fbpx

Argentina, un mercado móvil robusto con gran potencial de seguir creciendo

En la última década, Argentina se ha convertido en un referente regional en cuanto a conexiones y suscripciones móviles. Esto se debe, en gran medida, a una gran inversión por parte del gobierno y de otras lideradas por los operadores móviles. Mucha de esta inversión está fundamentada en la búsqueda por una digitalización que sea transversal al mercado y las políticas.

La inclusión digital continúa siendo uno de los pilares de desarrollo no solamente en Argentina, sino también en toda la región latinoamericana. Al igual que otros países vecinos, Argentina debe lidiar no solo con los retos técnicos, sino además con características geográficas y meteorológicas que convierten esta expansión en un desafío mucho más grande. 

Máxima cobertura móvil con migración a 4G

Según un reporte de autoría de los operadores argentinos y avalado por la GSMA –GSM Association–, titulado ‘¿Qué debe incluir la política pública del próximo presidente para integrar completamente a Argentina a la economía digital?’, la cobertura en el país llegó a un 95 % de la población para finales del año 2019. Este nivel está muy por encima del promedio regional, que apenas llega al 68 % según el último reporte de la misma GSMA. La mayor parte de este crecimiento ha ocurrido en la última década, principalmente por el objetivo fijado por los operadores para llegar al 90 % en 2019.

Pese a que la cobertura es robusta, Argentina está rezagada en cuanto a las conexiones 4G, especialmente si se compara con vecinos como Chile y Uruguay. Para 2019, las conexiones 4G representaban apenas el 56 % en el país, con 3G detrás y teniendo todavía un 23 % de participación, pese a ser una tecnología anterior y con varias características inferiores a 4G.

Imagen: GSMA

Por su parte, el gobierno nacional ha impulsado iniciativas para reducir la brecha digital en territorios como el archipiélago Tierra del Fuego y llegar a ciudades remotas, como es el caso de Ushuaia.

Hernán Descalzi. Imagen: Cortesía MediaTek

“Cuando ves a Argentina, la gran mayoría del país es muy plano (con la excepción de la cordillera); también se tienen bastantes montañas y es más difícil de llegar”, dice Hernán Descalzi, gerente de MediaTek para el cono sur de América Latina. “Obviamente eso trae una inversión más alta en el despliegue de la redes, pero es más una cuestión de tiempo”. Es decir que incluso con desafíos de geográficos, la tecnología móvil tiene el potencial de llegar a sectores muy remotos.

La ya mencionada inversión en 4G tiene el potencial de hacer crecer la conectividad 4G hasta el 75 % en 2025, con 3G bajando drásticamente hasta el 12 % e incluso la red 5G de última generación logrando ganar un 7 % de conexiones. De hecho, según el Ente Nacional de Comunicaciones –Enacom–, existen 120 accesos móviles por cada 100 habitantes, lo que casi llega a convertirse en una saturación del mercado.

Esta misma tendencia se nota no solamente en las conexiones, sino también en el mercado de los teléfonos móviles. La adquisición de teléfonos sigue en aumento en el país, y tiene programado llegar hasta los 35 millones para el año 2025.  

Samsung lidera el mercado actual

En cuanto a los teléfonos del mercado argentino, uno de los elementos prevalentes es la dominancia que tiene Samsung en todo el país (como lo tiene en la mayor parte de la región, según señala Descalzi). Algunos de sus equipos más recientes, como el Galaxy S21, están dentro de los más vendidos, pero en muchos casos también estamos hablando de equipos que no son necesariamente topes de gama, pero que incluyen toda la conectividad.

Imagen: Statista

Precisamente en este panorama es que se pueden ber ver equipos tremendamente populares, como el Samsung A31 o el Motorola Moto E6, ambos con chips MediaTek de la serie Helio. Con esto en mente, y teniendo en cuenta que apenas en el 2021 se han empezado a implementar soluciones 5G, la gran mayoría de los equipos comercializados no tienen conectividad con la nueva generación de redes.

Este crecimiento en la adopción de teléfonos inteligentes también ha aumentado el pronóstico de la GSMA. Según esta entidad, la adopción de teléfonos crecerá de un 65 % en 2019 hasta un 77 % en 2025. Curiosamente, incluso con esta tendencia a subir, Argentina se encuentra rezagada frente a países como Colombia y Brasil, en donde la adopción para 2025 será de 81 % y 85 % respectivamente.

Respecto a 2020, sin duda ha sido un año diferente y que ha traído un aumento en la demanda de teléfonos, Hernán Descalzi, de MediaTek, aseguró: “Hubo un cambio importante el año pasado que hizo que los números subieran, aumentando tanto la penetración como la venta de celulares. Cada país crece a su manera”.

Más allá de las cifras, Argentina es un mercado con potencial para crecer bastante en los próximos años. De la misma forma que se ha llegado a cubrir el 95 % de la población, la inversión en redes móviles por parte de gobierno y operadores móviles tiene el potencial para mejorar la economía del país.

Los operadores sostienen que, en términos regionales, un aumento del índice de digitalización de 1% resultaría en un incremento de 0,32% en el PIB, de 0,26 % en la productividad laboral, y de 0,09 % en la contribución de las TIC a la productividad laboral. Las conexiones móviles representan un potencial importante para llegar a esas metas de digitalización.

Este potencial se vuelve mucho más importante cuando tenemos en cuenta el advenimiento de 5G en la región y las oportunidades gigantescas que representa para la conectividad argentina. Los consumidores y fabricantes se han adelantado a tecnologías como 4G y 5G, y ahora se necesita de una infraestructura adecuada que garantice la digitalización argentina.

Imagen principal: Fernando Távora en Unsplash

Sebastián Romero Torres
Filósofo de formación y geek empedernido. Amante de los videojuegos, la tecnología, la música y el espacio.

Contenidos relacionados