velocidad de conexión. Los dispositivos conectados llegaron a 22.000 millones en 2018, y este número podría crecer hasta 38.000 millones para 2025.

Conectar tantos dispositivos es, en primer lugar, una tarea gigantesca, y en segundo lugar una tarea necesaria para poder impulsar la conectividad a nivel global. Desde MediaTek la tarea va por lado y lado, diseñando no solamente los chips de los enrutadores (o routers), sino también los módems que van a parar a teléfonos, televisores e incluso portátiles, habilitados para estas tecnologías.

¿Qué son Wi-Fi 6 y 6E?

Pero entonces, ¿qué son Wi-Fi 6 y 6E?. Y, más curioso aún, ¿qué pasa con las 5 versiones anteriores? Wi-Fi 6 –u 802.11ax, si queremos ser técnicos– es el nuevo estándar para conexiones inalámbricas que nosotros conocemos como Wi-Fi. Esta nueva versión es compatible con los estándares anteriores, como Wi-Fi 5 y Wi-Fi 4. Wi-Fi 6E, además, mejora las capacidades de Wi-Fi 6, pero extendiendo su espectro a la frecuencia de 6 GHz.

En el terreno de Wi-Fi, existen 2 espectros principales por los que se distribuye la señal. El primer espectro se llama 2,4, y su nombre viene precisamente de la frecuencia de 2,4 GHz que utiliza la red. El segundo espectro se distribuye en la frecuencia de 5 GHz. El espectro de 2,4 GHz es el más ampliamente usado debido a su gran alcance y velocidades decentes, pero su uso masivo puede generar congestión en las redes inalámbricas.

Precisamente por esta congestión es que, en ocasiones, nuestros dispositivos detectan una señal de Wi-Fi débil incluso cuando el enrutador está cerca. Expandir el rango a 5 GHz permite tener conexiones más estables y veloces, y precisamente esa es la misma meta de Wi-Fi 6E con la expansión hacia la nueva frecuencia de 6 GHz.

Imagen: MediaTek

¿Y los estándares anteriores?

En este orden de ideas, ni Wi-Fi 6 ni 6E significan una nueva forma de conectarnos, sino que representan un mejoramiento del protocolo para hacer las conexiones más estables y que dispositivos como enrutadores puedan conectar más elementos más eficientemente. Wi-Fi 6E es un estándar nuevo, pero en el que MediaTek ya cuenta con certificación para fabricar enrutadores y chips módem para dispositivos.  

Wi-Fi 6 es una continuación del estándar anterior, pero difícilmente escuchamos hablar sobre Wi-Fi 5. Esto se debe principalmente a que la Wi-Fi Alliance –la entidad encargada de mantener el estándar– cambió la forma en la que se enumeran las nuevas versiones. Anteriormente, las versiones de Wi-Fi se diferenciaban simplemente con letras después de un número.

El estándar de Wi-Fi en la IEEE –Institute of Electrical and Electronics Engineers en inglés– es 801.11, y a esto se le complementa con una letra al final. Wi-Fi 5, por ejemplo, es 802.11ac, y Wi-Fi 4 es 802.11n. Como es de suponer, esta nomenclatura no es fácil de entender para los usuarios, además de no indicar en un primer vistazo cuál es la versión nueva y cual la antigua.

Acá vale la pena decir que, si bien Wi-Fi 6 es compatible con Wi-Fi 5 y 4, Wi-Fi 5 y 4 no son compatibles con 6. En otras palabras, Wi-Fi 6 y 6E requieren de un nuevo enrutador y también de dispositivos capaces de recibir estas señales.

Las ventajas de un futuro conectado

Aunque no solamente enfocado en la velocidad, Wi-Fi 6 es mucho más rápido que Wi-Fi 5. En promedio, Wi-Fi 6 y 6E son un 30 % más rápidos que Wi-Fi 5. En teoría, Wi-Fi 6 tiene un tope de descarga de 9,6 Gb/s, que es mucho mayor a los 3,5 Gb/s de Wi-Fi 5. Sin embargo, cuando tenemos en cuenta que la señal de Wi-Fi tiene que atravesar paredes, electrodomésticos y además otras señales Wi-Fi de vecinos, seguramente estaremos lejos de estas velocidades teóricas.

De acuerdo con MediaTek, los dispositivos con Wi-Fi 6 y compatibles con Wi-Fi 6E ofrecen ventajas como menor latencia y capacidad adicional para tener más dispositivos conectados simultáneamente. El espectro de 6 GHz, dado que es nuevo, significa también que es un pedazo de la red que no está congestionado y que ofrece mucha más estabilidad que con estándares anteriores.

Y aunque parezca que estamos hablando hacia futuro, lo cierto es que Wi-Fi 6 y 6E son una realidad y ya existen varios dispositivos que los implementan. Compañías como Asus han optado por chips Wi-Fi 6 de MediaTek para sus computadores portátiles debido a las implementaciones eficientes, confiables y que trabajan bien incluso bajo los aspectos más demandantes.

De la misma forma, fabricantes de enrutadores para uso residencial como D-Link y TP-Link han optado por la plataforma MT7915 de MediaTek para entregar velocidades inalámbricas de hasta 1,2 Gbps. Más recientemente, Samsung y MediaTek introdujeron el primer televisor 8K del mercado con conexión Wi-Fi 6E.

Wi-Fi es una tecnología muy importante en el ecosistema digital actual, y esto no podría ser posible sin soluciones confiables como las que MediaTek ha implementado en toda su línea de productos. Todo con el objetivo de llegar a un futuro conectado y eficiente.

Imagen principal: Stephen Phillips – Hostreviews.co.uk en Unsplash

Sebastián Romero Torres
Filósofo de formación y geek empedernido. Amante de los videojuegos, la tecnología, la música y el espacio.

Contenidos relacionados